Páginas vistas en total

martes, 8 de marzo de 2016

Técnicas de estudios para niños más eficaces



Técnicas de estudios para niños más eficaces

El bajo rendimiento académico de un alumno se puede deber a muchas causas, entre ellas la utilización de un método de estudio inapropiado. En este sentido, las técnicas de estudio tienen una importancia fundamental para conseguir unos buenos resultados, puesto que simplifican los contenidos y optimizan el aprendizaje.
innovacion enseñanza
Muchas veces la clave del éxito no se encuentra en estudiar más, sino en buscar la actitud adecuada ante el aprendizaje, aprovechando al máximo los recursos y aplicando estrategias que faciliten un aprendizaje más metódico y personalizado. Las técnicas de estudio son actividades específicas mecánicas y sistematizadas, por lo que pueden ser aprendidas e interiorizadas por cada persona, lo que sin duda le ayudará a mejorar sus resultados académicos.
Algunas estrategias de estudio muy efectivas son:
  • Planificar debidamente los exámenes y el resto de actividades académicas mediante horarios realistas y adaptados a las posibilidades y estilo de vida de cada estudiante.
  • Hacer esquemas, releer y subrayar con distintos colores.
  • Evaluar lo que se sabe sobre un tema y los conceptos que se llevan más flojos.
  • Elegir la técnica de estudio específica que se adapta mejor a la materia que se quiere aprender.
  • Relacionar adecuadamente decisiones, con acciones y procedimientos.
  • En las primeras etapas, el niño o niña, además de los hábitos básicos, puede ir incorporando poco a poco técnicas específicas de estudio, ajustando las mismas a su edad y capacidad.

Técnica de estudio para primaria

En el primer y segundo ciclo de Educación Primaria se puede ir practicando con una serie de técnicas básicas como son:

Técnicas de lectura

Se trata de una metodología para aprovechar al máximo el proceso de lectura en la preparación de un examen es conveniente utilizar una estrategia dividida en 5 pasos:
  1. Realizar una lectura global.
  2. Poner en marcha una lectura a fondo de cada parte del tema o pregunta.
  3. Repaso de cada parte o pregunta, intentando comprender y relacionar la información.
  4. Lectura general, repaso rápido.
  5. Prepararse para el examen: cuando se acerque el examen, hacer una lista con las posibles preguntas y contestarlas sin consultar el material. A continuación, comprobar que las respuestas dadas son acertadas.

Técnica EP3R

El método responde a las siglas de Explorar, Preguntar y las tres erres:  Releer, Revisar y Repasar.
  • E (Explorar): Hacer una lectura rápida de comprensión general.
  • P (Preguntar): Plantear preguntas a la lectura, como “quién”, “cuándo”, “dónde”, “por qué”, “con qué finalidad”, “cuál es la causa”, “posibles consecuencias”, etc. Siempre ajustando las preguntas al contenido del texto, por lo que el planteamiento de las mismas puede variar. Es importante la utilización de lápiz y papel.
  • R (Releer): Volver a leer poco a poco el texto para comprender con más detalle todas las informaciones.
  • R (Revisar): Responder a las preguntas que se han hecho sobre el texto. Puede que sea necesario volver a releer. No se pasará al siguiente apartado hasta que no se hayan contestado todas las preguntas.
  • R (Repaso): Intentar reconstruir el sentido del tema, estableciendo conexiones entre las partes y estando seguros de haber comprendido el contenido.
También se pueden ir incorporando técnicas de subrayado, resumen y esquemas.
FUENTE:http://www.viu.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario