Páginas vistas en total

viernes, 19 de abril de 2013

Culminación del repertorio fonético y del desarrollo fonológico.



Etapa 4 (4 – 7 a)

Culminación del repertorio fonético y del desarrollo fonológico.

El habla es prácticamente correcta a partir de aproximadamente los 5 años, a excepción de la producción de algunos sonidos problemáticos que todavía puede ser incorrecta [ z, rr, b+r, k+r, t+r, d+r, f+r, s+k, l+k , s+t+r.. ] y la producción de palabras largas.

• Repertorio fonético: RR, (variación en : X, Z, S)

• Estructura silábica: CVCVCVCV, consolidación grupos consonánticos. S+grupo consonántico y fricativa + líquida parece que se adquieren al final.

• Adquisición conciencia fonológica.

Objetivos generales:

• Facilitar la eliminación de errores que afectan a consonantes de última adquisición, grupos consonánticos y sílabas no acentuadas de palabras plurisilábicas más difíciles.

• Desarrollar conciencia fonológica.

Etapa 5 (7 +)

Desarrollo morfofonemático y habilidades metafonológicas.

De forma resumida, fundamentalmente los contenidos de la intervención fonológica tratarán sobre los siguientes aspectos:

• Competencias de atención-percepción auditivo-verbal.

• Conciencia y control oral-motor – respiración.

• Desarrollo del sistema/organización fonológica:

􀀹 Eliminación de la inestabilidad y de los homónimos.

􀀹 Eliminación de los procesos de simplificación de la palabra.

Al ser un punto central del programa de intervención fonológica resumimos algunos aspectos fundamentales de esta parte del programa:

1) El programa se inicia con la selección de procesos de simplificación fonológica a afrontar, en este sentido, generalmente, no se seleccionan más de 2-3 procesos a la vez, aunque el número varía en función de la etapa evolutiva, la desviación del sistema fonológico y el tipo de procesos implicados. Los criterios de selección acerca de que procesos deben trabajarse primero incluyen:

- Consistencia. Generalmente se eligen procesos o cambios de sonidos que se registran de forma inconsistente o de forma opcional. (Asociado a esto se seleccionan procesos que hacen referencia a fonemas dentro del repertorio del niño o que esta en su representación) Sin embargo no hay acuerdo entre profesionales algunos piensan que hay que comenzar por clases de sonidos en los que cometen más errores o aquellos sonidos de los que el niño tiene un menorconocimiento. - Estimulabilidad. Se seleccionan objetivos que se han registrado como fácilmente estimulables (Produce correctamente en imitación o con peticiones de clarificación/autocorreción). -Inteligibilidad. Se seleccionan procesos que implican un mayor grado de ininteligibilidad. -Parámetros evolutivos. Se trabajan primero procesos característicos de niños más pequeños. de adquisición-eliminación más temprana.- -Procesos individuales frente a procesos múltiples.

2) Posteriormente se determina el contexto fonético (posición inicial, medial o final de palabra o sílaba; sílaba átona o tónica..) y el nivel lingüístico (sonidos aislados, sílabas, palabras, frases, oraciones, lenguaje espontáneo) en el que se van a trabajar los objetivos. Desde el enfoque fonológico se suele comenzar trabajando desde el nivel lingüístico de la palabra en varios contextos fonémicos (inicial- medial- sílaba átonas-tónicas/ bisílabas-trisílabas); cuando se ha alcanzado entre un 75-90 % de respuestas correctas se pasa a otro nivel lingüístico (por ejemplo el sintagma o la cláusula simple). Generalmente por lo tanto, en este punto se decide la lista de palabras o estructuras concretas con las que vamos a trabajar. Cuando estamos trabajando palabras es importante determinar posibles dificultades de transición entre un fonema y otro, para trabajar en contextos sin dificultades de transición. Un criterio útil es que al comenzar a trabajar en un nuevo nivel se varíe una sola dimensión, manteniéndose el resto de variables estables (ejemplo, si trabajamos la producción de fricativas en cláusulas VO, incentivamos la producción usando al inicio siempre el mismo verbo “pinto sillas, pinto sacos, pinto….”. Posteriormente se programa la generalización a otros contextos más globales.

3) Por último se diseñan ciclos de intervención, si procede. Podemos trabajar estos procesos por ciclos en los que se pueden ir introduciendo cada proceso progresivamente de forma que nunca coinciden en el mismo nivel.

􀀹 Establecimiento de contrastes en base a los rasgos distintivos. Incremento del repertorio fonético (clases de sonidos)) y de la estructura silábica.

• Desarrollar memoria secuencial y habilidad para producir de forma fluida secuencias de fonemas (procesamiento secuencial).

• Desarrollar conciencia fonológica.


SERVICIO DE ATENCION TEMPRANA DE LEBRIJA

María Gortázar Díaz

mgortazar@arrakis.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario