Páginas vistas en total

miércoles, 27 de junio de 2012

Control de esfínteres.


El niño y la niña con retraso en la adquisición del control de esfínteres.

Características

* El retraso en el control de esfínteres que presenta un niño o una niña puede ser debido a causas diversas que van desde ligeros retrasos en la adquisición de los hábitos de autonomía, un desarrollo madurativo más lento, hasta deficiencias de tipo motor y anomalías del sistema nervioso, como parálisis cerebral, espina bífida, poliomelitis, etc.

* Para algunos de estos niños el hecho de "aprender" puede ser más difícil que para el resto.

* Sus intentos para dominar habilidades, como son las que se relacionan con el control de esfínteres, no les han conducido hacia el éxito y el progreso fácil tal como ocurre con otros niños y niñas.

* El fracaso ante las experiencias que han tenido en este terreno, puede llevarles a resistirse ante estos aprendizajes o ante nuevas exigencias relacionadas con ellos.

* Pueden tener una gran desorientación ante espacios que son nuevos para ellos, y producirles sensación de temor, miedo y ansiedad.

¿Qué cosas les gusta y hacen bien?

 * Que les den seguridad y estén a su lado cuando tiene que ir al servicio.

* Que les recompensen con sonrisas, con la compañía y atención del adulto en un principio , y también con la de sus compañeros a medida que va adquiriendo mayor seguridad en las relaciones con el entorno.

* Utilizar juegos, canciones o sus juguetes preferidos (cintas, pelota, música o cualquier juguete de su preferencia) que puedan llevar consigo a la situación de aprendizaje.

 ¿Qué dificultades tienen?

* Probablemente les falta un dominio suficiente de habilidades elementales de autonomía relacionadas con el aprendizaje del control de esfínteres: vestido, aseo, reconocimiento suficiente del espacio, control del medio y de los objetos, etc.

* El mostrar ante los demás sus dificultades en este sentido puede ocasionarle una autoimagen negativa de sí mismo, por lo que ha de tratarse de atender el aprendizaje del control de esfínteres y evitando que se muestre incompetente ante los demás.

¿Como les podemos ayudar?

* Manteniendo rutinas o costumbres habituales para ir al baño: llevarle a la hora precisa, en un lugar que sea conocido, mostrándole agrado cuando lo hace bien, etc.

* Es importante no efectuar cambios en el horario durante las primeras semanas. Después, a medida que se producen éxitos, se podrán ampliar los tiempos entre una y otra visita al lavabo.

* Eliminando la presencia y las ayudas de forma progresiva a medida que coge una mayor seguridad, dominio y autonomía.

*Enseñándole y ejercitando las habilidades implicadas en el aprendizaje y control de los esfínteres:

• Saber cuando tiene que ir al servicio.

• Saber esperar para eliminar

• Conocer y aprender a ubicarse en el espacio: cuarto de baño, pasillos, etc

• Bajarse los pantalones o bragas.

• Sentarse sin miedo en el retrete.

• Utilizar el papel higiénico de forma adecuada.

• Volverse a subir las bragas o pantalones.

• Tirar de la cadena.

• Lavarse y secarse las manos.

* Llevando un registro para hallar su pauta de eliminación.

En algunos casos es conveniente recoger durante dos semanas aproximadamente el número de veces que el niño o la niña se orina o hace caca para establecer un horario de control de esfínteres.

* Estableciendo un horario para ir al lavabo

• Si el niño o la niña tiene una pauta regular o fácil de identificar, se programarán las horas de ir al lavabo un poco antes ( 15 minutos) de la hora en que normalmente tiene un movimiento intestinal.

• Si no tiene una pauta regular, la primera hora de ir al lavabo sería 15 minutos antes de la hora en que se inicia el control. A partir de ahí, se puede programar cada 1 hora y medio o 2 horas el ir al servicio.

• Eliminando las ayudas de forma progresiva a medida que el niño o la niña va cogiendo mayor seguridad.

Si quieres saber más * AZRIN Y FOX. (1979). El control de esfínteres. Barcelona. Ed.Fontanella.

* BAKER, B. y otros (1980). ¿Cómo enseñar a mi hijo el control diurno de los esfínteres? . Madrid. Pablo del Rio.

FUENTE: Guía de Necesidades Educativas Especiales


martes, 26 de junio de 2012

El niño con Autismo


El niño y la niña con Autismo( etapa educativa-infantil)

Características

 * El Autismo es un trastorno profundo del desarrollo caracterizado por alteraciones importantes en el comportamiento, en la comunicación social y en el desarrollo cognitivo, que se dan de forma simultánea.

* A menudo los niños y niñas con autismo tienen además retraso mental y, aunque pueden ser muy diferentes entre sí, todos ellos tienen muchas dificultades para aprender y relacionarse.

* En mayor o menor grado afecta al uno por mil de los niños y niñas y se debe a enfermedades diversas relacionadas con el desarrollo cerebral.

* Tienen una profunda falta de comprensión del mundo social, que les dificulta el contacto afectivo con otras personas, saber lo que el otro piensa y siente, por lo que les resulta muy difícil establecer relaciones e interactuar con los demás.

* Sus intereses son muy limitados y rutinarios presentando movimientos repetitivos y una incapacidad para disfrutar del juego y la actividad imaginativa.

* Tienen muchas dificultades para comunicarse y utilizar eficazmente el lenguaje hablado o el de la mímica y aunque algunos llegan a desarrollarlo, su lenguaje es peculiar, con estereotipias verbales, que pocas veces utilizan para expresar emociones e ideas.

* Con atención adecuada tienen progresos a medida que se van haciendo mayores, pero la mayoría necesitará apoyos y servicios adecuados que mejoren su calidad de vida.

¿Qué cosas les gusta y hacen bien?

* Las actividades que en su realización no se requiere capacidades altas de comunicación verbal o social como son las actividades de emparejamiento, asociación, manipulación y construcción,etc.

* Algunos niños y niñas con autismo tienen desarrolladas determinadas habilidades como capacidad para la lectura, escritura, habilidades numéricas o memoria mecánica, etc.

* Para la mayor parte de los niños y niñas con autismo la música es una actividad grata que puede ser muy útil como recurso escolar y como ayuda para estructurar el espacio y el tiempo.

 ¿Qué dificultades tienen?

 * Los niños y niñas autistas, al carecer de competencias necesarias para el desarrollo social y comunicativo, tienen dificultades para imitar, para entender lo que piensan los demás y para comprender las normas sociales del entorno.

* Su comunicación es deficitaria por lo que su rendimiento es peor en aquéllas actividades que requieren un alto grado de competencia comunicativa.

* Les resulta difícil realizar juegos simbólicos en los que tienen que imaginar situaciones y representar distintos papeles.

* Pueden presentar problemas de tipo conductual sobretodo por falta de competencias sociales para comprender el entorno o por tener un retraso en la adquisición de hábitos de autonomía básicos, como alimentación, control de esfínteres, etc.

* Tienen dificultades para organizar el tiempo y entender las claves lingüísticas del entorno, predecir los acontecimientos, entender las emociones y expresiones de los demás, etc.

* Les resulta difícil interactuar y mantener una atención compartida con otra persona, poder mirar juntos un objeto, intercambiar expresiones de agrado o desagrado sobre una cosa, etc.

¿Cómo les podemos ayudar?

*A través de la atención educativa en el aula ordinaria:

• Adaptando la organización del aula, que debe tener las indicaciones, claves e informaciones convenientes para que pueda orientarse en ella. Por ejemplo, utilizando símbolos que indiquen cada rincón, fotografías de distintas actividades, gráficos para el tiempo, etc.

• Indicando de forma clara, mediante fotografías o dibujos las secuencias  temporales de las distintas actividades que se realizan a lo largo del día.

* Intensificando el trabajo en las áreas de:

• Hábitos de Autonomía básicos: alimentación, aseo, control de esfínteres,..., para favorecer su integración y evitar posibles problemas conductuales que la falta de estos hábitos puedan originar.

• Atención con actividades cortas, estructuradas, simples y claras para que pueda mejorarse y conseguir progresivamente un centraje en las tareas.

• Manipulación y exploración adecuada de los objetos.

*Aumentando la posibilidad de compartir la atención:

• Realizando juegos interactivos propios de la edad infantil: cu-cu, esconder y buscar, falta algo, dónde está, dar de comer a las muñecas, etc.

• Con canciones y juegos en los que haya que imitar acciones.

• Enseñándole y mirando con el niño o niña láminas, objetos, dibujos, juguetes móviles, musicales, etc.

* Mejorando la comprensión del entorno y las respuestas sociales:

• Es importante realizar observaciones sobre cómo se comunica, cuándo, en qué situaciones, con qué personas, etc; aunque no tenga una comunicación verbal, se ha de aprovechar cualquier conducta comunicativa para potenciarla y hacerla útil y funcional.

• Hemos de presentarle un entorno coherente, ordenado, estructurado, en el que sucedan cosas que pueda prever, con rutinas que, llegado un momento, habrá que interrumpir para favorecer la comunicación.

* Con estas pautas de intervención y ayuda:

• Estructurando las actividades, el tiempo, el espacio y los materiales de forma que se pueda predecir lo que va a suceder.

• Siendo claros en las emociones de forma que se entiendan.

• Exagerando las emociones y expresiones.

• Trabajando a través de la imitación.

• Evitando el habla excesiva que puede confundir al niño o a la niña.

• Utilizando un lenguaje sencillo y ajustado a su nivel para que pueda ser comprensible.

• Hablando sobre hechos recientes, sucesos concretos o en presencia de los objetos.

• Recurriendo a ayudas visuales y/o auditivas como música, timbres, etc. que puedan clarificar la comprensión de los mensajes.

* Llevando una coordinación con la familia y las personas que colaboran en su atención:

• Puede ser de utilidad llevar un cuaderno de "sucesos" entre la escuela y familia donde se anotan los pormenores de cada día. Acordar los días en que periódicamente se revisarán con la familia los avances y/o dificultades que puedan surgir, participando todos los profesionales que intervienen en su atención: tutora, auxiliar, consultora, etc., en la toma de decisiones sobre la adaptación curricular o atendiéndole en su plan de trabajo.

Si quieres saber más

 * FRITH, U. (1991). Autismo: hacia una explicación del enigma. Madrid. Alianza Editorial.

* JORDAN, R.; POWEL, S. (1992). Las necesidades curriculares especiales de los niños autistas. Vitoria-Gazteiz. Gobierno Vasco.Departamento de Educación, Universidades e Investigación. IBE/CERE.

* RIVIERE, A. (1990) El desarrollo y la educación del niño autista.Desarrollo psicológico y educación. VV. AA. Vol.III. Cap. 18. Madrid.Alianza.

* VV.AA. (1992). Autismo y necesidades educativas especiales. Vitoria-Gazteiz. Gobierno Vasco. Vicepresidencia para Asuntos Sociales. ServicioCentral de Publicaciones.

Fuente: Guía de Necesidades Educativas Especiales


lunes, 25 de junio de 2012

Alumnos que presentan dificultades de aprendizaje


Ideas claves a tener en cuenta con alumnos que presentan dificultades de aprendizaje

·        Heterogeneidad relacionada con  la gravedad del problema.

*Importante tener en cuenta la edad de inicio del problema para obtener información sobre el grado de dificultad. Trabajando con el niño a lo largo del tiempo se podrá tener información sobre la gravedad del problema.



·        Heterogeneidad en cuanto a la edad.

*La precocidad en la aparición del problema ya es en si mismo un dato significativo.



·        Heterogeneidad en sintomatología académica.

*Dificultades en comprensión lectora.

*Dificultades en mecánica lectora.

*Dificultades en cálculo básico.

*Dificultades en razonamiento matemático.

*Dificultades en grafía.

*Dificultades en redacción.

*Dificultades en la comprensión oral.

*Dificultades en la expresión oral.



·        Heterogeneidad en sintomatología del procesamiento cognitivo.

*Percepción visual

*Reconocimiento auditivo.

*Integración  visomotora.

*Asociación visual y auditiva.

*Procesos atencionales.

*Memoria

*Percepción temporal.

*Comprensión de la secuencialidad –seriación

*Procesamiento fonológico

*Resolución de problemas.

*Metacognición.

*Procesos  verbales superiores.

·        Heterogeneidad en la sintomatología de la esfera afectiva.

*Tres ámbitos: personal, social, motivacional.

Personal:         1.Problemas de autoconcepto.

                           2. Problemas de autorregulación.

Social:               3.Dificultades en la comprensión de las 

                               interacciones sociales.

                           4. Dificultades en las habilidades sociales.

Motivacional:  5. Dificultades en atribuciones

                            6. Problemas de ansiedad.

                            7. Dificultades en la motivación





·        Heterogeneidad en la interacción entre las causas.

Problemas que se observan al combinar los tres ámbitos de variabilidad
Heterogeneidad académica

Heterogeneidad
cognitiva

Heterogeneidad afectiva


1*Dificultades en comprensión lectora.
2*Dificultades en mecánica lectora.
3*Dificultades en cálculo básico.
4*Dificultades en razonamiento matemático.
5*Dificultades en grafía.
6*Dificultades en redacción.
7*Dificultades comprensión oral.
8*Dificultades en la expresión oral.

1*Percepción visual
2*Reconocimiento auditivo.
3*Integración  visomotora.
4*Asociación visual y auditiva.
5*Procesos atencionales.
6*Memoria
7*Percepción temporal.
8*Comprensión de la secuencialidad –seriación
9*Procesamiento fonológico
10*Resolución de problemas.
11*Metacognición.
12*Procesos  verbales superiores.







1. Problemas de autoconcepto.
2. Problemas de autorregulación.
3.Dificultades en la comprensión de las 
 Interacciones sociales.                   
4. Dificultades en las habilidades sociales.
5. Dificultades en atribuciones.
6. Problemas de ansiedad.
7. Dificultades en la motivación.






Conclusión: Cada alumno con dificultades de aprendizaje es diferente y único por lo tanto hemos de trabajar con él respetando su individualidad, dificultades y  necesidades.




Bibliografía: Las dificultades de aprendizaje escolar. Manual práctico de estrategias y toma de decisiones. Ars Medica.Autor Eduardo Rigo Carratalá






domingo, 24 de junio de 2012

El niño y la niña que sufre maltrato


El niño y la niña que sufre maltrato

 Características

 * Se considera que un niño o niña sufre maltrato cuando se dan por parte de las personas o instituciones encargadas de su cuidado, comportamientos anómalos de violencia física, psíquica o sexual, o hay omisión grave de los cuidados y atenciones necesarios para su correcta maduración y desarrollo.

* Los malos tratos a la infancia se manifiestan de formas diversas: castigo físico, abuso sexual, desatención afectiva, desvalorización personal, anulación de la autoestima, exigencias desmesuradas, ..y sus repercusiones afectan al desarrollo personal del niño o la niña.

* Los malos tratos responden a causas diferentes como son antecedentes de maltrato en los padres o cuidadores, dificultades sociales y económicas graves, patrones culturales de exigencia excesiva, trastornos mentales, experiencias de violencia familiar, etc.

* El maltrato infantil es un fenómeno que no se limita a hechos excepcionales relacionados con la pobreza y la marginación sino que puede afectar a todos los niveles culturales y sociales manifestándose de formas peculiares y variadas.

* Los malos tratos suponen para los niños y niñas que los padecen un gran sufrimiento psicológico que, con frecuencia, da origen a trastornos afectivos y/o sintomatología psiquiátrica que requiere atención terapéutica.

* La solución a esta problemática debe darse desde diferentes estamentos y depende de otras medidas de tipo socioeconómico, condiciones de vivienda, ayuda y reorientación de alguno o todos los miembros de la familia con la mediación de un profesional especializado, etc.

* La escuela, en el conjunto de medidas, tiene un papel clave en la detección de los malos tratos y en la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para atajarlos, así como en la recuperación del mundo interno de los niños y niñas que los sufren.

 ¿Qué cosas les gusta y hace bien?

 * En principio todas las actividades que realizan el resto de los niños y niñas de su misma edad.

* Responden de forma muy positiva al afecto, interés y atenciones que les presta los adultos así como a la estimulación social y cognitiva que se realiza a través de sus compañeros.

¿Qué dificultades tienen?

 * Los niños y niñas que sufren maltrato, sea en la familia o en el medio social en que se desenvuelven, están indefensos ante estas situaciones y necesitan ayuda para modificarlas o salir de ellas.

* Los niños que sufren maltrato suelen tener retrasos cognitivos o intelectuales como consecuencia indirecta de los actos de maltrato (aprendizaje evitativo, hipervigilancia,) y también debido al ambiente familiar empobrecido y a la falta de estimulación que reciben.

* Tienen dificultades en la cognición social (distinguir lo que es adecuado en las interacciones, lo que está bien y mal,....), baja empatía, dificultades para reconocer y expresar emociones, miedo a la proximidad de las personas, etc., generadas por los modelos de cuidados recibidos que son poco sensibles a ellos y a los demás.

*Sus habilidades sociales para relacionarse con los demás son inadecuadas; se dan conductas agresivas o de marcada inhibición, derivadas de dificultades sociocognitivas.

* Manifiestan síntomas de trastornos depresivos como tristeza, baja autoestima, indefensión, inhibición, apatía ante el aprendizaje, hiperactividad, dificultades de atención, etc.

 ¿Cómo les podemos ayudar?

 * La escuela es el ámbito por el que pasan todos los niños y niñas y ello le convierte en un lugar preferente para detectar de forma precoz en los niños y niñas características o signos que muestren indicios de desamparo o malos tratos y desarrollar tareas preventivas.

*Detectando inicialmente situaciones de maltrato o abandono y actuando sobre ellas desde los programas escolares con el fin de ayudar a la recuperación afectiva y emocional de los niños y niñas que lo padecen.

* Observando en la actitud, conducta, afectividad y socialización de los niños y niñas la presencia de indicadores que supongan que están en riesgo de sufrir maltrato o abandono.

* Interviniendo de forma coordinada con los servicios sanitarios, sociales y educativos de la misma zona.

* Informando, cuando hay indicios de malos tratos, a los cargos directivos del Centro o al Consejo Escolar.

* Respetando en todas estas actuaciones el derecho a la privacidad del niño o la niña y de su familia.

* Favoreciendo la integración en el medio escolar.

Evitar estructurar el aprendizaje en contenidos instructivos rígidos.

• Dar prioridad en los programas escolares a objetivos de educación social.

Acercarnos a los intereses del niño o la niña, hablar con ellos y conectar con su afectividad.

Fomentar las interacciones entre los alumnos y alumnas para ayudar a que adquieran modelos de relación positivos.

Potenciar entre los alumnos y alumnas la expresión de sus emociones con la ayuda y mediación del profesor.

Conocer su familia, la situación laboral, las condiciones de vida, etc., porque nos permitirá comprenderle y hacer propuestas cercanas a sus intereses que le ayuden a progresar.

 Con estas pautas de intervención y ayuda

• Ofreciéndole a través de la relación personal que establezcamos un modelo de relación positiva que asegure su estabilidad afectiva.

• Favoreciendo una actitud positiva ante el aprendizaje.

• Proponiendo actividades en las que tenga una participación activa que potencie y ayude a desarrollar la expresión y la comunicación.

• Fomentando el trabajo en grupo y la interrelación para evitar el aislamiento.

• Aprovechando los contenidos actitudinales para ayudarles a conocer y defender sus derechos.

• Valorando sus progresos.

Si quieres saber más * ARRUABARRENA, M.I.; DE PAUL, J. (1994). Maltrato a los niños en la familia: evaluación y tratamiento. Madrid. Ediciones Pirámide.

* LOBO, E. (1989). La protección de los niños y niñas en situación de riesgo. Guía para la escuela.Comunidad de Madrid. Consejería de Educación. Dirección General de Educación.

* MARTINEZ ROIG, A. ; DE PAUL, J. (1993) Maltrato y abandono en la infancia. Barcelona. Ed. Martinez Roca.

Fuente:Guía de Necesidades Educativas Especiales

Dolor de cabeza en niños con Síndrome de Tourette


Dolor de cabeza en niños con Síndrome de Tourette

Presentado como un cartel en la 63 ª Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología en abril de 2011 en Honolulu, Hawaii.

Debabrata Ghosh , MD Prashant V. Rajan, Deepanjana Das, Priya Datta,A. David Rothner , MD,Gerald Erenberg , MD

Centro de Neurología Pediátrica, Hospital de Niños, la Clínica Cleveland, Cleveland, OH

Recibido el 29 de octubre 2011 , recibido en forma revisada 21 de diciembre 2011 , aceptado el 31 de enero 2012. publicado en línea el 19 de marzo 2012. Prueba corregido

Principio del formulario

Final del formulario
Objetivo

Los autores analizaron la frecuencia de aparición de dolores de cabeza en niños y adolescentes con síndrome de Tourette (TS) para hacer frente a su posible inclusión como una comorbilidad.

Diseño del estudio

Utilizando un cuestionario prospectivo, administrado directamente, nos entrevistamos con un tamaño de muestra total de 109 pacientes con ST inferior o igual a 21 años de edad. Los cuestionarios fueron analizados de acuerdo a los criterios diagnósticos de la Sociedad Internacional de Cefaleas.

Resultados

Hemos encontrado los dolores de cabeza a estar presente en el 55% de los pacientes, con los 2 tipos de dolor de cabeza más comunes son las migrañas y dolores de cabeza de tipo tensional. La tasa de migraña dentro del grupo de TS se encontró que era 4 veces mayor que la de la población pediátrica general, como se informa en la literatura. Además, la tasa de dolor de cabeza tipo tensión se encontró que era más de 5 veces mayor que la de la población pediátrica general.

Conclusiones

En general, las altas tasas de la migraña y la cefalea de tipo tensional dentro de esta población apoyan la tesis de que los dolores de cabeza son una comorbilidad de la TS.
FUENTE:



Últimas noticias en Neurología20 de junio de 2012
Los niños con síndrome de Tourette pueden padecer más migrañas y cefaleas
Ghosh D, Rajan PV, Das D, Datta P, Rothner AD, Erenberg G
J Pediatr 2012; Mar 15. [Epub ahead of print]
Leer noticia

miércoles, 20 de junio de 2012

Retraso del desarrollo


El niño y la niña con retraso global del desarrollo

Características

* Los niños y niñas con retraso global en su desarrollo tienen en esta etapa educativa una evolución retardada que, sin embargo, sigue patrones evolutivos muy similares al resto de los compañeros de su edad.

* Lo característico del retraso generalizado es que no afecta de forma exclusiva a un área concreta, sino que son todas las áreas de su desarrollo intelectual, afectivo y social las que están retardadas.

* En muchos casos, con la conveniente estimulación, adquieren pautas evolutivas y un ritmo similar al de su edad pues se trata solamente de un retardo en la adquisición de capacidades y destrezas.

* En otros casos, aún con los avances conseguidos, este retraso madurativo, mostrará en edades futuras un déficit de capacidad intelectual

¿Qué cosas les gusta y hacen bien?  

* Suelen tener respuestas muy positivas a la interacción social y al aprendizaje cuando se proponen actividades ajustadas a su nivel madurativo.

* Aprenden más fácilmente cuando se utiliza junto con la estimulación verbal la vía visual como refuerzo para la comprensión de los mensajes.

* Les gusta que se les refuerce todas las realizaciones positivas por pequeñas que éstas sean.

* Como a cualquier niño les gusta la actividad, los juegos, explorar objetos, moverse en el espacio, pero es necesario adaptar los programas, tiempos y ritmos de las actividades a su nivel madurativo.

¿Qué dificultades tienen?

* Sus dificultades son globales y afectan a distintas áreas del desarrollo; surgen desfases en el conocimiento, coordinación y control del propio cuerpo.

* Pueden tener tendencia a aislarse del grupo cuando la interacción con los iguales les resulta especialmente difícil, a no ser que se pongan en estas ocasiones medidas que les facilite la relación social.

* Sus estrategias para reorganizar y entender de modo adecuado las demandas del entorno social, mantener y dirigir la atención, organizar la información y adaptar la conducta pueden estar más retardadas y afectar al modo de realización de algunas de las tareas escolares.

* El nivel de motivación hacia las actividades puede verse afectado por una insuficiente comprensión verbal, por hábitos de atención que no están suficientemente instaurados o por la propia dificultad de la tarea que se le propone.

* Suelen presentar un retardo en la formación de conceptos y para establecer categorías, clasificaciones, relaciones entre los objetos, hechos, etc.

* El área de lenguaje tanto comprensivo como expresivo puede estar más o menos retardada, especialmente cuando no hay apoyo del contexto.

¿Cómo les podemos ayudar?

* Lo habitual en estos casos es que tanto la organización del aula como los objetivos del segundo ciclo de la Etapa Infantil, sean los adecuados; sin embargo, será necesario secuenciar y adaptar los contenidos y actividades teniendo en cuenta sus aprendizajes previos.

* Se les ha de dar mayor tiempo para que aprendan y para que puedan interpretar y comprender el entorno en el que se desenvuelven, los objetos, las personas, su propio cuerpo, etc.

* Se han de plantear actividades adecuadas a su nivel de competencia, debidamente seleccionadas y desmenuzadas en secuencias sencillas.

* Potenciando los siguientes aspectos

• El conocimiento del propio cuerpo y el desenvolvimiento en el espacio

• Las habilidades motrices a través de la estimulación psicomotriz y el juego

• Las habilidades de autonomía

• La manipulación, experimentación y diferenciación de objetos y espacios

• La formación de conceptos como:

• Asociación de cosas iguales

• Emparejamiento de objetos, dibujos, lotos,...

• Clasificación de formas, tamaños, colores, etc.

• Diferenciación de objetos según el uso, características, etc.

* Con estas pautas de intervención y ayuda

• Proporcionándoles ayuda física encaminada a sostener, guiar o apoyarle para que pueda realizar la actividad.

• Estructurando las actividades, el tiempo y el espacio de forma consistente para que pueda interiorizar las nociones espaciotemporales.

• Planteando actividades que estén en su zona de desarrollo y en las que haya mínimas posibilidades de error.

• Trabajando a través del modelado y la imitación cuando es necesario.

• Asegurándonos de que comprende las situaciones y utilizando un lenguaje ajustado a su nivel para que pueda comprendernos.

• Aprovechando las situaciones de juego, psicomotricidad y expresión para trabajar los conceptos básicos.

• Hablando sobre hechos recientes, sucesos concretos o en presencia de los objetos.

• Recurriendo a ayudas visuales y gestuales que les permita realizar las tareas con éxito.

• Valorando sus adquisiciones de aprendizaje y sus éxitos

* Llevando una coordinación con la familia y las personas que colaboran en su atención.

• Acordando los días en los que se tendrán reuniones con la familia para ver los avances y/o dificultades que puedan surgir.

• Colaborando todos los profesionales que participan en su atención, tutora, auxiliar, consultora, etc., en la toma de decisiones respecto al plan de trabajo o adaptación curricular, etc.

Si quieres saber más
 * GARAIGORDOBIL, M. (1992). Juego cooperativo y socializado en el aula. Madrid. Seco-Olea.

* MAJOR, S; WALSH, M. (1983).

Fuente:Guía de Necesidades Educativas Especiales