Páginas vistas en total

jueves, 31 de marzo de 2016

La configuración de la cara: Simulación Sensoriomotor Contribuye a reconocimiento de expresiones faciales







Una sonrisa puede generar en los demás las ganas de sonreír y lo mismo ocurre con un ceño fruncido. El instinto de imitación facial permite a los humanos empatizar. Dos psicólogas sociales estadounidenses han investigado cómo se procesa esta acción en el cerebro. Según ellas, comprenderlo podría mejorar el tratamiento de trastornos relacionados con el reconocimiento de emociones, como los del espectro autista.
¿Cómo es capaz una persona de reconocer lo que siente otra solo con observar su expresión facial? Esta es la pregunta que han planteado Adrienne Wood y Paula Niedenthal, psicólogas sociales en la Universidad de Wisconsin.
Para entender cómo el cerebro percibe y procesa los gestos, han integrado las últimas investigaciones psicológicas –incluidas las suyas propias– y las pruebas para la estimulación sensoriomotriz en un estudio que publica Trends in Cognitive Sciences.
Según las autoras, cuando vemos la expresión facial de alguien solemos imitarla, aunque sea de manera inconsciente, y extraemos el significado emocional de lo que vemos en cuestión de milisegundos. Esto se debe a que asociamos ese gesto a una determinada emoción que en el pasado nosotros mismos hemos expresado. La relación psicológica delataría un papel importante de la simulación sensoriomotriz en el reconocimiento de las emociones, ya que el proceso implica a los sistemas somatosensorial y motor, encargados del sistema estímulo-respuesta y el control de los movimientos, respectivamente.
“Esta especie de reflejo imaginario de la cara de la otra persona le dice al cerebro cómo debe sentirse ante esa expresión facial concreta. Sucede de forma automática e inconsciente, por lo que tenemos la impresión de ser capaces de ‘leer’ su mente y saber cómo se siente”, declara Adrienne Wood a Sinc.
El sistema de identificación de las emociones puede ayudar a prever futuros comportamientos o sentimientos. Sin embargo, matizan las científicas, no dejaría de ser un juego de predicción, ya que en ningún caso se puede saber a ciencia cierta cómo suele expresarse o qué es lo que siente otra persona solo con mirarla.
La habilidad para reconocer las emociones ajenas y sentirlas puede verse reducida cuando una persona no puede imitar expresiones faciales, como les sucede a quienes padecen una parálisis facial debido a un derrame cerebral o la parálisis de Bell, o incluso cuando los nervios han sido dañados en una cirugía plástica.
Un problema parecido lo tienen aquellos que sufren trastornos relacionados con el reconocimiento de emociones, como los del espectro autista. “La ausencia de mímica facial en las personas autistas puede deberse a la supresión del contacto visual. Si se estimulase este contacto, la mímica podría surgir espontáneamente”, afirma Paula Niedenthal.
Wood indica que “conocer las consecuencias sociales y emocionales de estos problemas contribuirá a ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes, quizá enseñándoles otras estrategias para el reconocimiento de las emociones”.
Las autoras quieren encaminar su investigación a saber cómo se desarrolla la simulación sensoriomotriz y qué mecanismos actúan en el cerebro en el reconocimiento de las expresiones faciales. Conocer mejor su funcionamiento serviría para enfocar mejor los tratamientos de los trastornos mencionados.

Acceso




  • Ver noticia completa
  • gratuito al texto completo.

    http://www.psiquiatria.com/

    viernes, 25 de marzo de 2016

    10 ventajas del aprendizaje basado en proyectos.

    El constructivismo enfoca al aprendizaje como el resultado de construcciones mentales, es decir, que los seres humanos, aprenden construyendo nuevas ideas o conceptos, en base a conocimientos actuales y previos (Karlin & Vianni, 2001).
    En el Aprendizaje Basado en Proyectos se desarrollan actividades de aprendizaje interdisciplinarias, de largo plazo y centradas en el estudiante. (Challenge 2000 Multimedia Project, 1999).
    Diseño de proyectos: etapa de análisis y planeación del proyecto, se debe formular un objetivo definido, limitación del problema o situación a resolver, identificación de los perfiles de los actores involucrados, etc.
    Trabajo colaborativo: es un proceso de un grupo para alcanzar objetivos específicos En el marco de una organización, el trabajo en grupo con soporte tecnológico se presenta como un conjunto de estrategias tendientes a maximizar los resultados y minimizar la pérdida de tiempo e información en beneficio de los objetivos organizacionales.
    Trabajo colaborativo basado en TICs: es el proceso intencional de trabajo de un grupo para alcanzar objetivos más herramientas de software diseñadas para dar soporte y facilitar el trabajo.
    Trabajo cooperativo: técnica de instrucción en que las actividades de aprendizaje se efectúan en pequeños grupos que se forman después de las indicaciones explicadas por el docente. Los integrantes intercambian información, activan los conocimientos previos, promueven la investigación y se retroalimentan mutuamente.
    Aprendizaje basado en problemas: proceso de aprendizaje que gira en base al planteamiento de una situación problemática previamente diseñada y la elaboración de constructos.
    Aprendizaje basado en problemas reales: proceso de aprendizaje que gira en base al planteamiento de una situación problemática real y la elaboración de constructos.

    Las principales ventajas basadas en proyectos son muchas pero destacamos las siguientes:
    1. Los educandos desarrollan habilidades y competencias tales como colaboración, planeación de proyectos, comunicación, toma de decisiones y manejo del tiempo (Blank, 1997; Dickinsion et al, 1998).
    2. Aumentan la motivación para aprender. Mayor participación en clase y mejor disposición para realizar las tareas (Bottoms & Webb, 1998; Moursund, Bielefeldt, & Underwood, 1997). El docente despierta la curiosidad del educando mediante elementos ligados a su realidad que lo estimulan a investigar y aprender.
    3. Integración entre el aprendizaje en la escuela y la realidad. Los educandos retinen mayor cantidad de conocimiento y habilidades cuando están comprometidos con proyectos estimulantes. Mediante los proyectos, los educandos hacen uso de habilidades mentales de orden superior en lugar de memorizar datos en contextos aislados, sin conexión. (Blank, 1997; Bottoms & Webb, 1998; Reyes, 1998).
    4. Desarrollo de habilidades de colaboración para construir conocimiento. El aprendizaje colaborativo permite a los educandos compartir ideas entre ellos, expresar sus propias opiniones y negociar soluciones, habilidades todas, necesarias en los futuros puestos de trabajo (Bryson, 1994; Reyes, 1998). Refuerza sus capacidades sociales mediante el intercambio de ideas y la colaboración. Los educandos ponen en común las ideas, debaten y acuerdan decisiones. Mediante el aprendizaje colaborativo, se apoyan los unos a los otros para aprender y conseguir un objetivo común.
    5. Atiende a la diversidad. Estimula tanto a los educandos con problemas de aprendizaje como a los educandos más avanzados. A los primeros les ayuda a aprender mediante la interdependencia positiva con sus compañeros, mientras que a los segundos les abre todo un campo de posibilidades para desarrollar plenamente sus capacidades.
    6. Acrecentar las habilidades para la solución de problemas (Moursund, Bielefeld, & Underwood, 1997). Fomenta su espíritu autocrítico alimentando a los educandos a evaluar su propio trabajo y a detectar fallos en el proceso de trabajo con el objetivo de que aprendan de sus errores y mejoren los resultados en un futuro.
    7. Establecer relaciones de integración entre diferentes disciplinas. Para el desarrollo del proyecto los educandos deben recurrir a los conocimientos de diversas disciplinas entorno al problema a resolver. De esta manera, los conocimientos se integran y no quedan separados o inconexos como se aprende a través de materias de forma tradicional.
    8. Aumentar la autoestima. Los educandos se enorgullecen de lograr algo por sí mismo que tenga valor fuera del aula de clase y de realizar contribuciones a la escuela o la comunidad (Jobs for the future, n.d.).
    9. Acrecentar las fortalezas individuales de aprendizaje (Thomas, 1998). De esta manera desarrolla su autonomía ya que los educandos son los protagonistas del proceso: planifican el proyecto, distribuyen las tareas, ponen las ideas en común, toman sus propias decisiones y elaboran el producto. Además, promueve la creatividad ya que deben poner en marcha todas las estrategias e ideas posibles para elaborar un producto que dé respuesta a la cuestión planteada. Así, pueden realizar videos, campañas, maquetas, folletos o cualquier otro elemento que apoye su respuesta. Cuanto más original sea el producto, mejor.
    10. Aprender de manera práctica a usar la tecnología. (Kadel, 1999; Moursund, Bielefeldt, & Underwood, 1997). Facilita su alfabetización informática digital e informacional. Durante la investigación desarrollan su capacidad para buscar, seleccionar, contrastar y analizar la información.
    Bibliografía.
    • Aprendizaje basado en proyectos, Dra. Lourdes Galeana de la o. Universidad de Colima.
    • “Metodología de Aprendfizaje basado en solución de problemas-PBLM, Dr. Julio Vázquez Vargas, Dr. Moisés Barrabtes Cabrera, Dr. Virgilio Rosel Vega. Proyecto Uni-Trujillo. Perú. 2000
    • AulaPlaneta.
    ¿Aprendizaje basado en Problemas o Aprendizaje basado en Proyectos?pbl-Vs-prbl.002
    Imagen: theflippedclassroom.es


    Música relajante para aliviar el estrés.

    lunes, 21 de marzo de 2016

    Tratémonos bien. Guía para el alumnado de Primaria.

    Tratémonos bien. Guía para el alumnado de Primaria.




    La violencia no resuelve los conflictos. Sólo crea conflictos nuevos.
                                                                                                                    



    Ver PDF