Páginas vistas en total

domingo, 16 de diciembre de 2012

PROPUESTA DE ESCOLARIZACION/TEL


 
 
 
 
  PROPUESTA DE ESCOLARIZACION DE AFNIDIS-GRANADA

 
Actualmente encontramos serios problemas a la hora de escolarizar a nuestros

hijos. Muchos padres, ante la gravedad de la minusvalía de sus hijos, optan por la educación en centros de educación especial, otros le llevan a colegios de integración, y otros, tal vez ignorantes de la gravedad del trastorno, lo escolarizan en colegios sin ningún tipo de apoyo.

 Si analizamos los problemas que encontramos al escolarizar a nuestros hijos, podemos destacar los siguientes:

 

            . Los que se deciden por la educacion especial encuentran una educación individualizada pero los niños no tienen un modelo normalizado al que imitar.

 

            . En los centros de integración si disponen de un modelo normalizado, pero la atención a estos alumnos es insuficiente. No existe logopeda en la mayoría de los centros, y en los centros donde sí hay, resultan a menudo insuficientes. Tienen que rentabilizar su tiempo agrupando a sus alumnos según sus dificultades y nivel. Son pocos los que pueden atender suficientemente a los alumnos. Los profesores de apoyo tienen muchos niños con necesidades y de patologías muy diversas.

 

            . La novedad del diagnóstico del TEL y lo poco frecuente de este trastorno (unos 3 de cada 1.000) lo convierten en un gran desconocido y hace que la mayoría de los especialistas no estén familiarizados con el problema. Otro tanto ocurre con los tutores y resto del personal docente, que, lógicamente, no saben cómo tratar a estos alumnos.

 

            . Se atiende preferentemente su preparación académica dejando en un segundo plano la socialibilización de estos alumnos, aspecto fundamental en su rehabilitación.

 

            La educación que nosotros proponemos pretende conjugar las ventajas del sistema de integración con las ventajas de las escuelas especiales, se trataría de simultanear la integración en la escuela ordinaria con la asistencia a aulas de educación especial, las llamadas UNIDADES DE LENGUAJE.

 

            La Unidad de Lenguaje que proponemos es un aula habilitada en un centro ordinario de integración preferente para los alumnos con TEL o disfasia. Los niños que sufren esta discapacidad, asisten durante parte del día a una de estas aulas, y pasan el resto del día escolarizados con sus compañeros del centro que no padecen ninguna discapacidad. Las Unidades de Lenguaje se componen de un número reducido de alumnos (máximo 5 niños), asistidos por un profesor especializado.

 

            Las materias más abstractas, en las que los niños que padecen TEL o disfasia tienen más dificultades para comprender, son impartidas en estas Unidades de Lenguaje, pasando en ellas más o menos tiempo en función de las necesidades de cada niño. Como no siempre es posible disponer de niños con TEL de la misma edad, se agrupan estos niños en grupos de edades y grados de discapacidad próximos, pero asegurando que la atención sea individualizada y en función siempre de su capacidad.

 

            Las Unidades de Lenguaje deben complementarse en todos los cursos, con un profesor de apoyo y un educador que atienda al niño en determinados momentos, dentro del aula ordinaria y en el recreo. Su objetivo será el fijar su atención, ayudarle en la comprensión de situaciones y a su socialización. Necesitan experimentar que el esfuerzo que para ellos supone la comunicación, merece la pena.

 

            Mediante la creación de un centro de atención preferente de alumnos con TEL o disfasia, conseguiremos además, que los tutores y especialistas, mediante el contacto directo y continuo con los niños, se familiaricen con la problemática y la metodología más adecuada, consiguiéndose una gran eficacia en el tratamiento de los niños que estarán continuamente tratados por personal que conoce su trastorno.

 

            Para conseguir todo esto nuestra propuesta pasa por:

 

1.      Declarar un centro como “centro de integración preferente para niños con disfasia o TEL”.

 

2.      Crear Unidades de Lenguaje en ese Centro, una por cada cinco niños con                 

     TEL, para que puedan recibir la atención que precisan y se les pueda integrar con arreglo a sus capacidades.

 

3.      Dotar al Centro de:

 

. Unidades de Lenguaje: donde un profesor especialista imparta las materias que estos alumnos encuentren más dificultad.

 

. Logopedas suficientes para que cada niño pueda tener una sesión diaria de logopedia de unos 45 minutos.

. Especial atención a dar a los niños lecto-escritura a partir de los tres años. La lecto-escritura como medio de apoyo para la comunicación.

. En los casos de niños con 3, 4 ó 5 años con mutismo, aplicarles el lenguaje bimodal para ayudarles a comunicarse.

. Profesores de apoyo y educadores que ayuden a los niños dentro del aula ordinaria y en los recreos para integrarles en los juegos, control de conductas de aislamiento, socialización...

. Medios materiales: deben incluir ordenador, programas específicos y material escolar adaptado a las necesidades de niños con TEL o disfasia.

 
Fuente:AFNIDIS-GRANADA
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario