Páginas vistas en total

lunes, 29 de abril de 2013

Los signos y síntomas de los trastornos del espectro autista


Los signos y síntomas de los trastornos del espectro autista

Tanto en niños como en adultos, los signos y síntomas de los trastornos del espectro autista incluyen problemas con las habilidades sociales, el habla y el lenguaje, y actividades e intereses restringidos. Sin embargo, hay enormes diferencias en lo que respecta a la gravedad de los síntomas, sus combinaciones, y los patrones de comportamiento.

Tenga en cuenta que sólo porque su hijo tiene algunos síntomas parecidos al autismo, no significa que él o ella tiene un trastorno del espectro autista. Los trastornos del espectro autista se diagnostican con base en la presencia de múltiples síntomas que alteran la capacidad del niño para comunicarse , establecer relaciones, explorar, jugar y aprender.

Los signos y síntomas de los trastornos del espectro autista: habilidades sociales

La Interacción social básica puede ser difícil para los niños con trastornos del espectro autista. Los síntomas pueden incluir:

  • Lenguaje inusual o inapropiado en  los gestos y las expresiones faciales (por ejemplo, evitar el contacto con los ojos o el uso de expresiones faciales que no coincida con lo que él o ella está diciendo).
  • La falta de interés  en compartir intereses o logros con  otras personas  
  • Improbable que se acerque  a los demás o para perseguir la interacción social, viene a estar distante e indiferente; prefiere estar solo.
  • Dificultad para entender los sentimientos de otras personas, reacciones, y las señales no verbales.
  • La resistencia a ser tocado.
  • Dificultad de hacer amigos con niños de la misma edad.


Los signos y síntomas de los trastornos del espectro autista: habla y el lenguaje

Problemas con el habla y la comprensión del lenguaje son un signo revelador de los trastornos del espectro autista. Los síntomas pueden incluir:

  • Retraso en aprender a hablar (después de los 2 años) o no hablar en absoluto.
  • Hablando en un tono anormal de la voz, o con un ritmo extraño o el tono.
  • Repetición de palabras o frases una y otra vez sin intención comunicativa.
  • Dificultad para comenzar una conversación o mantenerla en funcionamiento.
  • Dificultad para comunicar las necesidades o deseos.
  • No entiende simples declaraciones o preguntas.
  • Tomando lo que se dice demasiado literalmente, la ironía y el sarcasmo.

Los signos y síntomas de los trastornos del espectro autista: comportamiento restringido y el juego

Los niños con trastornos del espectro autista a menudo se comportan de forma  rígida, e incluso obsesiva en sus comportamientos, actividades e intereses. Los síntomas pueden incluir:

  • Movimientos corporales repetitivos (aleteo, balancearse, girar) moviéndose  constantemente.
  • Apego obsesivo a los objetos inusuales (gomas, llaves, interruptores de luz).
  • La preocupación por un tema específico de interés, a menudo con números o símbolos (mapas, placas de matrícula, estadísticas deportivas).
  • Una fuerte necesidad de la igualdad, el orden y rutinas (por ejemplo, , sigue un horario rígido). Se enoja por el cambio en su rutina o el medio ambiente.
  • Torpeza, postura anormal, o de formas extrañas de movimiento.
  • Fascinado por los objetos giratorios, piezas en movimiento o partes de juguetes (por ejemplo girar las ruedas de un coche de carreras, en lugar de jugar con todo el coche).

¿Cómo juegan los niños con trastornos del espectro autista

Los niños con trastornos del espectro del autismo tienden a ser menos espontáneos que los otros niños. Los niños autistas a menudo parecen desinteresados ​​o no tienen conocimiento de lo que está pasando a su alrededor. También muestran diferencias en la forma de jugar. Pueden tener problemas con el juego funcional, o el uso de los juguetes que tienen un uso básico destinado, como las herramientas de juguete o juego de cocina. Por lo general, no "juegan a la fantasía," participan en juegos en grupo, imitan a otros, o usan sus juguetes de forma creativa.

 FUENTE:HELPGUIDE.ORG.

Signos y síntomas de los trastornos del espectro autista


Signos y síntomas de los trastornos del espectro autista relacionados

Si bien no forma parte de los criterios de diagnóstico oficiales de autismo, los niños con trastornos del espectro autista a menudo sufren de uno o más de los siguientes problemas:

  • Problemas sensoriales - Muchos niños con trastornos del espectro autista o bien no reaccionan o reaccionan de forma exagerada a los estímulos sensoriales. A veces  puede ignorar a la gente que habla con ellos, hasta el punto de parecer sordo. Sin embargo, en otras ocasiones pueden verse afectados por incluso los sonidos más suaves. Ruidos repentinos, como el timbre del teléfono pueden ser perturbadores, y pueden responder cubriendose las orejas y haciendo ruidos repetitivos para ahogar el sonido infractor. Los niños con autismo tienden a ser muy sensibles al tacto y la textura. Pueden estremecen con una palmadita en la espalda o la sensación de cierta tela contra la piel.
  • Las dificultades emocionales - Los niños con trastornos del espectro autista pueden tener dificultades para regular sus emociones y expresarlas adecuadamente. Por ejemplo, su hijo puede comenzar a gritar, llorar o reír histéricamente, sin razón aparente. Cuando estamos estresados, él o ella puede presentar incluso comportamientos agresivos (romper cosas, golpear a otros). El Centro Nacional de Diseminación de Información para Niños con Discapacidades también toma nota de que los niños autistas pueden permanecer imperturbables ante peligros reales, como vehículos en movimiento o alturas, sin embargo, pueden estar  aterrorizados por objetos inofensivos, como un animal de peluche.
  • Habilidades cognitivas desiguales - Los trastornos del espectro autista se producen en todos los niveles de inteligencia. No es sorprendente que las habilidades verbales tienden a ser más débiles que las habilidades no verbales. Además, los niños con trastornos del espectro autista suelen hacer bien  tareas de memoria inmediata o habilidades visuales, mientras que las tareas que involucran el pensamiento simbólico o abstracto es más difícil.

Habilidades”Savant”” en los trastornos del espectro autista

Aproximadamente el 10% de las personas con trastornos del espectro autista tienen habilidades especiales como las de  Dustin Hoffman que  interpretó en la película Rain Man . Las habilidades más comunes involucran cálculos matemáticos, habilidades artísticas y musicales, y las hazañas de memoria. Por ejemplo, un sabio autista puede ser capaz de multiplicar números grandes en su cabeza, hacer  un concierto de piano después de escucharlo una vez, o memorizar rápidamente mapas complejos.

Obtener un diagnóstico de trastorno del espectro autista

El camino para un diagnóstico de autismo puede ser difícil y requiere mucho tiempo. De hecho, suele ser de 2 a 3 años después de que los primeros síntomas del autismo se reconocen. Esto se debe en gran parte a las preocupaciones sobre etiquetado o diagnosticar incorrectamente al niño. Sin embargo, un diagnóstico de autismo también se puede retrasar si el médico no toma las preocupaciones de los padres en serio o si la familia no pide asesoramiento a los profesionales de la salud que se especializan en los trastornos del desarrollo.

Si usted está preocupado porque su hijo tiene autismo, es importante buscar un diagnóstico médico. La intervención temprana durante la etapa preescolar mejorará las posibilidades de su hijo  para superar su  retraso en el desarrollo.

El diagnóstico de los trastornos del espectro autista

Con el fin de determinar si su hijo tiene autismo, un trastorno del espectro autista relacionado, u otro trastorno del desarrollo, los médicos prestaran atención a la forma en que el niño socializa, se comunica y se comporta. El diagnóstico se basa en los patrones de comportamiento que seobservan.

Si le preocupa que su hijo tenga un trastorno del espectro autista ,pregunte a su médico de familia o pediatra para que lo remita inmediatamente a un especialista en autismo o a un equipo de especialistas para una evaluación completa. Dado que el diagnóstico de un trastorno del espectro autista es complicado, es esencial que usted cuente  con los expertos que tienen una formación y experiencia en esta área altamente especializada.

El equipo de especialistas implicados en el diagnóstico de su hijo puede incluir:

  • Los psicólogos infantiles
  • Psiquiatras infantiles
  • Los patólogos del habla
  • Los pediatras del desarrollo

  • Neurólogos pediátricos
  • Los audiólogos
  • Los fisioterapeutas
  • Maestros de educación especial




El diagnóstico de un trastorno del espectro autista no es un proceso breve. No hay ningún examen médico único que pueda diagnosticar de forma definitiva, son necesarias varias evaluaciones y pruebas.

Evaluar el trastorno del espectro autista
Entrevista con los padres - En la primera fase de la evaluación del diagnóstico, le dará a su médico información de fondo sobre la historia clínica, de desarrollo y de la conducta de su hijo. Si usted ha estado manteniendo un diario o tomando  notas sobre cualquier cosa que le preocupa, entregue esa información. El médico también querrá saber sobre el historial físico y mental médico de su familia.
Examen médico - La evaluación médica incluye un examen físico general, el examen neurológico, pruebas de laboratorio y pruebas genéticas. Su hijo se someterá a esta evaluación completa para determinar la causa de sus problemas de desarrollo e identificar las condiciones coexistentes.
Prueba de audición - Dado que los problemas de audición pueden provocar retrasos sociales y de lenguaje, tienen que ser excluidos antes  de que el trastorno del espectro del autismo se pueda diagnosticar. Su hijo se someterá a una evaluación audiológica formal, así como cualquier otra cuestión de audición o sensibilidad de sonido.
Observación - especialistas en desarrollo podrán observar a su hijo en una variedad de entornos en busca de comportamientos inusuales asociados con los trastornos del espectro autista. Pueden ver a su hijo jugar o interactuar con otras personas.
Detección de plomo - Porque el envenenamiento por plomo puede causar síntomas similares al autismo.

Dependiendo de su hijo y los síntomas y su gravedad, la evaluación diagnóstica también puede incluir voz, inteligencia, transformación social, la sensorial y la prueba las habilidades motoras. Estas pruebas pueden ser útiles no sólo en el diagnóstico de autismo, sino también para determinar qué tipo de tratamiento necesita su hijo:

  • Evaluación del habla y lenguaje - Un fonoaudiólogo evaluarán el habla de su hijo y las habilidades de comunicación en busca de signos de autismo, así como la búsqueda de cualquier indicador de alteraciones o trastornos específicos del lenguaje.
  • Las pruebas cognitivas - Su hijo se puede dar una prueba estandarizada de inteligencia o una evaluación cognitiva informal. Las pruebas cognitivas puede ayudar a diferenciar el autismo de otras discapacidades.
  • Evaluación del funcionamiento adaptativo- Su hijo puede ser evaluado por su habilidad para funcionar, resolver problemas y adaptarse en situaciones reales. Esto puede incluir la prueba de habilidades sociales, no verbal y verbal, así como la capacidad para realizar tareas diarias como vestirse o la alimentación de él o ella.
  • La evaluación sensorial-motor - Dado que la disfunción de integración sensorial a menudo co-ocurre con el autismo, y hasta puede confundirse con él, un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional puede evaluar la motricidad fina del niño, motricidad gruesa, y las habilidades de procesamiento sensorial.
FUENTE:HELPGUIDE.ORG.

Crear una conexión afectiva con su bebé/Desafios

 

 

Desafíos que hacen más difícil el crear una conexión afectiva con su bebé


Idealmente, crear una conexión afectiva progresa sin problemas y la conexión afectiva segura se desarrolla. Sin embargo, si usted o su bebé está lidiando con un problema que interfiere con su habilidad de relajarse y concentrarse el uno en el otro, la conexión afectiva puede ser retardada o interrumpida.

Desafíos en los bebés que pueden afectar la conexión afectiva


La mayoría de los bebés nacen listos para establecer una conexión con las personas que los cuidan. Pero a veces, los bebés tienen problemas que interfieren con su habilidad de crear una conexión afectiva segura. Estos incluyen:

  • Bebés con un sistema nervioso comprometido
  • Bebés que experimentaron problemas en el útero o durante el parto
  • Bebés con problemas de salud al nacer o una temprana edad
  • Bebés prematuros que pasaron tiempo en cuidados intensivos
  • Bebés que fueron separados de la persona principal que cuidaba de ellos al nacer
  • Bebés que han tenido una serie de personas encargadas de cuidarlos

Cuanto más  pronto sean identificados los problemas difíciles, será más fácil corregirlos. Para recibir ayuda puede acudir a su pediatra, a un especialista en salud mental infantil, o a alguien formado en la intervención temprana.

Desafíos en los padres que pueden afectar la conexión afectiva


Los padres que ellos mismos no tuvieron una conexión afectiva segura cuando eran bebés pueden tener dificultades estableciendo una conexión con sus bebés. Los desafíos que pueden interferir en su habilidad para crear una conexión afectiva con su bebé incluyen:

  • Depresión, ansiedad, u otros problemas emocionales
  • Problemas de drogas o alcohol
  • Altos niveles de estrés (debidos a problemas financieros, falta de apoyo, exceso de trabajo, etc.)
  • Antecedentes de una infancia caótica, de abusos o abandono
  • Vivir en un ambiente peligroso
  • Tener principalmente recuerdos negativos de sus propias experiencias de la infancia
FUENTE:HELPGUIDE.ORG.

Creando una Relacion Segura con su Bebe

Creating Secure Attachment - Spanish - SD from Helpguide.org on Vimeo.

domingo, 28 de abril de 2013

Los signos y síntomas de la discapacidad y los trastornos de aprendizaje


Los signos y síntomas de la discapacidad y los trastornos de aprendizaje

Si estás preocupado, no espere

Las dificultades de aprendizaje son muy diferentes de un niño a otro. Un niño puede tener dificultades con la lectura y ortografía, mientras que otro le encantan los libros, pero no puede entender las matemáticas. Otro niño puede tener dificultad para entender lo que otros dicen o comunicarse en voz alta. Los problemas son muy diferentes, pero son todos los trastornos del aprendizaje.

No siempre es fácil de identificar problemas de aprendizaje. Debido a las grandes diferencias, no hay un sólo síntoma o perfil que se puede ver como una prueba de un problema. Sin embargo, algunas señales de advertencia son más comunes que otros en las diferentes edades. Si usted es consciente de lo que son, usted será capaz de atrapar un trastorno del aprendizaje temprano y tomar rápidamente medidas para conseguir que su hijo le ayude.

La siguiente lista muestra algunas señales de alerta comunes de los trastornos de aprendizaje. Recuerde que los niños que no tienen problemas de aprendizaje pueden todavía experimentar algunas de estas dificultades en varias ocasiones. El tiempo de preocupación es cuando hay una irregularidad consistente en la capacidad de su hijo para dominar ciertas habilidades.

Signos y síntomas de problemas de aprendizaje preescolar

  • Problemas pronunciar palabras
  • Dificultad para encontrar la palabra correcta
  • Dificultad con las rimas
  • Dificultad para aprender el alfabeto, los números, los colores, las formas, los días de la semana
  • Dificultad para seguir instrucciones o rutinas de aprendizaje
  • Dificultad para controlar los crayones, lápices y tijeras o colorear dentro de las líneas
  • Problemas con botones, cierres, broches, aprender a atarse los zapatos

Edades 5-9- signos y síntomas de problemas de aprendizaje

  • Dificultad para aprender la conexión entre letras y sonidos
  • No es posible combinar los sonidos para formar palabras
  • Confunde palabras básicas en la lectura
  • Consistentemente escribe mal las palabras y hace frecuentes errores de lectura
  • Dificultad para aprender los conceptos básicos de matemáticas
  • Dificultad para decir la hora y recordar secuencias
  • Lento para aprender nuevas habilidades

Edades de 10 a 13- signos y síntomas de problemas de aprendizaje

  • Dificultades con la  comprensión lectora o las habilidades matemáticas
  • Problemas con las preguntas de la prueba de composición abierta y problemas de palabras
  • No le gusta Leer y escribir, evita la lectura en voz alta
  • Deletrea la misma palabra de manera diferente en un solo documento
  • Pobres habilidades de organización (dormitorio, tareas, escritorio es desordenado y desorganizado)
  • Problemas para seguir los debates en clase y expresar pensamientos en voz alta
  • Mala caligrafía

Prestar atención a los hitos del desarrollo puede ayudar a identificar problemas de aprendizaje

Prestar atención a las pautas del desarrollo normal de los niños pequeños y en edad preescolar es muy importante. La detección temprana de las diferencias de desarrollo puede ser una señal temprana de problemas de aprendizaje y los problemas que se detectan a tiempo pueden ser más fácil de corregir.

Un retraso en el desarrollo no puede ser considerado como un síntoma de un problema de aprendizaje hasta que su hijo es mayor, pero si usted lo reconoce cuando el niño es pequeño, se puede intervenir a tiempo. Usted conoce a su hijo mejor que nadie lo hace, así que si usted piensa que hay un problema, no se pierde nada de conseguir una evaluación. También puede pedirle a su pediatra  una gráfica Hitos del desarrollo.
FUENTE:HELPGUIDE.ORG

El pediatra de Atención Primaria y el TDAH/Atención a la comorbilidad del TDAH /Atención psicopedagógica y familiar en el TDAH/Artículos



II Curso Anual de la AEPap (noviembre 2004). Seminario sobre TDAH.
  • M. Fernández Pérez. El pediatra de Atención Primaria y el TDAH
    [PDF 911 KB] Formato PDF
  • C. Soutullo Esperón. Atención a la comorbilidad del TDAH por el pediatra de Atención Primaria. Bases de la entrevista psiquiátrica
    [PDF 1,65 MB] Formato PDF
  • D. Grau Sevilla. Atención psicopedagógica y familiar en el TDAH
    [PDF 826 KB]
Fuente:Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria

TDAH/INFORMACIÓN

SP 97-3572 publication cover
Trastorno Hiperactivo de Déficit de Atención


Introducción
Entendiendo el problema
blank box ¿Cuáles son los síntomas del ADHD?
¿Pueden estos síntomas ser producidos por cualquier otra condición?
¿Puede esta condición ser acompañada por otros trastornos?
¿Qué causa ADHD?
Consiguiendo ayuda
blank box ¿Cómo se identifica y se diagnostica el ADHD?
¿Cuáles son las opciones educacionales?
¿Qué tratamientos existen?
Sosteniendo la esperanza
blank box ¿El ADHD puede desaparecer con la edad o curarse?
¿Qué esperanzas ofrece la investigación?
¿Cuáles son otros recursos de información y apoyo?
| Página Inicial | Publicaciones en Español | Arriba |

FUENTE:Instituto de Salud Mental de EE.UU: Trastorno Hiperactivo de Déficit de Atención. Información en español sobre el TDAH, actualmente no disponible en la web oficial. [página web]

Las app que pueden ayudar al tdah



 

 

Las app que pueden ayudar al tdah


Cuando hablamos de App debemos saber que son programas informáticos gratuitos o de pago que realizan desarrolladores de software para diferentes plataformas. Las más conocidas son Google Play, Itunes y Marketplace, depende del sistema operativo y el dispositivo que utilicemos. Normalmente las App las solemos utilizar para smartphones, iphone, ipad y tablets. Estas App abarcan un abanico muy amplio de posibilidades y por ello son un instrumento a tener en cuenta. En este artículo me centraré en aquellas que pueden ser de utilidad para personas con tdah. Para hacerlo más sencillo de organizar haré un recorrido por cada sistema operativo.

Android

Para este sistema operativo podemos encontrar las siguientes App:
 
. Task Dash creada por Kreativsinn para Android e Iphone. Básicamente es un organizador de tareas, tú pones la tarea o tareas a realizar y el tiempo que tienes que invertir en cada una y el programa te avisa de que se te está acabando el tiempo y la tarea que a continuación tienes que realizar. Está en inglés y es gratuita. La puedes encontrar en https://play.google.com/store/apps/details?id=de.kreativsinn.dash&feature=search_result#?t=W251bGwsMSwxLDEsImRlLmtyZWF0aXZzaW5uLmRhc2giXQ..
. Behavior status diseñada por Mark Strawmyer para su hija Gracie y muchos más niños a los que les será útil. Es un semáforo el cual dispone de un calendario. En él ponemos por ejemplo colegio y las horas que ha estado el pequeño en él y luego se lo damos al niño para que mediante colores califique como se ha sentido. Dispone de un histórico. Es muy útil tanto para padres, como profesores y terapeutas ya que saben cómo se ha sentido el niño en un día en concreto a una hora concreta. Está en inglés y si tenéis Android la podéis tener de forma gratuita en http://www.appbrain.com/app/behavior-status/com.chrislbennett.behaviorstatus
Si disponéis de un iphone o ipad la tenéis gratis en http://www.appbrain.com/app/behavior-status/com.chrislbennett.behaviorstatus
. Attention Exercise de Racercar Labs es una aplicación gratuita de ejercicios sencillos para desarrollar la atención. Está en inglés y es gratuita. La tenéis aquí https://play.google.com/store/apps/details?id=com.racecarlabs.apps.android.attentionexercise&feature=search_result#?t=W251bGwsMSwxLDEsImNvbS5yYWNlY2FybGFicy5hcHBzLmFuZHJvaWQuYXR0ZW50aW9uZXhlcmNpc2UiXQ..


Iphone/Ipad

En su tienda Itunes podemos encontrar bastantes aplicaciones útiles como estas:
1. Bento for Ipad de FileMarker, Inc es una base de datos muy completa. Está en castellano y su precio son 7.99€. La podéis descargar de http://itunes.apple.com/es/app/bento-for-ipad/id363230518?mt=8
2. IQue de Infomato, Inc es un recordador de todos los datos que introduzcas en el: cumpleaños, aniversarios, citas, passwords, etc. El idioma utilizado es el inglés y es gratuita. La tenéis aquí http://itunes.apple.com/us/app/ique/id361223809?mt=8
3. Deskpad Office de Bluegrass Digital, Inc es una aplicación muy curiosa porque consiste en utilizar nuestro dispositivo como si fuese una pizarra de "post its". Se encuentra en inglés y cuesta 2.99€ en http://itunes.apple.com/es/app/deskpad-office/id363265659?mt=8
4. Pocket informant de Web Informant Solutions, Inc. Esta aplicación consiste en una agenda, calendario, administrador de citas. La podemos encontrar en castellano y tiene un precio de 6.99€. Para descargarla pulsad aquí http://itunes.apple.com/es/app/pocket-informant-hd-calendario/id380732176?mt=8
5. ADHD Organizer de Alex Harrington. Es un organizador de tareas. Está en inglés y actualmente cuesta 1.99€ y se encuentra aquí http://itunes.apple.com/ar/app/adhd-organizer/id436366972?mt=8
6. Take me to my car de Edar Sadikov. Es una aplicación muy graciosa porque por medio del Gps sabe dónde hemos aparcado nuestro coche. Incluso si lo hemos dejado en un aparcamiento y le ponemos a qué hora tenemos que ir a recogerlo nos avisa. Se encuentra en inglés y es gratuita. Si os interesa la podéis descargar de aquí http://itunes.apple.com/es/app/take-me-to-my-car/id288903235?mt=8
7. White noise de Tmsoft son un conjunto de sonidos relajantes que podemos usar cuando estamos muy estresados para aliviarnos un poco o incluso si sufrimos de insomnio nos ayudará a conciliar el sueño. Su precio son 1.99€, el idioma es el inglés y si os gusta la podéis encontrar aquí http://itunes.apple.com/us/app/white-noise/id289894882?mt=8&ign-mpt=uo%3D6
8. Forget de Infomato, Inc es un recordador de tareas parecida a Ique pero gratuita. El idioma que utiliza es el inglés y si queréis la podéis descargar de aquí http://itunes.apple.com/us/app/forget/id351079749?mt=8
9. ADD8 de Theappmen es una aplicación muy interesante porque está especialmente diseñada para personas con tdah. Sirve para ordenar la vida y también los pensamientos. Está disponible para Android y App Store. Si queréis saber más visitad esta página http://www.theappmen.com/




Windows Phone

También en este sistema operativo encontramos algunas cosas interesantes como:
1. Memory AdhdForge, es un juego de memoria. Consiste en hacer parejas de figuras geométricas. Lo encontramos en inglés y es gratuito. Si os gusta lo tenéis aquí http://www.windowsphone.com/es-ES/apps/1ca55778-5898-4730-85e9-d09a4e8bddc7
2. Pop AdhdForge, este juego consiste en explotar las pompitas de los típicos papeles de plástico acolchados que encontramos en muchos productos. Está en inglés y es gratuito. Si necesitáis desestresaros lo podéis descargar de aquí http://www.windowsphone.com/es-ES/apps/9b5cf0e2-6cd8-4baa-afac-5c07285b7aae
3.Colordoku AdhdForge es un juego tipo sudoku pero con colores. El idioma utilizado es el inglés, es gratuito y lo podéis tener aquí http://www.windowsphone.com/es-ES/apps/cb7f0a20-b55b-4a23-960d-3310a6a21d9c
4. Shapedoku AdhdForge otro sudoku pero esta vez con formas geométricas. Al igual que el anterior está en inglés, su precio es de 1.29€ y lo tenéis aquí http://www.windowsphone.com/es-ES/apps/fc901dd4-1481-4bac-a7d2-af37758841f8
5.Relax Melodies es una aplicación gratuita de música y sonidos relajantes los cuales los podemos combinar a nuestro antojo para hacer la melodía más agradable. Si os gusta la podéis descargar de aquí http://www.windowsphone.com/es-ES/apps/5db4553a-1446-47ee-8ea4-6dd43342a7ec


Por último me gustaría mostraros una nueva aplicación que se puede instalar en un pc, smartphone, iphone, ipad que se llama Understoodit. Es una aplicación para utilizarse en un aula en la cual el profesor y todos los alumnos tienen instalado dicho software en sus dispositivos. El profesor va explicando los conceptos y los alumnos en tiempo real pueden expresar si han comprendido lo que el docente les está explicando, o si por el contrario no lo entienden. ¿Por qué me parece muy interesante? Muchas veces las personas con tdah tienen miedo de expresarse en público, sobre todo si es sobre temas como si han comprendido algo que la mayoría han entendido. De esta forma, el mal rato de levantar la mano para decir "no lo entiendo" se evita y el profesor es consciente de qué alumno/s no están comprendiendo lo que él quiere explicarles.

Espero que os resulte útil este post, si conocéis otras app interesantes que puedan ayudar a personas con tdah dejad un comentario sobre ello y entre todos iremos agrandando la lista.

Un saludo www.comparte-tdah.com


Fuentes:

Disciplina positiva en niños con trastornos de conducta


 

Disciplina positiva en niños con trastornos de conducta

La disciplina positiva es un método que involucra a toda la familia y busca transmitir saberes y valores con bondad y firmeza, evitando caer tanto en el autoritarismo como en la sobreprotección. Los límites son demostrados con amor y comprensión para promover en los niños cualidades como la responsabilidad, el respeto y la autoestima, pilares para su futuro como miembros valiosos de la comunidad. Un reciente estudio asegura que los niños con trastornos del desarrollo que son criados desde esta perspectiva alcanzan una mayor independencia, mejores habilidades de lenguaje y una equilibrada vida emocional.


Basada en los postulados de los psicólogos austríacos Alfred Adler (1870-1937) y Rudolf Dreikurs (1897-1972), la disciplina o crianza positiva (DP, 1920) se desarrolló como un método que pudiera brindar a padres y pedagogos una alternativa de enseñanza superadora de la disciplina dura o punitiva que predominaba hasta el momento. Su objetivo principal era que los niños aprendiesen a cultivar la auto-responsabilidad, es decir, adquirir una conciencia guiada por su propia disciplina interna. Para Dreykurs, un niño con problemas de comportamiento es en realidad un niño desmotivado, que tiene que ser acompañado en un proceso de confianza y empatía. Ambos especialistas coincidían además en que el castigo arbitrario y las posturas autoritarias debilitan la conexión familiar necesaria para producir un cambio de conducta positivo, impidiendo que el niño pueda desarrollar auto-control y auto-disciplina.

Este método orientador de enseñanza afirma que las primeras intervenciones comienzan con el nacimiento: los lazos de unión y confianza que se forman cuando los padres responden afectuosa y positivamente a las necesidades de un bebé, ya entablan los cimientos de la confianza y una nueva manera de vivenciar la disciplina.
la DP es una metodología donde toda la familia adquiere un rol activo, ya que los niños aprenden con el ejemplo y los adultos deberán esforzarse para modelar acciones positivas dentro de la familia y en las interacciones con la comunidad.

Los investigadores encontraron que cuando las mamás y los papás utilizan la crianza positiva, sus hijos muestran una mayor independencia, mejores habilidades de lenguaje, una más equilibrada expresión emocional y una buena interacción social.
"En los hogares donde se aplica la crianza positiva, los síntomas y la gravedad de la discapacidad del niño son más propensos a disminuir con el tiempo. Las investigaciones realizadas han demostrado que cuanto más temprana y positiva es la crianza, mayor es el desarrollo del niño", afirmó Tim Smith, uno de los especialistas responsables del estudio, publicado en la publicación “Investigación en Discapacidades del Desarrollo” (Research in Developmental Disabilities).
.

Los problemas de la enseñanza punitiva
“De dónde sacamos la loca idea de que para que un niño se porte bien, primero tenemos que hacerlo sentir mal”, cuestiona Jane Nelsen, una de las principales promotoras del método. Para la disciplina positiva, inculcar miedo al niño no sirve para nada y genera sentimientos de vergüenza y humillación. Nelsen afirma que se ha demostrado que el miedo da lugar a un aumento del riesgo de comportamientos antisociales, abuso de sustancias y la delincuencia.
Otro de los peligros de la disciplina basada en el castigo señalados por este enfoque se sitúa en el maltrato físico o emocional. La “disciplina dura”, sólo enseñaría a los niños que la violencia es la única manera de resolver los problemas, además de poner en peligro la confianza en los padres y perjudicar el vínculo de apego.
Por el contrario, cuestionar las prácticas punitivas heredades, examinar las experiencias frustrantes de la propia infancia y ver cómo pueden estar influyendo negativamente en la crianza llevada adelante, es un signo de fortaleza y crecimiento personal para un padre, como también el buscar ayuda cuando no se sienten capaces de practicar una crianza positiva.

Para la especialista en DP Kathryn J. Kvols "los niños se comportan mal cuando se sienten desanimados o impotentes. Al utilizar métodos de disciplina que los hagan sentirse mal consigo mismo pierden su autoestima. No tiene sentido castigar a un niño que ya se está sintiendo mal a causa de un error”.
Criticar, desalentar, culpar, avergonzar utilizando el humor sarcástico o cruel, son otras maneras de utilizar la violencia y de igual manera sólo contribuyen con el retraimiento y el daño en la autoestima.
Claro que no se trata entonces de ceder al consentimiento, ya que la crianza permisiva lejos está de contribuir con la felicidad de los niños, que constantemente buscarán poner a prueba a sus padres sin lograr internalizar la verdadera autodisciplina.
El objetivo es encontrar ese punto medio o “fuerza suave”, guiada por una consciencia clara y amorosa que busca identificar y modificar las causas detrás de un comportamiento inadecuado, permitiendo a los niños explorar las consecuencias de sus decisiones y también los involucra en las soluciones.

La disciplina positiva plantea una serie de criterios a tener en cuenta para el desarrollo de relaciones de mutua consideración entre padres e hijos
-Respeto mutuo: Se puede ser firme y amable al mismo tiempo. Es importante saber desarrollar la empatía, la capacidad de ponernos en el lugar del niño para comprender y respetar sus pensamientos y sentimientos.
-Reubicar el foco: reconocer las razones por las cuales los niños hacen lo que hacen y trabajar para cambiar esas creencias, en lugar de simplemente intentar cambiar el comportamiento.
-Mejorar la comunicación: muchas veces los problemas que aparentan ser conductuales pueden encubrir un problema de comunicación. Se recomienda pasar tiempo a solas con el hijo todos los días.
- Comprender las posibles necesidades insatisfechas detrás de un mal comportamiento.
-Buscar una disciplina que enseñe, que se centre en soluciones en lugar de castigo.
-Evitar etiquetar y desmerecer tanto como las alabanzas. Utilizar la motivación.
-Proporcionar un entorno afectuoso, seguro y consistente para los niños.
-Permitir a los niños explorar las consecuencias de sus decisiones e involucrarlos en las soluciones.-Animar a los niños a la cooperación y a tomar la iniciativa manteniendo una visión solidaria de la vida.
- Hablar siempre con el niño antes de intervenir.
- No forzar disculpas.
Para los orientadores en disciplina positiva la buena conducta de un hijo no es cuestión de suerte. Hay muchas cosas que los padres pueden hacer para fomentarla. En este sentido, también se sugiere una serie de observaciones para poder configurar el escenario ideal para un buen comportamiento.
Existen algunas fuerzas o factores externos que pueden ser grandes aliados para crear un clima de mayor comunicación y armonía. Es importante que el ambiente familiar sea lo más tranquilo, cómodo y organizado posible. De igual manera hay que poner especial atención en la habitación del niño, creando un entorno que sepa estimularlo pero también contenerlo; que sus juguetes sean los apropiados para la edad y estén realizados en materiales nobles (sobre todo durante los primeros años evitar los juguetes plásticos y con colores demasiado vivos).
La rutina y el establecimiento de ritmos diarios también son grandes aliados. Esto genera seguridad en el ánimo del niño, sabiendo qué esperar en cada momento y autorregulando su ansiedad. Esto no quiere decir que cada día debe ser igual al anterior, se pueden incluir actividades planificadas y no planificadas, así como tiempos tranquilos y otros de juego activo.
En cuanto a los horarios de descanso, aquí si se debería ser lo más estricto posible, las siestas son importantes para los niños pequeños y deben ser parte de su rutina. Y en la medida de lo posible, mantener horarios de sueño y vigilia parejos. Esto también vale para las comidas, un niño con hambre puede ser un niño malhumorado.
Los horarios para ver televisión o utilizar la computadora suelen ser un punto de conflicto que es necesario atender. Se aconseja limitar el tiempo delante de las pantallas y asegurarse que los niños accedan a contenidos de calidad, acordes a cada etapa de crecimiento para promover un comportamiento positivo. Los programas y videojuegos violentos pueden hacer que un niño se sienta ansioso y fomentar un comportamiento agresivo.También existen toda otra serie de factores o fuerzas internas ligadas al temperamento de cada niño, a su estilo integrado de comportamiento y que afecta la forma en que reacciona a los acontecimientos y las personas que se vinculan con su mundo. Si bien cada niño puede ser reconocido dentro de una tendencia, también posee una personalidad única que se llega a comprender con el tiempo. En este sentido es fundamental que los padres respeten sus sentimientos y pensamientos, sus ideas y contribuciones, cultivando hacia ellos la honestidad y la escucha profunda. Esta sugerencia se aplica también en momentos de tensión, cuando los niños se encuentran en plena rabieta. “En el nombre del amor los padres quieren arreglar el sufrimiento de sus hijos, pero al intervenir durante la rabieta, están robando a sus hijos la posibilidad de desarrollar la convicción de que son capaces de hacer frente a los altibajos de la vida. Los padres tienen que confiar en que sus hijos pueden sentir sus propios sentimientos, y trabajar a través de ellos”, explica Jane Nelsen. Esta perspectiva también se aplica a las rabietas relacionadas a las prohibiciones paternas, como por ejemplo poner límites a los horarios de televisión. “Los padres no dejan a sus hijos desarrollar sus músculos de decepción, que son también sus músculos resiliencia, porque siempre quieren arreglar, ayudar y aliviar. Los niños necesitan aprender el auto-consuelo. Tenemos que dejar que ellos aprendan en un ambiente que es a la vez bueno y firme, que es alentador y enriquecedor. Se les debe permitir aprender por su propia experiencia que son capaces de sobrevivir a una decepción”.
Para Nelsen, una de las reglas de oro para poder forjar una autoridad amorosa es poder desarrollar esta capacidad de escucha que aporta autoconfianza al niño, que supera el mero castigo y el mero consentimiento e invita a los niños a descubrir sus propias capacidades para enmendar sus faltas, alentándolos al uso constructivo del poder personal y autonomía.
Disciplina positiva en niños con TDAH y Necesidades Especiales
Para el Dr. Carl E. Pickhardt, Psicólogo especialista en temas de la infancia y autor de una extensa lista de libros sobre los problemas de la crianza, no es tanto la incapacidad para prestar la suficiente atención, sino la incapacidad de obtener una atención positiva lo que más afecta a los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).
Esto puede originarse en que estos niños reciben una atención negativa por parte del adulto y el entorno escolar. “Tienen hambre de atención positiva. Los niños con TDAH sufren al ser constantemente corregidos y castigados por los adultos frustrados y enojados, y a menudo internalizan el trato negativo que se les da, pensando de sí mismos en términos negativos. "Soy malo". "Yo soy estúpido". "Soy un alborotador". "Yo soy un inadaptado". "Soy un perdedor". Ellos ven que los adultos los consideran así y comienzan a verse a sí mismos de la misma manera”, asegura Pickhardt.
En su libro “Disciplina Positiva para niños con Necesidades Especiales” (Positive Discipline for Children with Special Needs), Jane Nelsen afirma que es fundamental tanto para padres como para educadores aprender a mirar más allá de las etiquetas diagnósticas y creer en el potencial de cada niño, independientemente de su etapa de desarrollo, fortaleciendo su sentido de pertenencia.
La disciplina positiva enfocada para estos niños sugiere que se les proporcionen oportunidades para mejorar su conducta y atención, creando un ambiente adecuado para que se sientan animados a tomar distancia, centrarse y llevar a cabo las decisiones correctas. Para ello es necesario comprender el significado detrás de cada conducta y esto muchas veces puede implicar la participación en el proceso de un profesional avezado en conducta infantil, que pueda orientar en las mejores estrategias para acompañar al niño en su proceso de autoeducación.
Algunos profesionales especializados en estas técnicas recomiendan que ante niños hiperactivos se redirija su actividad desordenada hacia quehaceres positivos donde puedan sentirse útiles. Por ejemplo, si un niño comienza a mostrarse inquieto durante las compras en el supermercado, se le podría pedir ayuda para buscar tal o cual comestible o reorganizar los elementos en el carrito.
Otro punto importante es no repetir delante del niño aquellas conductas que se quieren modificar. ¿Cuántas veces se le presta al niño la misma atención que luego se le reclama? Es vital entonces que el niño perciba la contención de un entorno coherente, de escucha y atención.
En síntesis, la disciplina positiva no busca un método para hacerse respetar, imponer una autoridad ciega o lograr que los niños se mantengan calmos y no molesten, se trata de crear un espacio para la transmisión de valores en un ambiente de comprensión y afecto.
A partir de que se les facilite un ambiente propicio para la autoobservación y para superar sus propios errores, los niños desarrollan sus propias capacidades, ya que se les enseña a concentrarse más en las soluciones que en las culpas y a ser respetuosos y serviciales con su entorno.
Al sentirse involucrados dentro de prácticas donde prima el respeto y la coherencia pueden centrarse con mayor claridad en las soluciones a los problemas que son relevantes para ellos y aprenden sus propias habilidades de control en vez de depender de un control externo, que los “atrape” en una falta y les imponga un castigo, proporcional a su falta o les brinde una recompensa por cumplir con lo esperado.
Para un niño criado en un entorno positivo no hay mayor recompensa que encontrar por sí mismo y desde la alegría la posibilidad para transformar sus límites y enmendar sus faltas.
En cuanto a las posibles críticas e inconvenientes acerca de este enfoque, suele objetarse la gran demanda de tiempo y compromiso que implica una atención tan focalizada. Para las familias con más de un hijo, la aplicación de estas estrategias puede ser difícil. De igual manera para los maestros de educación regular que pueden estar a cargo de un curso con treinta alumnos.
De todos modos, para quienes se encuentran ya familiarizados con este método, va resultando cada vez más fácil a lo largo del tiempo desarrollar estrategias intuitivas y dinámicas acorde se van presentando los desafíos, además todo el esfuerzo invertido volvería con creces ya que a medida que se avanza cada niño comienza también a desarrollar sus propias herramientas dentro de su proceso de autoaprendizaje.
Para concluir, podemos afirmar que incluso a través de sus equívocos y rabietas los niños no están experimentando otra cosa que el desarrollo de su potencial personal y que una disciplina saludable es la que los ayude a desarrollar su sentido de la autonomía de manera provechosa y adecuada.
Proporcionar una orientación efectiva y afectiva es un reto para todos los padres. Pero también es una gran oportunidad y una aventura: la de su propio proceso de autoaprendizaje.

Luis Eduardo Martínez
martinez_luiseduardo@yahoo.com.ar
Twitter:@MartinezLuisEdu

Fuentes:
- www.positivediscipline.com/
- www.janenelsen.com/
- Disciplina positiva y niños con desarrollo atípico: http://www.abilitypath.org/
- Carl E. Pickhardt, Ph.D Trastornos de la atención.

Mi hijo no quiere ir a la escuela, ¿qué hago?

 
 
Es la hora de levantarse para desayunar y concurrir a la escuela como siempre, o es la hora del almuerzo si el niño concurre de tarde, y éste empieza a quejarse de síntomas físicos tales como: dolor de panza, dolor de cabeza, molestias en las piernas o, la queja más típica, náuseas; o tiene "¡tanto sueño! " que no logra levantarse. Los padres lo dejan en casa pensando que algo que comió le cayó mal, o que está incubando una gripe o enfermedad parecida.
Curiosamente pasadas éstas horas (hora de levantarse, desayunar o almorzar) el niño parece mejorar repentinamente, es más, juega y se muestra tan sano como siempre.
La mamá aliviada se dice: "que suerte, no estaba incubando nada, el malestar pasó" pero... al día siguiente se repite exactamente el mismo cuadro y a las mismas horas. Así puede pasar la semana entera hasta que al llegar el sábado y el domingo el niño salta de la cama con energía y sin ninguna queja física, y almuerza sin ningún tipo de problema. Seguramente a ésas alturas los papás ya advirtieron que los "síntomas" aparecen sólo en los momentos previos a concurrir al colegio.
Frente a ésta situación muchos de los padres al llegar el lunes se proponen hacer caso omiso a los supuestos malestares del hijo y obligarlo a asistir a clase. Allí aparece una negativa explícita y rotunda del niño a ir a la escuela que se acompaña de llanto, berrinches o "abrazos apretados" al adulto y una conducta inhibida fuera de lo que es habitual en ése niño. Esta es la situación que pueden estar viviendo muchos papás y niños en éste mes que ha transcurrido, desde el comienzo de las clases hasta la semana de vacaciones y que precisamente se puede ver recrudecido en el retorno a clases después de dicha obligada ausencia escolar.
A ésos papás que se están viendo reflejados en la situación que se describió anteriormente, los invito a preguntarse si en los últimos tiempos el niño se ha negado también a concurrir a cumpleaños, no ha querido quedarse en casa de los abuelos o a jugar en casa de un amiguito, de pronto de forma menos "dramática", alegando simplemente: no tener ganas. Si ése fuera el caso podemos estar frente a lo que se ha denominado tanto "Angustia de Separación" como "Ansiedad por Separación"; pero si la negativa es sólo a ir a la escuela, se trata en principio, de Ansiedad Escolar, y digo en principio, porque para hablar de lo que se denomina "Fobia Escolar" se tienen que dar algunos otros elementos que vamos a ir explicando.
 
¿Qué es la Angustia de Separación o Ansiedad por Separación?
Es la ansiedad o miedo intenso que experimenta un niño cada vez que se separa de sus padres o las personas que cumplan esa función, muchas veces la preocupación por parte del niño de que sus padres sufran un daño cuando no están presentes y siempre, la evitación de las situaciones que impliquen dicha separación, como por ejemplo: cumpleaños, escuela, club, casa de amigos o salidas con personas que no sean sus padres, etc.
 
¿Qué es la Fobia Escolar?
Es la ansiedad o miedo intenso que experimenta un niño ante la "situación escolar" y que se expresa a través de llanto, berrinches, comportamiento inhibido y/o abrazarse a los adultos con quién esté, cada vez que dicha situación se aproxime o sea anticipada por el niño. No es necesariamente reconocido como "miedo" por el niño. Se acompaña de la negativa a concurrir al recinto escolar. No tiene que existir una base "real" para el miedo, sino que debe tratarse de un miedo irracional o "sin motivo". Tiene que durar al menos seis meses para poder hablar de "Fobia" y no de Ansiedad elevada frente a la situación escolar.
Resultan bien claros los elementos claves que transforman la ansiedad elevada en Fobia. Estos son: la duración y que no existan motivos reales asociados con la escuela que provoquen miedo en el niño. Algunos de esos motivos podrían ser: hostigamiento por parte de algún compañero, mala relación con la maestra, dificultades de aprendizaje o de rendimiento, etc. Por eso siempre es muy importante averiguar si alguna de éstas cosas está sucediendo antes de tratarla como una fobia.
Si el niño relata que siente vergüenza frente a sus compañeros, miedo de que se rían de él o que se siente observado por sus pares o que teme encontrarse en una situación embarazosa, puede tratarse de una Fobia Social.
¿Qué es la Fobia Social?
En los niños éste trastorno se caracteriza por un temor acusado y persistente a las situaciones sociales que no pertenezcan al marco familiar, y con individuos de su misma edad. (y no sólo en una interacción con un adulto). La ansiedad o temor aparece en forma de llanto, berrinches, inhibición o retraimiento cada vez que está con sus pares en situaciones no familiares. Trata de evitar dichas situaciones, y deben prolongarse ésta evitación y el malestar, cuando no lo logra, durante por lo menos seis meses.
¿Cómo actuar?
Primero que nada entonces, averiguar exhaustivamente si alguna cosa está sucediendo en la escuela que haga que el niño no quiera concurrir. Si esto fuera así debemos resolver junto con el niño el tema de que se trate (habría que ver cómo, según que tema sea).
Una vez descartadas estas cosas de las que hablamos, lo que debemos hacer es no permitir que el niño siga evitando la situación que teme. Si le permitimos la evitación, porque esa actitud en el momento tranquiliza al niño y por lo tanto a los padres también, lo único que lograremos es aumentar la intensidad de la Fobia si ya lo es, o de la ansiedad hasta transformarla en Fobia, y perpetuarla en el tiempo.
Los papás se preguntarán como obligarlo a concurrir al colegio si tiene tanto miedo, o claros síntomas físicos, o grita y patalea. Ni va a ir a la escuela como si nada le sucediera ni va a dejar de ir. Va a concurrir acompañado por los padres (o por uno de ellos si esto no es posible) y va a ir haciendo una aproximación gradual a la situación que teme, o sea, a la escuela.
Es sumamente importante que los papás se preparen para este "acompañamiento" del niño recibiendo asesoramiento profesional y que padres y educadores se acerquen, siendo fundamental que éstos últimos estén en pleno conocimiento de lo que está sucediendo y que reciban también asesoramiento de cómo ayudar a la reinserción del niño a la clase. Cuando existe un Psicólogo en la escuela la tarea se facilita porque el profesional, ya inserto en la institución, hace de facilitador, asesor y mediador entre padres y maestros. Cuando no, el Psicólogo que asesore a los padres debe tener la habilidad de insertarse en la escuela y realizar ésta tarea.
En otras palabras, no existe tratamiento posible de la Fobia o de la Ansiedad Escolar sin la participación de los integrantes principales de la institución, ni existe un tratamiento exclusivamente "de consultorio" sino que hay que hacerlo también en la "situación misma" que provoca la ansiedad, o sea, en la escuela.
Aunque parezca complejo es un tratamiento relativamente rápido (dependiendo en gran medida del tiempo que haga que al niño le está sucediendo) y altamente efectivo, pero requiere de paciencia por parte de los padres y de buena disposición por parte de los educadores, para poder realizar una tarea de conjunto.