Páginas vistas en total

domingo, 16 de diciembre de 2012

Disfasia -TEL /Conocer



 
Es un trastorno grave y de duración prolongada que afecta a niños desde el inicio del desarrollo del lenguaje y que se prolonga durante la infancia y la adolescencia, pudiendo dejar serias secuelas en el estado adulto.

 
La diversidad de grados y manifestaciones en que se presenta el TEL en los niños, dificulta enormemente su diagnóstico y tratamiento. Algunas variantes de este trastorno se solapan con el espectro autista, en otras los niños aparecen como sordos funcionales, a pesar de que objetivamente no tienen problemas auditivos, otras impiden a los niños expresar lo que quieren comunicar...En definitiva, el TEL abarca un conjunto de trastornos graves, que sin embargo se pueden paliar en mayor y menor medida, dependiendo del tratamiento al que sean sometidos los niños desde etapas tempranas de su desarrollo. Una descripción reciente en castellano de estos trastornos se pueden encontrar en AGUADO (1999), MENDOZA  et. al. (2001), y MONFORT Y JUAREZ (1999).

  Lo más sorprendente de la disfasia o TEL es que los niños no parecen presentar ningun anormalidad neurológica. En muchas ocasiones presentan además una inteligencia no verbal igual o superior a la media de los niños de su edad (Bishop 1998, Bishop y Leonard, 2001). Probablemente la peculiaridad más notoria de estos niños, frente a otras discapacidades o trastornos, es su capacidad de recuperación si son sometidos desde época preescolar a un tratamiento adecuado. Esta capacidad de recuperación no significa que su problema desaparezca, los estudios de los especialistas CONTI-RAMSDEN Y BOTTING (1999) muestran que un elevado porcentaje de niños con TEL arrastran su problema hasta la educación secundaria a pesar de haber sido tratados apropiadamente.

 
No debe confundirse la disfasia o TEL con las dislexias, las dislalias u otros trastornos simples del lenguaje. El niño afectado por una disfasia o TEL es un niño minusvalido[1], cuya minusvalía le produce gravísimos problemas de comprensión y expresión, tiene enormes dificultades para poder progresar en sus estudios, necesita, frecuentemente, adaptaciones curriculares, no pueden estar sometido al aprendizaje de varias lenguas, y el fracaso escolar está asegurado de no ponerse el remedio eficaz cuanto antes. Para dar una indicación de la gravedad del problema, baste con indicar que la Generalitat Valenciana, en su Orden de 16 de julio de 2001 por la que se regula la atención educativa al alumnado con necesidades educativas especiales, equipara en su artículo 19, apartado 3 las necesidades de escolarización de niños con TEL a las de los niños sordos profundos, así mismo en el apartado 6 de este mismo artículo propone para estos niños cinco sesiones semanales de logopedia.






[1] Los niños con disfasia o TEL obtienen entre un 33 y un 66% de minusvalía por los Servicios Sociales de la Junta de Andalucia.

 Fuente: Afnidis-Granada

No hay comentarios:

Publicar un comentario