Páginas vistas en total

martes, 18 de diciembre de 2012

CARACTERÍSTICAS SOCIALES DE LOS NIÑOS CON DA


CARACTERÍSTICAS SOCIALES DE LOS NIÑOS CON DA

Las consecuencias de las DA raramente se limitan a la escuela o al trabajo. Hay muchas áreas afectadas, incluyendo el rol que desempeña en su familia, las relaciones sociales, el funcionamiento no académico (deporte, baile…), la autoestima o la seguridad en sí mismo.

Los individuos con DA pueden ser menos observadores con su ambiente social, malinterpretar los comportamientos de los demás y no aprender tan fácilmente como sus compañeros de las experiencias o de las “señales sociales”.
Algunos niños presentan además cierto grado de inmadurez o incapacidad social acompañando a sus dificultades de aprendizaje. En la búsqueda de la aceptación social, su impaciencia puede precipitarles en comportamientos inadecuados y persistentes.


Las características más comunes de los niños con DA son:
- Incapacidad para interpretar las señales sociales o ambientales.
- Dificultad para anticipar las consecuencias lógicas de las acciones.
- Escaso control de los impulsos.
- Necesidad de gratificación inmediata.
- Incapacidad para establecer metas realistas.
- Razonamientos ilógicos detrás de determinados actos.
- Poca capacidad para desarrollar relaciones significativas con los demás.
- Comportamiento inmaduro y en ocasiones “caprichoso”.
- Baja tolerancia a la frustración que ocasionalmente conduce a un comportamiento disruptivo.


En este sentido, además de los esfuerzos que hacen las familias, profesores, personal especializado y el propio afectado con el fin de paliar los efectos cognitivos de la dislexia, existe un reto final a conquistar: la aceptación social.
El niño con DA deberá ser capaz de conseguir la aceptación social en un entorno que ocasionalmente puede ser cruel y rechazarlos. El desafío personal al que se enfrentan en relación al aprendizaje hace que accedan a las situaciones sociales con una enorme carga sobre sus hombros. El estudiante con DA no sólo deberá desarrollar estrategias para aprender, sino también para relacionarse con éxito con el entorno. Muchos de estos niños invierten demasiado tiempo en sus reeducaciones, y no suficiente en sus relaciones sociales, con lo cual no pueden desarrollar correctamente sus habilidades sociales, cuya consecuencia es una triste perspectiva en el mundo real.


Nuestro autoconcepto, nuestra identidad, se desarrolla a través de las relaciones con los demás (junto con los componentes genéticos y ambientales), por lo que deberemos aprender a relacionarnos con el mundo para estar integrados en él.

El entrenamiento de habilidades sociales (HHSS de aquí en adelante) es básico para los niños con DA. El éxito en la vida está ampliamente determinado por el grado en el que uno puede conseguir la aceptación social. Esto no es un objetivo inalcanzable para los niños con DA, pero debemos prestar atención al componente social en su desarrollo integral. Realmente, poco importa si el niño sacó un sobresaliente en la escuela, cuando no puede realizar de forma satisfactoria una entrevista de trabajo.



FUENTE:NUEVAS CLAVES EDUCATIVAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario