Páginas vistas en total

lunes, 8 de abril de 2013

Conseguir que la escuela atienda de forma coherente a su hijo con Asperger


Conseguir que la escuela atienda de forma coherente a su hijo con Asperger

Su hijo con Asperger sigue protestando que sus profesores son injustos. También informa que está  siendo intimidado casi todas las semanas. Y para empeorar las cosas, él está sacando malas notas y, a menudo se queja de que  no entiende su tarea. Te sientes enfadado  y comienzas a preguntarte qué está haciendo la escuela por tu hijo.

Las mamás y los papás de niños con Asperger (AS) y Autismo de Alto Funcionamiento (HFA) deben  aprender a manejar eficazmente la abundancia de desinformación pública y los prejuicios que rodean los trastornos del espectro, esto significa que deben aprender a ser defensores.

Es su deber sagrado  proteger a su hijo del peligro, la humillación y un ambiente educativo insolidario. Usted simplemente no puede mantenerse al margen y ver  que  su hijo o hija sufre.

Aquí hay 21 consejos fundamentales para la relación padre-defensor:

 

1. Cuando se reúna con docentes y personal  de la escuela para discutir los cambios que le gustaría ver (por ejemplo,  más tolerancia de los maestros con respecto a la necesidad de su hijo,  tener tiempos de espera en una sala de recursos con el fin de evitar la crisis), siempre tenga pruebas y datos para apoyar su sugerencias.

 

2. Conviértase en un reportero…cómo cuando usted está tratando de lograr cambios de políticas escolares. Haga preguntas como, "¿quién, qué, dónde, cuándo, por qué y cuándo" y luego escuche atentamente las respuestas que recibe. Investigue las cuestiones  relevantes, y luego documente las respuestas en lugar de simplemente dejarlas relegadas  en su memoria. Aprenda la mejor forma de hacer sus preguntas (y no se comporte de manera  hostil o defensiva) para conseguir las mejores respuestas abiertas y honestas por parte del personal de la escuela.

 

3. Considerar al profesor como un adversario no es lo más beneficioso para tu hijo. A veces es fácil caer en la trampa de culpar al personal de la escuela por decepciones o por un tema en particular. Sin embargo, culpar suele dar lugar a malos sentimientos y a cortar la comunicación. En lugar de culpar a los maestros o personal de la escuela, prueba el enfoque opuesto: mantener la calma, conocer los hechos, y abogar sobre la satisfacción de las necesidades únicas de tu hijo.

 

4. No busque crear problemas .Trabaje con los maestros de su hijo y los resultados serán mucho más positivos .Proponga soluciones o cree un posible plan que funcione mejor para su hijo, el maestro y usted. Tenga la mente abierta y escuche las soluciones propuestas desde el lado educativo.

 

5. Sea miembro activo y contribuyente de la comunidad escolar. Ofrézcase como voluntario para ayudar con los comités y actividades escolares y eventos.

 

6. Esté preparado para las contradicciones y objeciones al discutir temas importantes con el personal escolar. Piense en los problemas o preocupaciones que el personal escolar puede exponerle y prepare respuestas eficaces.

 

7. Demuestre a los  maestros de su hijo y al  personal escolar que como padre quiere ayudar a iniciar un cambio positivo para todos los estudiantes, no solo para su hijo.

 

8. Esté dispuesto a ser empático(tolerante) - incluso si usted no está de acuerdo-Diga: "Puedo comprender su  punto de vista, pero si hacemos algunos compromisos y ajustes, podemos hacer que esto funcione mejor".

 

9. Conviértase en un "pseudo-abogado" en la ley de educación especial. Las mamás y los papás de los niños de educación especial en verdad no necesitan ser abogados, sin embargo, es bueno estar muy bien informado sobre la ley de educación especial.

10. Conviértete en un maestro planificador. Las mamás y los papás suelen tener metas para sus hijos, y las familias de niños con necesidades especiales, en particular, deberían establecer objetivos  junto a estrategia para conseguirlos.

11. Afronte  los conflictos con eficacia. Reconozca  que, en la inmensa mayoría de los conflictos, en ninguna de las partes está la verdad absoluta. Trate de ver todos los lados de un problema. Caminar en los zapatos del maestro. Los conflictos entre padres  y maestros al final tienen un impacto negativo en el niño.

12. Felicite y agradezca con sentimientos positivos el buen trabajo docente.

13. Si siente que el personal de la escuela no le escucha o ayuda pida que consideren sus recomendaciones y pónganse de acuerdo para realizar un nuevo encuentro y hablar sobre el tema y compromisos pactados. Si usted insiste en una "respuesta inmediata”, el personal escolar  puede sentirse intimidado o  a la defensiva.

14. Aprenda todo lo que pueda acerca de las necesidades especiales de su hijo. La información es poder. Adquiera  y asimile la información que le proporcione el médico  de su hijo, el terapeuta, los expertos en educación especial, y cualquier otra persona que pueda proporcionar información.

 

15. Proporcione a los funcionarios escolares  sugerencias y soluciones pragmáticas y viables. Considere la posibilidad de su tiempo y de energía.

16. No asuma que los maestros de su hija no quiere satisfacer sus necesidades. Los padres deben hacer todo lo posible para establecer un enfoque positivo, basado en la asociación de equipo con el personal escolar.

17. Muestre al  personal de la escuela los beneficios de sus ideas.

18. Las mamás y los papás no sólo tienen la responsabilidad de la planificación de la educación de su hijo. Ellos también deben afrontar qué necesidades tendrá su hijo a largo plazo .Los padres deben ser futuristas activos

19. Entender que el director de la escuela es un punto clave. Usted debe tener la lealtad, el apoyo, la fe, y la cooperación del director con el fin de trabajar eficazmente.

20. Recordar al personal escolar que:

• Cada joven es único y debe ser visto como tal. No hay ningún programa,  o método que funciona eficazmente con todos los niños - incluso si tienen el mismo diagnóstico. Si su hijo no puede aprender de la forma con la que  que el maestro le enseña, el maestro debe aprender la forma con la que su hijo puede aprender.

• Los servicios eficaces de educación especial no existen en el vacío. Tampoco existen separados del programa general. Ellos deben ser una parte integral e importante de la cultura de toda la escuela.

• La educación especial no es un lugar o un programa. Más bien, es un conjunto flexible de servicios y apoyos.

• Bajo las pautas legislativas, las "necesidades especiales" los niños tienen derecho a los servicios. El personal no está "haciendo un favor" mediante la creación e implementación de programas de respuesta. Ellos sólo están haciendo su trabajo.

 

21. Recuerde que:

• Los cambios generalmente ocurren de  arriba hacia abajo.

• El cambio es un proceso, no un acontecimiento.

• El cambio requiere una intensa preparación.

• El cambio será efectivo sólo si se acompaña de apoyo.

• Para que las escuelas cambien, las personas deben cambiar.

 Sólo un proceso racional, solidario hace efectivo el "cambio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario