Páginas vistas en total

lunes, 31 de diciembre de 2012

Alumnado que presenta necesidades educativas especiales



 

Alumnado que presenta necesidades educativas especiales

Se entiende por alumnado que presenta necesidades educativas especiales el que requiera, por un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta.

Principios de actuación:


  • La calidad de la educación para todo el alumnado, independientemente de sus condiciones y circunstancias.
  • La equidad, que garantice la igualdad de oportunidades, la inclusión educativa y la no discriminación y actúe como elemento compensador de las desigualdades personales, culturales, económicas y sociales, con especial atención a las que deriven de discapacidad.
  • La flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumnado.
  • La educación en la igualdad de trato y no discriminación de las personas con discapacidad.

Más información:




 Fuente:https://www.educacion.gob.es/...educativo/...educativo/alumnado-nec...




Niños desobedientes/3 años


 

Los padres, abuelos y educadores somos los “Pepe Grillos” de los niños; inicialmente, hay que acompañarles y corregirles y luego, a medida que van madurando, nuestra función es intentar describir, explicar y ayudar al niño a ser consciente de las consecuencias de sus actos. Todo esto, con el fin de ayudar a nuestros niños para que poco a poco vayan desenvolviéndose de manera más segura e independiente.

Este proceso se va a ir dando poco a poco. La edad del niño marca la forma en que los padres manejemos la desobediencia. El objetivo es que el niño vaya adquiriendo capacidades que le permitan ir comunicándose e integrándose en el entorno en el que va a vivir.

La desobediencia es normal en todo este proceso.El niño está descubriendo los límites del entorno, diferenciando lo que es correcto de lo incorrecto, lo que se puede y lo que no se puede hacer. Y el niño no puede encontrar solo estas respuestas, los adultos le tenemos que guiar y ayudar.

¿De verdad es un "niño desobediente"?

Muchas veces los adultos tendemos a decir, “qué desobediente es este niño”, cuando el niño está inmerso en el disfrute de la exploración y descubrimiento.

Con esto lo que quiero que tengáis presente los padres es que el niño, cuando es pequeño, no tiene como motivación incordiar, sino explorar, y para ello tiende a utilizar sus sentidos.

Dejar explorar al niño dentro de ciertos límites es sano para el desarrollo de su autocontrol.

A los 3 años, la obediencia se vuelve más compleja

A partir de los 3 años comienza la etapa de la comprensión de palabras y oraciones, cambia nuestra manera de comunicarnos con los niños.

Si queremos educar a nuestros hijos de esta edad y hacer que nos comprendan, las frases deben estar enfocadas de manera afirmativa, ya que esto les permite comprender mejor los acontecimientos. Por ejemplo: en vez de decir: “no tires tus juguetes, o tus zapatos”, es mejor decirle: “deja los juguetes en la caja, o dáselos a mamá”. Cuando el niño hace lo que le pedimos, siempre hay que acabar con un elogio, como “muy bien”.

A esta edad el niño será mucho más receptivo que en etapas anteriores, comprenderá que ha dado alegría a mamá y a papá y se sentirá feliz y querrá volver a lograr ese momento, y por ende, tenderá a repetir la acción. Cognitivamente, los NO, solo se comienzan a entender a los 3 años.

¿Qué podemos pedir a un niño de tres años?

A medida que el niño crece, las normas se harán cada vez más complejas. Un niño de esta edad debe ser capaz de: recoger sus juguetes solo o con muy poca ayuda, comer solo, no interrumpir a los adultos, ir al baño con ayuda, ir de la mano por la calle, lavarse los dientes, vestirse solo, responder a la primera en instrucciones como irse a la cama, dejar de ver la televisión, ir a ducharse, ayudar a poner y recoger la mesa, ayudar a hacer su cama, no pegar, no gritar al hablar, escuchar mientras le hablan

La actitud de los padres, firmes y afectuosos

Una manera, de hacer que el niño aprenda a seguir instrucciones y posteriormente incorpore el concepto de obedecer, es hacer hincapié en explicarle que los adultos son los que deciden, ya que está bajo el cuidado de ellos.

Para ello, es importante que estos adultos, ya sean los padres, o los abuelos, sean coherentes, firmes y afectuosos en el momento de enfrentar diversas situaciones y pongan los límites in situ manteniendo la calma.

La coherencia es la base del respeto y da seguridad a los niños.

Es muy importante hacer bloque frente a los niños, es decir, que tanto papá y mamá son los que tienen la autoridad de crear los hábitos, y por lo tanto no se debe devaluar a ninguna de estas figuras frente al niño.

La obediencia a partir de los 5 ó 6 años

A partir de los 5 ó 6 años, aún es momento de acompañar a los niños en sus razonamientos. A esta edad, es muy positivo hacer que el niño verbalice las posibles consecuencias de sus actos. El niño es más consciente y tiene capacidad de razonar el por qué y para qué de las cosas.

De esta manera, los niños van aprendiendo a respetar las rutinas y adquieren poco a poco disciplina en sus actividades, lo que va acompañado de la validación, respeto y consideración a lo que los adultos piden, es decir, a la obediencia.

Una lista de normas y rutinas

En resumen, para poder establecer rutinas y hábitos es necesario que ambos padres diseñen un listado con actividades y normas a seguir en la casa.

Estas deben incluir horarios de baños, alimentación, juegos en solitario del niño y juegos de los padres con ellos, de las comidas, de ir a dormir, de salir de paseo, de cuentos, etc.

Es importante que las normas sean pocas y ajustadas a cada edad.

Lo ideal es acompañar estas rutinas con símbolos o rituales, por ejemplo: para leer el cuento, el niño tiene que estar bañado, con pijama y metido en la cama, si no es así…NO HAY CUENTO, aunque llore, patalee y os de tristeza, este es el punto que nos ayudará a transmitir los límites y el encuadre de seguridad a los niños.

La flexibilidad también es necesaria

Dependiendo de las circunstancias o de la estación del año, algunas rutinas son más o menos difíciles de llevar a cabo. Por eso es necesario dejar abierta la posibilidad de flexibilizar. Así, poco a poco, los niños van cogiendo seguridad. Lo que lleva a los niños al caos es no poder gestionar emociones como el temor o la tristeza.

Por: Claudia Quiroz Chavarría, psicóloga infantil del Grupo CRECE

Fuente: serPadres.es

jueves, 27 de diciembre de 2012

Beneficios del vínculo seguro


Beneficios del vínculo seguro

Cuando el niño o la niña siente que cuenta con una base estable de afecto y seguridad no necesitan permanecer “pegados” a sus padres. Esta tranquilidad les permite alejarse y explorar el entorno, jugar a su aire y aprender cosas nuevas, lo cual potencia el desarrollo de su sistema nervioso y estimula su capacidad intelectual. Los expertos sostienen que un niño o una niña que ha desarrollado un vínculo afectivo sano, será más probable que en la etapa escolar pida ayuda  a los profesores cuando lo necesite, tenga mayor facilidad para hacer amigos y no perciba los retos que se le presenten como amenazantes.

Pero esta relación de afecto que proporciona seguridad ni surge espontáneamente, ni se encuentra condicionada totalmente por la biología. Requiere que te involucres a diario, que muestres empatía con los sentimientos de tu hijo o hija y le animes a que confíe en sus capacidades. Así, el niño o niña con apego seguro no teme al fracaso porque sabe que sus padres no le retirarán su afecto si el resultado no es el deseado. Afrontará los retos como una oportunidad para superarse, y no con miedo a decepcionar a los demás si se equivoca.

¡Potencia su autoestima!
Conocer a tu hijo o hija y aceptar tanto sus limitaciones como las tuyas te ayudará a resolver los problemas con más facilidad. Somos únicos y especiales, por ello, debes dejar de lado comparaciones y no debes proyectar en el niño o niña ideales sobre cómo debería ser.

Esto puede coartar su yo auténtico y provocar sentimientos de rechazo y, por tanto, inseguridad, rabia o tristeza. El niño o la niña con baja autoestima puede ser muy manipulable, incapaz de tomar decisiones u opinar, o bien reaccionar de manera violenta ante rivalidades o pequeñas críticas.

El vínculo afectivo sano, basado en el conocimiento mutuo, la aceptación del otro y la demostración de cariño, proporciona una base adecuada para el reconocimiento y la expresión genuina de emociones. Genera un clima idóneo para la confianza y la comunicación, imprescindible en etapas de crisis como la adolescencia.

Fuente:¿Quién te quiere a ti? - guía para padres y madres

¿Cómo garantizar un vínculo afectivo seguro?


¿Cómo garantizar un vínculo afectivo seguro?

El vínculo seguro garantiza relaciones afectivas positivas, estimula la autonomía del niño o la niña y fomenta una visión positiva de sí mismo y de los demás. Conseguirlo depende de una actitud constante y paciente, de mantener expectativas a largo plazo sobre la relación que deseas tener con tu hijo o hija:

• Atiende sus necesidades de manera efectiva y averigua qué le pasa lo antes posible. Esto requiere que seas observador cuando es muy pequeño y, más adelante, que mantengas una actitud de escucha y empatía hacia él o ella.

• Protégele del peligro pero sin ser alarmista. Es muy positivo que transmitas un estado de tranquilidad cuando tu hijo o hija no esté junto a ti.

• Expresa tu afecto abiertamente, con gestos y palabras, besos y abrazos.

• Dedica tiempo a jugar con el bebé o el niño. Permítele que establezca su propio ritmo, evita dirigir siempre el juego.

• Algunos bebés lloran mucho y son fácilmente irritables. Si es así, responde con calidez, procura el contacto físico e intenta calmarle con suavidad.

• Educar con afecto implica también establecer límites y normas. El niño o la niña necesita orientaciones sobre cómo vivir en familia y cómo respetar los derechos de los demás para vivir en sociedad.

• Muestra interés por sus preocupaciones e intereses a lo largo de su desarrollo.

Una actitud abierta a escuchar y dialogar garantiza que cuando tu hijo o hija se enfrenten a dificultades no tengan miedo de pedirte ayuda o consejo.

Fuente:¿Quién te quiere a ti? - guía para padres y madres

Adolescencia/Consejos prácticos


Adolescencia, cuando todo se tambalea.

Consejos prácticos

Pasad tiempos juntos

• Planea actividades en familia que agraden a todos.

• Habla con él o ella de sus amigos y amigas, de los temas que le preocupan.

• Sé honesto con él o ella.

• Muestra cariño. La expresión del afecto requiere un cambio cualitativo. Debido a su necesidad de independencia y los cambios por los que atraviesa su identidad (ya no es un niño y no desea que se le trate como tal) puede mostrarse reacio a que le muestres afecto de la forma en la que antes lo recibía con agrado.

Prueba nuevas formas de demostrarle que le quieres.

• Intenta entender sus sentimientos para comprender su comportamiento.

Apóyale y confía en él, potencia su autoestima

• Anímale a confiar en sus valores y habilidades, a apreciar  sus puntos fuertes y características que le hacen ser único o única.

Implícate en su ámbito académico

• Acude a los eventos escolares, conoce a sus profesores.

• Charla sobre las tareas escolares y ofrece ayuda si es necesario.

• Interésate por lo que está aprendiendo y discute sobre ello.

Interésate por sus amigos y amigas

• Permítele pasar tiempo a solas en casa.

• Conoce a sus amigos y a los familiares de estos.

Permanece cerca, pero respetando su privacidad

• Es adecuado y natural interesarte por saber con quién y dónde está pero sin que se sienta juzgado o vigilado.

• Muestra que tienes confianza en él y recuérdale que él puede confiar en ti, que estás ahí si te necesita, no des por hecho lo sabe.

Fuente:¿Quién te quiere a ti? - guía para padres y madres.

¿Soy TDAh?: autoevaluación en adultos

TDAH y trastornos del espectro autista: ¿sabemos identificar su asociación?

lunes, 24 de diciembre de 2012

La bruja Endunda - Cuentacuentos

La Escalera - Cuentos cortos

La escalera, cuento original de Beatriz Montero, potencia la estimulación temprana y la adquisición del lenguaje en los niños pequeños. Cada peldaño es una pequeña conquista de sus mentes. De este modo, aprenden poco a poco nuevas palabras y conceptos. Un cuento para disfrutar con los niños.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Datos sobre el acoso escolar


Cuando hablamos de acoso escolar o bullying estamos haciendo referencia al maltrato psicológico y a veces, también físico que sufren estudiantes de distintas edades por parte de otros compañeros con más frecuencia e incluso, en algunas ocasiones, se cuenta con la complicidad del profesor (en el menor de los casos).

En este artículo os hablaremos sobre:

  • ¿Qué es el bullying?
  • Datos sobre el acoso escolar


  • Perfiles de las víctimas y agresores
  • ¿Cómo se produce el Bullying?
  • Nuestra experiencia en el trabajo directo con adolescentes, víctimas y agresores
  • Teléfonos y páginas web si necesitas ayuda


¿Qué es el Bullying?

El Bullying o acoso escolar es un problema creciente en las aulas que consiste en un maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. El objetivo mayoritario del bullying es el de someter y asustar a las víctimas.

Hay diferentes tipos de acoso escolar, a veces puede darse uno de forma aislada pero en la mayoría de los casos suelen compaginarse y un mismo niño es víctima de varios tipos de acoso escolar. Hay varias clasificaciones:

  • Físico: Pegar Patadas, puñetazos, mordiscos, empujones, agresiones con objetos, etc. Se da con más frecuencia en primaria que en secundaria.
  • Verbal: Poner motes, insultos, menosprecios en público, resaltar defectos físicos, usar el móvil para intimidar a la víctima, sacarle fotos mientras se le pega y ponerlas en Internet, etc. Es el más habitual.
  • Psicológico: minan la autoestima del individuo y fomentan su sensación de temor.
  • Social: pretende aislar al joven del resto del grupo y compañeros.

Por otra parte, también encontraríamos otra clasificación que puede resultaros más concreta: bloqueo social, hostigamiento, manipulación, exclusión social, intimidación, agresiones, amenazas contra su integridad, coacción.


Datos sobre el Bulliyng

  • En España el 1,6% de los niños y jóvenes sufren bullying de forma constante y un 5,7% lo vive de forma esporádica.

  • Una encuesta del Instituto de la Juventud (INJUVE) eleva el porcentaje de víctimas de violencia física o psicológica habitual al 3% de los alumnos. A su vez, ésta revela que un 16% de niños y jóvenes encuestados reconoce haber participado en burlas o agresiones psicológicas a otros compañeros. El Defensor del pueblo señala que en un 5% los alumnos que reconoce que algún compañero le pega.

  • El Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA), indica que un 49% de los estudiantes dice ser insultado o criticado en el colegio y que un 13,4% reconoce haber pegado a sus compañeros.


Perfiles de las víctimas y agresores

Acosado: Suele ser una persona solitaria, que siente vergüenza y culpa, aislado con muy pocos amigos ya que no es popular en el grupo, suele pasar desapercibido, se le considera tímido y temeroso, nervioso y preocupado, una persona que no sabe poner el límite.

Acosador: Es una persona agresiva, dominante, desconfianza y sin la capacidad de ponerse en el lugar de los demás, con poco control emocional y que necesita llamar la atención constantemente, no sabe resolver los conflictos sin violencia e incluso sigue la ley del "ojo por ojo".

¿Cómo se produce el Bullying?

El Bullying como cualquier acoso implica la repetición continuada de agresiones, burlas para aislar a la víctima y hacerla sentir mal consigo misma hasta el punto de no soportarse en su propia piel.

Suele estar provocado por un alumno que se apoya en un grupo contra la víctima que se encuentra en minoría e indefensa, en la mayoría de los casos es una persona que acaba quedándose sola o que los amigos / conocidos no suelen hacer nada ante las agresiones que sufre por miedo a que les ocurra lo mismo.

Como suele suceder con los acosos, éste se mantiene por la pasividad y la ignorancia de las personas que rodean tanto a la víctima como a los agresores.

En el acoso escolar o Bullying los agresores ven disminuida su capacidad de empatía, actúan sin ponerse en el lugar de la victima a la que atacan. Se produce una conducta inadaptada violenta de agresión y rabia hacia otra persona. En las personas que observando los acosos y la violencia hacia las víctimas no hacen nada se da una falta de sensibilidad, apatía y solidaridad, hoy es otro el acosado pero mañana puedes ser tú. ¡No te calles contra el acoso escolar pide ayuda!


Trabajo con adolescentes: Víctimas y agresores

En charlas sobre prevención del acoso escolar en adolescentes pude obtener datos relevantes que pueden servirnos como un claro ejemplo de la problemática actual, de la forma que piensan acerca del acoso escolar.

Estos adolescentes en concreto, consideraban que los agresores suelen sufrir malos tratos en casa o han visto como sus padres pegaban a sus madres, aceptan y validan el pegar a un hijo como la única manera en la que tienen los padres de hacerse entender, otros consideraban que era una manera de llamar la atención ante los demás y ser el guay.

Por otra parte, en trabajos que he realizado con adolescentes he comprobado como ellos mismos califican al agresor como una persona que por dentro está vacía, alguien que se cree superior y que debe de tener algún tipo de problema para actuar de esa manera.


Realizamos un role playing con los alumnos y aquellos que hacían de agresores decían sentirse con más poder cuando veían a la víctima sola, pero que cuando éste contaba con amigos que le apoyaban toda esa sensación de grandeza desaparecía ¿Podría ser esto el síntoma y la consecuencia de que se mantenga el acoso escolar, la soledad de la víctima?

Una de las preguntas que nos parecía más interesante era preguntarles qué características creían que tenían los niños para convertirse en víctimas de acoso. No hubo dudas al respecto, "ser diferente a los demás", la timidez, tener algún defecto físico, creerse inferior, estar solo y no tener amigos, mostrar miedo ante los demás.

Un aspecto que quisimos trabajar con ellos y que consideramos que era fundamental, ya que se podía intuir en los resultados y en lo comentado con los profesores que habían casos de acoso escolar en determinadas aulas, la importancia que mantenían los "observadores" del acoso escolar y el papel tan importante que ellos ocupaban. Si se unían todos ellos, si apoyaban a la víctima estaban salvando una vida, podían ayudarle a seguir creciendo y detener el acoso escolar.

Desde el equipo que nos reunimos en esta formación, nos parece un aspecto fundamental a trabajar en todas las edades. El silencio no es la solución, mirar hacia otro lado es permitir que siga ocurriendo y sobre todo, darles a conocer que las secuelas pueden ser terribles como ya hemos visto en muchos casos de acoso escolar. Tienen que comprender que no es un juego y que pueden destrozar la vida de una persona, tanto los agresores como los observadores.


Ayuda contra el Acoso Escolar o Bullying

Si sufres acoso escolar o sabes de casos de acoso en tu colegio no te quedes callado. Habla con tus profesores, tus padres o un adulto de tu confianza. Si no sabes donde acudir tienes el teléfono gratuito y confidencial de la Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) que sabrán ayudarte!


Teléfonos para niños 900 20 20 10 y para adultos 600 50 51 52

Asociación contra el acoso escolar. Ayuda y asesoramiento a las familias y personas que se vean envueltas en estos conflictos. Teléfono 636625312 . Email contacto maricanet@hotmail.es

Asociación contra el acoso escolar de Catalunya- ACAECAT Teléfono: 600672077 email acaecat@jfrauca.jazztel.es

Defensor del Menor Comunidad de Madrid. Teléfono 915.634.411. Línea de ayuda anti-bullying del DEFENSOR DEL MENOR y de la Asociación "Protégeles" - Atención personalizada: e-mail contacto@protegeles.com. La Web de ayuda contra el acoso escolar

   Fotos|hablemos1poco.blogspot.com,dede.blogspot.es,.psicopedagoga.es, paraninosconcabeza.blogspot.com,ideasbrillantes.blogspot.com/,www.larazonsanluis.com/

 Por M angeles

Fuente:Psicologia en De psicologia

Conferencia: TDAH y escuela: ¿cómo hay que intervenir en la escuela?

Conferencia: TDAH y escuela: ¿cómo hay que intervenir en la escuela?

Conferencia: Mitos y falsas creencias del TDAH

Resilencia/Fomentar la resilencia


¿Te gustaría ser como el ave fénix que resurge de sus cenizas? Una de las capacidades que deberíamos de potenciar a lo largo de nuestra vida es la resiliencia, la capacidad de sobreponernos al dolor y adaptarnos al día a día, a la vida, con la misma fuerza o incluso más.

  En el artículo de hoy hablaremos sobre:

  • ¿Qué es la resiliencia?
  • ¿Cómo fomentar la resiliencia?

¿Qué es la resiliencia?

“La capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas, y ser transformado positivamente por ellas” (Grotberg, 1995)

Cuando pienso en resiliencia la primera idea que me surge es la de sobrevivir a las adversidades, no es salir airoso de ellas, es sufrir y crecerse ante esa situación de una forma positiva, vitalista.

Personas que han pasado por dolores emocionales intensos, traumas infantiles o traumas en su vida adulta han logrado encontrar la resiliencia en sí mismos para poder continuar hacia adelante de una forma positiva, optimista, fortaleciéndose.
La resiliencia es algo que deberían de potenciar desde la infancia, cómo enseñar y apoyar a los más pequeños a afrontar las diferentes adversidades, cómo ampliar sus miras para que puedan encontrar soluciones ante los problemas que puedan surgirles, por pequeños que a nosotros nos parezcan para que pongan en juego sus capacidades.

Es por esto que la resiliencia no se centra tanto en los factores de riesgo como en la prevención. La resiliencia ayuda a cualquier persona a desarrollase emocionalmente y ésta se ve reflejada en todos los ámbitos de la vida de una persona.

¿Cómo fomentar la resiliencia?

Una de las formas más interesantes de potenciar la resiliencia y mejorar la calidad de vida de cualquier persona es aprender a reírse de uno mismo. Aprender a reírse de las adversidades y verlas como un reto, uno siempre puede caer pero tiene que encontrar la fuerza interna para levantarse, es más, estás obligado a levantarte.

No dejes que un tropiezo suponga una derrota, sólo es una batalla, la guerra está por jugarse y determinar quién es el ganador. Basándonos en esta metáfora podríamos traducirla a que la guerra es toda una vida en la que las pequeñas batallas, el día a día, pueden traernos alegrías o tristezas que debemos de superar y, podemos hacerlo.

Podemos hacerlos sin que esto suponga mayor dolor del que la vida puede darnos por sí sola. Potencia tu propio optimismo, plantéate la vida como un reto, aprende de cada día y disfruta de cada paso que des hacia adelante.

Nadie mejor que tú sabe cuánto vales, tienes un mundo que alcanzar y puedes lograrlo, sólo tienes que tener paciencia y determinación.

Aunque en un principio pueda costar adaptarse a los cambios es algo que tenemos que aprender a aceptar. Aprende a ver los cambios como oportunidades de algo mejor, siempre puedes descubrir algo nuevo.

Para terminar quería dejaros esta frase de Aldous Huxley: “La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede”
Fuente:
 

Entrenando padres de preescolares TDAH : aspectos educativos clave

TDAH : manifestaciones clínicas en la etapa preescolar

TDAH : factores de riesgo clínico en la etapa 0-3 años

http://vimeo.com/54862582

¿Qué es el eneagrama?



¿Conoces cuál es el uso del eneagrama y de qué manera puedes obtener información sobre la personalidad del sujeto? En DePsicologia.com te enseñamos cómo puedes aplicarlo y corregirlo.

 En este artículo hablaremos sobre los diferentes aspectos de este test de personalidad: ¿Qué es el eneagrama?¿Cuál es el origen y el uso del eneagrama?Descripción de los nueve eneatipos.

 ¿Qué es el eneagrama?
El eneagrama está simbolizado por un círculo, dentro del cual hay un hexágono y un triángulo equilátero. Este símbolo deja ver todo el significado del eneagrama: el círculo representa el todo, la unidad lograda; el triángulo equilátero y el hexágono son la representación de los nueve puntos básicos que proyectan la manera dominante de cada tipo de personalidad, así como las fuerzas contradictorias que las personas llevan dentro.

Se dice que el eneagrama es un camino de autoconocimiento, de revisión de la historia personal de cada uno, y de cómo esas experiencias vividas han ido moldeando la forma de ser, de sentir y de percibir el mundo.

La idea del eneagrama es que al poder identificar a qué grupo de personalidades se pertenece, existe la posibilidad de aprender a trabajar en sus debilidades y limitaciones, y así buscar una superación personal en todos los campos.

¿Cuál es el origen y el uso del eneagrama?

Se dice que el eneagrama es utilizado para poder conocerse y superarse a nivel personal. Un sistema que describe nueve tipos básicos de personalidad, de allí su nombre enea=nueve. Esas personalidades constituyen grupos de personas que son similares, que se parecen entre sí por algunas características comunes, y por una forma particular que los diferencia de los otros ocho tipos. Se basa en la percepción que las personas de cada tipo de personalidad tienden a tener respecto del mundo, de sí mismos y sobre cómo las personas de ese mismo tipo enfrentan el día a día.
En la actualidad el eneagrama se utiliza como un camino de conocimiento y crecimiento personal.

Descripción de los nueve eneatipos

1) El Perfeccionista Se gana el amor de otros siendo perfecto. Le preocupa hacerto todo bien. Se pone el listón más alto. E propone encontrar una plataforma ética sobre la cual construir la propia vida. Piensa en términos de “debería”, “debo” y “tengo que” (deberíamos tener una relación perfecta, debemos tener un expediente intachable en el trabajo, etc.). En su aspecto positivo, el compromiso con lo bueno guía hacia el progreso; como método de autodefensa, los UNO suelen sentirse moralmente superiores porque no dejan de encontrar los fallos ajenos.

Centro de Atención

Busca la perfección. Evita el error y el mal.

Meticuloso. Elevado carácter moral.

Piensa bien. Debería, debo y tengo que.

Hace lo correcto. Enfatiza las virtudes prácticas: trabajo, frugalidad, honradez y esfuerzo.

Procura ser bueno. Severa crítica interna. Voz interior que juzga.

Una carga de trabajo compulsivo puede bloquear los sentimientos inaceptables.

Ira que nace de las necesidades insatisfechas. La Abnegación genera resentimiento. Es incapaz de percibir la propia ira (“hoy tengo muchas energías”).

Tiene dificultades para tomar decisiones. Teme cometer un error.

Esta forma de emplear la atención asegura una vida ética y moral. También puede conducir a: Pensamiento extremista: bien o mal, blanco o negro. Sin grises.

Elevada capacidad de crítica. Intuición sobre lo perfectas que podrían ser las cosas.

2) El Altruista Se asegura el amor de los demás ofreciendo ayuda. Maneja las vidas de los demás. Apoya y complace a los íntimos. Representa el poder detrás del trono. Surgen diferentes aspectos del ser para satisfacer las necesidades ajenas: un ser para el equipo, un ser para el jefe, muchos seres para la vida privada. En su aspecto positivo, esta entrega es altruista y generosa. Como gesto de defensa, el hecho de dar apunta a conseguir algo a cambio.

Centro de Atención

Anhela conseguir aprobación. Se adapta para complacer a otros. Evita las propias necesidades.

Se enorgullece de sentirse necesitado. Desea ser fundamental en la vida de los demás, indispensable.

Tiene la sensación de contar con muchos seres diferentes para satisfacer las necesidades de los demás.

Confunde los diferentes seres: “¿Cuál de ellos soy realmente yo?.

No le resulta sencillo reconocer las propias necesidades. Éstas se satisfacen ayudando a otras personas.

Desea libertad. Se siente confinado por el apoyo brindado a los demás.

Altera su presentación personal para satisfacer las necesidades de otros. Esta forma de manejar la atención puede derivar en: Conexiones emocionales de empatía, o
- Adaptación a los deseos de otros como forma de ganar o detener su amor.

 
3) El Ejecutante
Voluntad de ganarse el amor de otras personas a través de los logros y la imagen. Actividades compartidas con la familia. Alto grado de eficiencia en el trabajo. Gran interés por la posición que ocupa. Deseo de ser el primero, de guiar, de ser visto. Intención de dar una imagen impresionante. El trabajo es el área de interés; Los sentimientos se anulan mientras se trabaja. En su aspecto positivo, la tendencia a ejecutar produce un liderazgo efectivo. Como medio de defensa, la imagen se adapta a fin de conseguir el éxito personal.

 

Centro de Atención

Logros, productividad y ejecución. Objetivos, tareas y resultados.

Competencia y eficiencia. Evitar el fracaso.

Poco acceso a la vida emocional. El corazón está en el trabajo.

Pensamiento convergente. Una mente polifacética centrada en un único producto u objetivo.

Soy lo que hago. Confusión entre el ser verdadero y el trabajo o función desempeñados.

Aprende a actuar sentimientos. Asume el aspecto correspondiente y se aprende las líneas.

Camaleón. Cambia de papel y modifica su imagen.

Esta forma de prestar atención puede maximizar el éxito. También conduce a:
 - Engaño de sí mismo. Comienza a asumir como real la imagen que ofrece al público.

 
4) El Romántico
 Anhelo de amor a la distancia y decepción cuando el amor está cerca y al alcance de la mano: “Estábamos conectados, pero ahora algo ha cambiado”, “Lo conseguimos una vez; ¿qué ha sucedido?” Búsqueda eterna de la conexión sentimental: atracción, odio, drama, dolor. Estilos de vida elegantes, presentación única, carrera notoria, propuestas comerciales creativas. En su aspecto positivo, la búsqueda de la pasión conduce a la profundización de los sentimientos. Como una postura, su dramático talante convierte a los CUATRO en seres demasiado remilgados para la vida cotidiana.


Centro de Atención

Desea lo inasequible, lo lejano y lo difícil de conseguir. Evita lo ordinario.

El talante, los modales, el lujo y el buen gusto ocultan una baja autoestima.

Atracción por la melancolía. El sabor del anhelo.

Desdén por la vida común, la chatedad de los sentimientos ordinarios.

Amplifica la vida cotidiana a través de la pérdida, la fantasía, la conexión artística y las artes dramáticas. El CUATRO es el rey o la reina de la actuación.

Relaciones de tira y afloja. Desea lo que le falta, y lo rechaza cuando vuelve a estar disponible. Esta atención variable refleja:
La sensación de abandono y pérdida, pero también se presta a:

Sensibilidad y profundidad emocional. Capacidad para apoyar a otros durante momentos de dolor o de crisis.

5) El Observador
Distanciamiento del amor y de la emoción intensa. Necesidad de privacidad para descubrir los propios sentimientos. Se separan de las demás personas en público y son más emotivos cuando se encuentran a solas. Los CINCO gustan de los entornos de trabajo protegidos, la ausencia de interrupciones, el contacto limitado y los planes anunciados con anticipación. En su aspecto positivo, la postura distante deriva en un análisis confiable y claro. Como estrategia psicológica, el distanciamiento minimiza el contacto.

Centro de Atención

Busca la privacidad y no involucrarse.

Almacena saber y lo esencial para sobrevivir. Evita el vacío.

Se ajusta el cinturón para mantener la independencia. Sale adelante con menos.

Valora el control emocional. Siente predilección por los eventos estructurados y los planes conocidos con anticipación. Desea disponer de tiempo.

Crea compartimentos. Mantiene las secciones de la vida separadas entre sí. Dispone de espacios de tiempo predeterminados para los eventos emocionales fuertes.

El poder de saber. Sistemas analíticos e información especial. Desea conocer la clave del funcionamiento del mundo. Conjeturas acerca de los sentimientos.

Confusión entre el distanciamiento espiritual y la necesidad de alejarse del dolor emocional.

El CINCO contempla la vida desde el punto de vista de un observador a la distancia. Esta forma de prestar atención puede derivar en:
 Sensación de alejamiento de los eventos de la propia vida.

Capacidad para mantener un punto de vista distante que no resulte afectado por el miedo o el deseo.

 6) El Soldado
 Cuestionamiento del amor y de un futuro prometedor. Temor a creer y ser traicionado: ¿Todavía me quieres? ¿Prosperará mi trabajo? ¿Es esto verdad? ¿Debería dudar? Leales en el amor, los Soldados se vuelcan en sus íntimos para que les alienten. Por desconfiar de la autoridad cuestionan su trabajo. Bien empleada, la mente cuestiona dota produce claridad de propósito. Como actitud de vida, la duda interior interfiere con el progreso.
Centro de Atención

Aplazamiento. Pensar en lugar de hacer. Evitar la acción.

Grandes metas, por o general inacabadas.

La ansiedad alcanza picos máximos con el éxito. Triunfar equivale a exponerse a fuerzas hostiles.

Amnesia sobre el éxito y el placer.

Problemas con la autoridad. Sometimiento o sublevación contra ella.

Sospechas sobre las motivaciones ajenas, en especial las de la autoridad.

Identificación con las causas de los más débiles. Liderazgo de la oposición.

Miedo a reconocer la propia ira, y temor a la ira de los demás.

Escepticismo y duda. Mente dubitativa budista.

Si, pero..., o Esto puede no funcionar.

Análisis del entorno en busca de claves que expliquen la sensación de amenaza interna.

Esta forma de prestar atención confirmará que:
 El mundo es un lugar amenazador, pero asimismo conduce a:

Reconocer las motivaciones y los planes ocultos que influyen en las relaciones.
 
7) El Epicúreo
Capacidad para amar y ser bien considerado. Deseo de que los proyectos se concreten. El amor y el trabajo deberían ser aventuras. Anhelo de llevar una vida fabulosa. La mejor parte del amor es la atracción inicial. La mejor parte del trabajo, una idea brillante. Expresión de ideas, planificación, opciones. Un futuro positivo, una carrera excitante. En su aspecto positivo, el punto de vista aventurero transmite su entusiasmo a los demás. Como táctica personal, la atracción por el placer es una forma de escapar del dolor.

 

Centro de Atención

Estimulación. Nuevas e interesantes cosas para hacer. Desea permanecer en lo más alto. Evita el dolor.

Mantiene múltiples opciones. Limita el compromiso a un único curso de acción. Teme a las limitaciones.

Reemplaza los sentimientos profundos o dolorosos por una alternativa placentera. Escapa hacia el placer mental. Habla, planifica e intelectualiza.

Utiliza el encanto como primera línea de defensa. Teme a los tipos de personalidad que se inclinan por el contacto amigable por las personas. Evita el conflicto. Se aleja de los problemas.

Una forma de prestar atención que se basa en la información y la sistematiza para que los compromisos lleguen con excusas y opciones.
Este estilo de atención puede derivar en:
 Evasión racionalizada de una dificultad o compromiso limitante.

Capacidad para encontrar conexiones, paralelismos y concordancias inusuales. Talento para la síntesis no lineal de información.


8) El Jefe
Expresión del amor a través de la protección y el poder. Preferencia por la verdad que surge de una discusión. Ansia de contacto. En paz con la ira. Defensa de los suyos. Voluntad de asegurar su refugio el trabajo. Al ascender a posiciones de control y autoridad, los OCHO establecen las reglas en la vida amorosa y laboral. En su aspecto positivo, la postura de “hacerse cargo” crea líderes que utilizan sabiamente su poder. Como postura deponer, la mejor defensa en una buena ofensa.

Centro de Atención

Controla las posesiones y el espacio personal.

Le preocupan la justicia y el poder. Evita la debilidad.

Da una imagen exagerada de sí mismo: demasiado fuerte, demasiado intensa.

Control impulsivo. Necesita marcar límites.

Tiene dificultades para reconocer las necesidades de dependencia y las emociones menos intensas.

Cuestiones de límite. Debe aprender a diferenciar la defensa personal de la agresión.

Niega otros puntos de vista a favor de la verdad. Confunde la verdad objetiva con una opinión subjetiva que favorece sus propios planes.

Un estilo de atención “a todo o nada” que tiende a ver los extremos de una situación. Las personas parecen ser justas o injustas, guerreros o cobardes, sin término medio.
 Esta clase de atención puede derivar en:
Una negación inconsciente de las debilidades personales.

La ejercitación de la propia fuerza al servicio de los demás.

9) El Mediador

Fusión con sus seres queridos, flexibilización de límites. Aprobación de los puntos de vista ajenos. Tendencia a volverse testarudo en lugar de enfadarse. Voluntad de ser neutral: “no he dicho que no, pero me parece que no estoy de acuerdo contigo”. Capacidad para relacionarse con todos los puntos de vista de una discusión, lo cual desbarata sus propios planes. “Sí” significa: “si, estoy reflexionando sobre tu opinión”. “Quizá”, posiblemente, quiere decir “no”. En su aspecto positivo, el hábito de fundirse con los demás ofrece un apoyo genuino. Como medida de protección adoptar muchos puntos de vista impide el compromiso con alguno de ellos.

Centro de Atención

Reemplaza las necesidades esenciales por sustitutos innecesarios.

Se reconforta con placeres innecesarios. Evita el conflicto.

Muestra una gran ambivalencia en cuanto a las decisiones personales. “¿Estoy de acuerdo o no?. Ve todas las caras de una cuestión. Las decisiones resultan sencillas cuando no tienen componentes personales; por ejemplo, las acciones de emergencia o las opiniones políticas.

Pospone el cambio repitiendo soluciones conocidas. Actúa por hábito. Ritualismo. Hay mucho tiempo; puede esperar hasta mañana.

Tiene dificultades para iniciar el cambio. Le resulta más sencillo saber lo que no se desea que lo que sí se quiere.

No puede decir que no. Le cuesta separarse, ser el que se marcha.

Disminuye la energía física y la ira. Desvía la energía hacia trivialidades. Retrasa el tiempo de reacción para la ira. Agresión pasiva. Ira equivale a separación.

Controla a través de la testarudez. No hace nada. Espera. Controla mediante el uso del tiempo. Prefiere esperar más.

Presta atención a los planes de otras personas, lo cual deriva en: Dificultad para adoptar una posición personal, aunque también desarrolla:

La capacidad para reconocer y apoyar lo que resulta esencial en las vidas ajenas.

Fuente: de psicología.com   Por blanca