Páginas vistas en total

miércoles, 29 de agosto de 2012

PROYECTO AMBEZAR 2/ATENCIÓN DIVERSIDAD




PROYECTO AMBEZAR 2
Proyecto publicado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía orientado a ayudar al profesorado  y a los profesionales de la orientación .Un excelente material para trabajar la atención a la diversidad

 


Fuente:
  1. +materialesdeAyL: PROYECTO AMBEZAR 2

viernes, 24 de agosto de 2012

Ayudas para alumnos con necesidad específica de apoyo educativo 2012-2013.

 

 

Becas y ayudas para estudiar primaria y secundaria

    Ayudas para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. Curso 2012-2013

    Resolución de 2 de agosto de 2012, de la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, por la que se convocan ayudas para alumnado con necesidad específica de apoyo educativo para el curso académico 2012-2013.
    El plazo de presentación de solicitudes se extenderá hasta el 25 de septiembre de 2012 inclusive

jueves, 23 de agosto de 2012

Seis reglas de oro para motivar a un hijo






Seis reglas de oro para motivar a un hijo

 

·       Alentar su pensamiento de obra y acción lo antes posible.

·       Dejarle hacer las cosas ,por  él mismo, aunque dude y cometa errores.

·       Recompensarle por sus éxitos y que  la reacción ante los fracasos  sea neutra. Tratar de ver lo positivo.  Aprovechar el error como valiosa experiencia.

·       Convencerle de un lema:” El trabajo, aún haciéndolo mal, siempre es valioso”. Que  el niño intente lo que crea conveniente, aunque intuya que fracasará. El ser humano, porque es inteligente, necesita experimentar sus propias limitaciones.

·       En su aprendizaje, no tratar de evitarle cada posible golpe o contratiempo.

·       No ver a los hijos como quienes realizarán las ambiciones de los padres. Puede ser, de forma natural, que los hijos manifiesten gusto por las aficiones que vieron en sus padres, pero han de ser ellos mismos, libremente, quienes opten por ellas y se exijan en consecuencia.

Fuente: Todos los NIÑOS pueden ser EINSTEIN.

               Autor:Fernando Alberca.Editorial Toromítico.

martes, 21 de agosto de 2012

El niño con S. Asperger nervioso.


El niño con S. Asperger nervioso.

No hay duda de que los niños con síndrome de Asperger y autismo de alto funcionamiento son mucho más propensos al nerviosismo que sus compañeros neurotípicos. El niño Asperger nervioso es aquel que:

·         Tiene baja autoestima.

·         Se asusta fácilmente.

·         Se altera por pequeños inconvenientes (por ejemplo, cambios pequeños en la rutina)

·         Carece de confianza en sí mismo.

·         Llora mucho en la provocación ligera.

·         Preocupaciones sobre la familia, la escuela, los amigos o las actividades

·         Preocupaciones acerca de las cosas antes de que sucedan



Los alumnos con S. Asperger nerviosos están a menudo excesivamente preocupados o sensibles. Algunos pueden buscar tranquilidad de los padres, y su nerviosismo puede interferir en su día a día en las actividades Las mamás y los papás deben estar atentos a los signos de nerviosismo excesivo en sus hijos para que puedan intervenir a tiempo y evitar mayores complicaciones.

 Estos son algunos consejos para ayudar a su niño con Asperger nervioso para aprender a relajarse y estar en paz:

1. Actividades que fomenten la cooperación y no la competencia son especialmente útiles en el fomento de la autoestima. Por ejemplo, programas de tutoría en el que un niño mayor le ayuda a uno más joven a aprender a leer puede hacer maravillas para los niños. El voluntariado y contribuir a su comunidad local puede tener efectos positivos sobre la autoestima para todos los involucrados.

 2. Por lo general no ayuda  que las mamás y los papás  digan que se ha de dejar de tener miedo de algo. Lo que es útil es un enfoque en el que usted reconoce sus miedos y al mismo tiempo, hágales saber que usted les ayudará a superar estos temores.

 3. Sea un modelo positivo. Si es demasiado duro con usted mismo, pesimista o realista sobre sus capacidades y limitaciones, no es lo conveniente. Nutra su propia autoestima, y su hijo tendrá un gran modelo a seguir.

 4. Sea espontáneo y cariñoso. Su  amor ayudará a impulsar a su hijo la autoestima. Dele abrazos y digale que se  siente orgulloso.

 5. Consuele a su hijo, hágale saber que usted va a trabajar con él en los problemas a medida que surjan. Él nunca estará solo.

6. Cree un ambiente seguro,  lleno de amor. Los niños que no se sienten seguros están en mayor riesgo de desarrollar una pobre autoestima. Un joven que se expone a madres y padres que pelean y discuten varias veces puede sentir que no tiene control sobre su entorno  y le hace sentirse impotente o deprimido.

7.No "saltar" demasiado pronto para ayudar a "arreglar" los problemas de su hijo. Recuerde que debe darle un montón de tiempo para expresar sus sentimientos negativos en torno a las preocupaciones y los problemas y reconocer los sentimientos antes de ayudarle a encontrar una solución.

 8. Establecer una rutina regular de sueño que consiste en actividades más tranquilas que ayudan a su hijo a relajarse poco a poco.

9. Establecer rutinas diarias consistentes y estructuradas. Rutinas para reducir el nerviosismo, y los patrones regulares diarios con hincapié en la previsibilidad. Una rutina regular le dará un sentido de control para el padre y el hijo. Los niños nerviosos no lidian bien con un estilo desorganizado y espontáneo la vida familiar.

10. Dar retroalimentación positiva y precisa. Comentarios como "Puedo ver que estabas muy molesto con tu hermana, pero seria agradable que conversarais sobre ello en lugar de pegarle." Con esto reconoce su hijo los sentimientos, las recompensas de la elección, y alienta a que él o ella tome la decisión correcta la próxima vez.

11. Ayude a su hijo con  Asperger a entender que las cosas negativas y pesimistas que ella dice a sí misma sobre sí misma, no son útiles y pueden influir en cómo se siente y se comporta.

 12. Ayude a su hijo a reconocer  sentimientos distintos… al nombrarlos los diversos sentimientos que ella u otras personas pueden experimentar. Explicar cómo la gente muestra sus sentimientos (por ejemplo, a través de rostros, cuerpos, palabras) y que mostrar sus sentimientos es una manera importante para que otros puedan entender cómo se siente. Ayude a su hijo a "sentir" en su propio cuerpo estos sentimientos  (por ejemplo, con las manos apretadas, las mariposas en el estómago, etc.)

13. Ayude a su hijo con sus preocupaciones y problemas enseñándole cómo resolver problemas mediante la definición del problema, una lluvia de ideas…todas las soluciones posibles y sus consecuencias, y elegir la mejor solución.

 14. Identificar y reorientar las creencias inexactas. Es importante que las mamás y papás ayuden a identificar las creencias irracionales de su hijo acerca de sí mismo, ya sean de la perfección, el atractivo, la capacidad, o cualquier otra cosa. Ayudar a los niños Asperger establecer normas más precisas y ser más realistas en la evaluación de sí mismos les ayudará a tener un sano concepto de sí mismo. Percepciones incorrectas de uno mismo puede echar raíces y convertirse en realidad a estos niños.

15. Es útil que los niños hablen de sus sentimientos, sin embargo, hablar de sentimientos no es fácil para los niños Asperger, especialmente cuando se les pregunta directamente. Es importante para las mamás y los papás ver y observar  con atención  los momentos en que el joven no expresa sus sentimientos, ya sea directamente, a través de palabras o indirectamente a través de comportamientos .Nuestra actitud ha de ser de comprensión, afecto y respeto. Cuando los sentimientos que dirigimos hacia nuestro hijo son de  crítica, rechazo, o no aceptación (por  parte de la madre o el padre) su sentido interno de si mismo se debilita.

16. Es importante que los niños con Asperger sepan que se han establecido límites y las consecuencias por romper los límites. Los niños se sienten seguros cuando existen límites de establecer restricciones a las conductas inapropiadas.

17. Aprender técnicas de relajación que ayudan a que  los niños se sienten mejor cuando están ansiosos, preocupados o asustados. También les ayudará a aprender que tienen cierto control sobre sus propios cuerpos en lugar de ser controlados por su nerviosismo. Una forma de ayudar a su hijo a relajarse es fomentar la respiración lenta y profunda. Otra manera de relajarse es para pedirle que, alternativamente tensar y relajar sus músculos. Usted también puede ayudar a su hijo a usar su imaginación para relajarse. Ayude al niño a imaginar un lugar seguro y tranquilo y consciente de la sensación de relax bueno en su cuerpo.

18. Escuche a su hijo y permítale expresar sus sentimientos, aunque sus temores sean  irracionales. Hágale saber que siempre puede hablar con usted cuando algo le está molestando.

19. Reúnase con el maestro de su hijo para saber cómo le va social y académicamente y pedir ayuda para conseguir a su hija a la escuela.

20. Nunca te burles de él, las burlas, gritos, castigar o humillar a su hijo puede causar  su comportamiento nervioso. No permita que los miembros de la familia u otros adultos lo hagan.

21. Proporcionar oportunidades para hacer ejercicio. El ejercicio es útil para aliviar el estrés y ayudar al cuerpo de su hijo para relajarse.

 22. Las palabras tranquilizadoras de seguridad y amor, como mecerlo, abrazarlo, de masaje, el canto,  son sólo algunas de las estrategias tranquilizadoras que las mamás y los papás pueden utilizar.

23. Tenga cuidado de las necesidades básicas de su hijo sobre todo para prevenir la fatiga y el hambre.

24. Reducir en  la casa el estrés tanto como sea posible.

25. Hay muchos libros disponibles  que se ocupan específicamente de nerviosismo, miedos y preocupaciones. Estos libros pueden ser muy útiles para los niños, como las historias, que suelen proporcionar diversas formas de hacer frente a los temores y el nerviosismo.

26. Esté atento a signos de abuso por parte de otros, problemas en la escuela, problemas con sus compañeros, y otros factores que pueden afectar a su hijo la autoestima. Anime a su hijo para hablar con usted u otros adultos de confianza acerca de la solución de problemas que son demasiado grandes para resolver por sí mismo.

27. Cuando su hijo se sienta nervioso, anímele  a participar en actividades que le gustan (por ejemplo, jugando con su juguete favorito, haciendo actividad artesanal, a realizar alguna actividad fuera, jugando a un juego, la lectura de un libro, jugar con los amigos, etc .). Los niños con Asperger a menudo necesitan la ayuda y la atención de sus mamás y papás… que se involucran en estas actividades divertidas si se siente nervioso.

 28. Una forma de ayudar a un hijo a que se enfrente a una situación temida es  hacerlo en pequeños… pasos para que cada paso se pueda lograr y poco a poco se vuelva un poco menos difícil. Otra estrategia importante para las mamás y los papás es premiar al joven por tratar de acercarse a una situación temida. Al niño o la niña también le resulta útil recordar que el miedo se irá reduciendo con el tiempo. Además, los niños pueden recordar los miedos y las situaciones difíciles que se han superado en el pasado.

29. El  Nerviosismo severo en los niños con Asperger puede ser tratado. El tratamiento temprano puede prevenir dificultades futuras (por ejemplo, pérdida de amistades, el fracaso para alcanzar su potencial académico y social, sentimientos de baja autoestima, etc.) Los tratamientos pueden incluir una combinación de lo siguiente:

·         Tratamientos conductuales

·         Consulta a la escuela

·         Terapia familiar

·         Psicoterapia individual

30. Como último recurso, si el nerviosismo se convierte en grave y comienza a interferir con las actividades habituales de su hijo (la separación de los padres, asistir a la escuela, hacer amigos, etc.) visite a su médico.
 Fuente:My Aspergers Child

jueves, 16 de agosto de 2012

Motivación/Recursos educativos



Recursos educativos

Según José Antonio Marina…lo importante no es conocer esos recursos educativos…sino saber aplicarlos a un proyecto educativo valioso…para esto tenemos que educar la motivación.El esquema sería:

MOTIVACIÓN                                RECURSOS EDUCATIVOS                        MOTIVACIÓN

ESPONTÁNEA                                                                                                    EDUCADA

Mediante la educación intentamos pasar de las motivaciones espontáneas a las motivaciones dirigidas por un proyecto ideal de personalidad. Para conseguirlo tenemos que utilizar 8 RECURSOS EDUCATIVOS:

·         Premios.

En todo proceso educativo se deben premiar las conductas adecuadas. El elogio, el reconocimiento, la satisfacción de haberlo logrado son grandes premios

·         Sanciones.

Con el castigo solo se logra un éxito pasajero, porque el niño lo que aprende básicamente es a evitar el castigo. El castigo puede generar sentimientos de miedo, fomentar conductas de huida y hacer que el niño aprenda conductas agresivas.

Cuando utilizar el castigo:

*Cuando el problema de la conducta que queremos modificar sucede tan a menudo que apenas existe una buena conducta alternativa para recompensar.

*Cuando la conducta del niño pone en peligro la seguridad del propio niño y de los demás.

*Cuando las recompensas que acompañan a la conducta problema del niño son más fuertes que las que se emplean para hacer que esta conducta sea sustituida por otra conducta más adecuada.

·         Modelos.

La imitación es un mecanismo de aprendizaje extraordinariamente poderoso en el ser humano.

·         Selección de información y cambios de creencias.

·         Cambio de sentimientos.

El papel motivador de sentimientos positivos.

·         El razonamiento.

El niño acepta mejor las normas justificadas. El razonamiento nos permite explicar el sentido de lo que hacemos.



·         El entrenamiento.

La repetición como medio adquirir hábitos. La educación aspira a fomentar hábitos intelectuales y conductuales eficientes.

·         La eliminación de obstáculos.



FUENTE:José Antonio Marina..."los secretos de la motivación"Editorial:Ariel.


Vuelta al cole/Hábitos


Buenos hábitos para la vuelta al cole

 1- Los niños deben empezar a irse a la cama y a despertarse más temprano. Los padres deben establecer nuevos horarios para el sueño, para los momentos de alimentación. Eso evitará que el niño se duerma o esté irritado, cansado e incluso malhumorado en el primer día del colegio.

 2- Es importante que los niños hagan un repaso de las actividades académicas o revisen las tareas que la profesora les dejó. Eso evitará que él no se sienta tan inseguro y miedoso en los primeros días del cole.

 3- Es recomendable que los niños ya tengan organizados y forrados los nuevos libros, el material escolar, el uniforme (si es el caso), la mochila, estuche, calzados, etc., antes del inicio de las clases. Eso evitará que se sientan ansiosos y preocupados.

 4- Promover una reunión con los amiguitos del niño. Eso le ayudará a "romper el hielo". Se sentirá más seguro y arropado.

 5- Es también importante que los padres tengan una actitud positiva, paciente y firme en cuanto a la vuelta al colegio de sus hijos. Deben resaltar siempre lo positivo del colegio. Eso evitará que el niño esté nervioso y miedoso.

 6- Es aconsejable que los padres construyan un canal de comunicación muy abierto con los hijos. Al recogerlos en el cole, busquen saber cómo ha sido su día en el aula y en el patio. El niño se sentirá más positivo y apoyado.

 7- Es el momento de establecer nuevos horarios: hora de irse a la cama, de despertarse, de ver la televisión, de jugar, de comer, etc., para que poco a poco el niño se vaya organizando.

 8- Es conveniente que los niños crucen el puente de las vacaciones a la vida académica de una forma serena, sin excesos ni agobios. Las actividades extraescolares pueden esperar algunas semanitas.

 Por lo demás, se debe evitar dar muchas vueltas al tema. Los padres debemos entender que es una etapa de transición como muchas otras. Los padres solo deben preocuparse si el niño, pasada una semana, sigue no queriendo irse al colegio y encima empieza a sentir dolor de tripa, de cabeza... Eso podrá ser síntomas del síndrome post vacacional, de alguna enfermedad, o dolencias por otro motivo. En este caso, se debe hablar con el niño e intentar ayudarlo.

Fuente: Vilma Medina. Editora de GuiaInfantil.com

También ...
·         Acercarse al cole con ellos...pasear por el patio...observar los carteles...hablarles sobre su clase...tutora...etc.
·         Si el cole tiene página web…abrirla y que ellos vean fotos, comentarios…
·         Acudir, si es posible… al parque dónde se juntan durante el periodo escolar y quedar con compañeros del cole…
·         Mirar con ellos el material del próximo curso…hacer comentarios…

¿Tiene mi hijo TDAH?



¿Cómo sé si mi hijo tiene TDAH?
Si le da la sensación de que la vida de su hijo es más difícil que la de sus compañeros e identifica algunos o todos los síntomas y características descritos en este sitio web, piense en lo siguiente:

 •Recibo informes a menudo de que mi hijo no presta atención en clase

•Mi hijo comete a menudo errores por descuidos en las tareas escolares

•Mi hijo suele tener problemas para terminar sus tareas escolares

•A mi hijo se le olvida con frecuencia completar las tareas domésticas

•Mi hijo siempre está como si le hubieran “dado cuerda”, incluso en momentos de tranquilidad, como a la hora de dormir

•A mi hijo le resulta difícil a menudo esperar su turno en los juegos

•Mi hijo suele interrumpir a otras personas, como por ejemplo, respondiendo antes de que se haya terminado de hacer una pregunta o interrumpiendo conversaciones


Si puede responder afirmativamente a la mayoría de estas preguntas y está preocupado por los síntomas de su hijo, hable con su médico.



miércoles, 15 de agosto de 2012

Prevenir el fracaso escolar / TDAH




Claves para prevenir el fracaso escolar en el TDAH

En el marco del Seminario TDAH: origen y desarrollo, organizado por la Fundación Tomás Pascual y Pilar Gómez-Cuétara y el Instituto Tomás Pascual Sanz, la Dra. Isabel Orjales Villar pronunció la ponencia Claves para prevenir el fracaso escolar en el TDAH.

Parte del gran problema del fracaso escolar en el TDAH radica en que no se hace una individualización en el estudio de estos niños para valorar si realmente necesitan repetir, cuándo y el número de veces.

Hay que conseguir que en el colegio comprenda qué significa este trastorno. Actuar sobre los síntomas porque los síntomas se diagnostican antes que el trastorno. Y no podemos esperar para las medidas psicoadaptativas al diagnóstico.

Por un lado está la intervención en el aula y por otro una intervención psicoeducativa en la que ese incluya entrenamiento en las habilidades del aprendizaje.

Dado que hay comorbilidad con trastorno de aprendizaje en paralelo a la valoración del TDAH se deben valorar las dificultades de aprendizaje y, probablemente, el diagnóstico sea más claro que el de TDAH.

Explicar a los profesores qué es el TDAH

 Es un trastorno con un sustrato neurobiológico, que puede ser desde leve a grave, pero no tenemos nada con lo que medirlo, sólo podemos intuirlo.

Se nace con la condición de TDAH pero la expresión del trastorno puede tener lugar a lo largo del desarrollo. Y sobre esa condición biológica incide el efecto de la educación como inhibidor o moderador de ese potencial. Y de ahí llegamos a lo que nosotros utilizamos para el diagnóstico, que es la expresión sintomatológica y el grado de desadaptación.

Cuando diagnosticamos y evaluamos a un niño tenemos que saber que desgraciadamente no podemos medir la afectación neurobiológica de fondo sino que estamos midiendo la afectación neurobiológica más el impacto que lo educativo ha tenido sobre ello.

Pero, además, estamos hablando de que este trastorno se asocia a estructuras cerebrales que están en proceso de maduración y nos dicen que el lóbulo frontal no termina de madurar hasta después de la adolescencia. Y estamos diagnosticando niños que están madurando. Entonces ¿cómo estamos diagnosticando un déficit en funciones que están madurando? Pues por la sencilla razón de que constatamos que esas aéreas cerebrales no maduran de la misma manera que los niños de su edad. El trastorno existe en comparación con la población general, con el desarrollo de los niños de su edad, no por la presencia únicamente de unos síntomas. Pero se madura porque hay una estimulación ambiental y educativa, y el momento del diagnóstico depende muchas veces en el lugar en que ha estado, la exigencia ambiental. No es lo mismo el autocontrol motor que se exige en un país latino que en Japón, por ejemplo. Y también del entrenamiento, debido a la educación en general, y entrenamiento específicos que hagamos con los niños.

Esto quiere decir que debemos cuestionarnos que la intervención psicoeducativa es fundamental porque sino el TDAH se nos convierte en un trastorno negativista desafiante con adicción a las drogas y trastorno disocial, etc. Es decir, la intervención psicoeducativa es protectora del deterioro. ¿Pero la intervención psicoeducativa en general puede ser moduladora del trastorno? ¿Podríamos incidir en programas de intervención que pudieran modificar el curso de ese trastorno? ¿Y moderarlo?... Esto supone estudios de investigación muy complicados.

Situación en el aula

En el aula vamos a tener niños ya diagnosticados de TDAH y niños no diagnosticados, bien porque nadie los ha derivado, porque están confundidos con niños mal criados, o porque la intensidad de los síntomas o el nivel de desadaptación todavía no es lo suficientemente exagerado como para que los especialistas consideren que estamos en "la valla" de la patología.

Estamos hablando de síntomas que tienen todos los niños de su edad evolutivamente, ¿cuándo se convierten en patológicos? cuando son desadaptativos, ¿cuándo son desadaptativos? cuando el sistema de contención fracasa.

En el aula vamos a tener niños que el profesor intuye que neurobiológicamente están fatal pero que comportamentalmente están bastante ajustados, mucho más de lo que se esperaría y que académicamente van funcionando aunque se les ve muy hiperactivos, muy dispersos. Y niños con un patrón que aparentemente se intuye menos severo pero que tienen un cuadro de lo más florido. Y el resto de los tipos.

A los profesores se les ha trasmitido durante años que necesitan un diagnóstico para aprender como se trata a ese niño, pero nos hemos olvidado de que el profesor lo que tiene es que resolver los problemas del aula. No hay que plantearse el diagnóstico porque es muy complejo, tiene que ser multidisciplinar desde el primer momento y va mucho más allá de lo que tú como profesional puedes ver en el aula, que son los síntomas. Pero además porque no se necesita que el niño esté diagnosticado para tener la responsabilidad y la oportunidad de intervenir para modificar esto, aunque por supuesto si tienes un diagnóstico y una descripción del perfil cognitivo, comportamental, emocional y académico del niño tienes una información para ponerte en marcha mucho más rápido y eficazmente.

Siempre han existido buenos profesionales que han sabido tratar niños. Sin embargo el papel del profesor no sólo es fundamental sino vital, porque el profesor tiene la situación ideal: tiene niños haciendo actividades que requieren atención sostenida, autocontrol emocional y motor, planificación, autonomía en el trabajo, y tiene lo que le permite ver si es ajustado o no ese comportamiento (24 niños de la misma edad haciendo lo mismo al mismo tiempo). Además puedes intuir qué necesidades y adaptaciones necesitaría ese niño para poder funcionar.

¿Qué papel tienen los profesores?

Respecto a los padres informar, pero no hablando del trastorno por mucha formación que tengamos, sino de los síntomas, en qué medida son desajustados para la edad y en qué medida le crean problemas. Y si el padre pregunta si puede ser hiperactivo o no, le digo que podría encajar pero que lo debe ver un grupo de especialistas.

En la entrevista tiene que decir: "esto es lo que yo conozco de tu hijo, me gusta, me preocupo por él, te advierto de que esto es lo que estoy detectando, en qué medida le crea problemas..." y nuestra posición como profesionales, "he detectado este problema y he tomado estas medidas para solucionarlo, tales medidas han funcionado, en otras necesito tu ayuda, y en otras no consigo que funcione y necesitamos los dos ayuda profesional".

Respecto a los profesionales cuando nos mandan cuestionarios de conducta que cada profesional rellene el suyo determinando de qué modo conoce al niño, cuál es la relación, qué tipo de asignatura y las diferencias trascurrido el tiempo.

Estos cuestionarios hablan de intensidad, sin embargo el profesional que valora al niño tiene que evaluar intensidad y desadaptación. Pj una niña que defeca en la braguitas, ¿es normal? Si tiene 2 años y medio es normal, pero si es mayor, no tiene diarrea, no hay problemas con los baños del cole (por ejemplo están muy lejos), tiene 8 años y lo hizo delante de sus compañeros... Pues eso indica un grado de desadaptación muy importante. Es decir, lo pida el profesional o no, adjuntaremos al cuestionario información de otros profesionales, del que cuida el recreo, del de comedor, de los profesionales especialistas y, además, ejemplos de desatención, de hiperactividad, de falta de autorregulación... lo más descriptivos posibles. Y ejemplos de trabajo de escritura.

¿Qué hacemos en el aula?

Cambiar de actitud, vamos a ver qué síntomas hay y qué hacemos si no termina las tareas. El seguimiento debe ser más cercano "haz dos ejercicios y vienes a enseñármelo, te felicito y vuelves a hacer otros dos". Que nuestro objetivo sea que terminen el curso mejor que lo empezaron en lo académico, lo social y lo personal.

El niño con TDAH es el hermano pequeño de todos los niños de la clase y en todas las habilidades que se implican educativamente funciona como un niño más pequeño. Si lo vemos así, sabremos cómo tenemos que actuar y no tendremos la sensación de que estamos sobreprotegiéndole. Hay que partir del nivel de necesidades que tiene e ir exigiéndole. ¿Qué pasa si no es TDAH y le estamos mimando mucho y hablamos con sus padres ...? Pues no va a pasar nada malo, va a estar muy contento, va a mejorar, y pronto le vais a poder soltar de la mano. La mejoría a va ser que las adaptaciones se van a reducir.

Programa de entrenamiento en aprendizaje

La ortografía es memoria visual, olvidemos las reglas ortográficas -que ni siquiera los padres sabemos-. Si se escribe con "b" o con "v" lo escribo dos veces y la que me suena más es la que vale. Los niños con TDAH tampoco serían capaces de activar en su memoria cuando están haciendo un dictado las reglas ortográficas que tendrían que aplicar. Se trabaja sobre listas de palabras, sobre apoyo con imágenes y las autoinstrucciones como una ayuda para enseñar a pensar.

Los niños con TDAH tienen mayor inmadurez en la decodificación de instrucciones escritas, por lo tanto no van a desentrañar los problemas de matemáticas sino son capaces de mantener toda la información en la memoria de trabajo. Tampoco van a ser capaces de desentrañar un problema si no les enseñamos a representar la información visualmente con un esquema gráfico. Hay que flexibilizar los deberes porque se debe seguir el ritmo de sus compañeros y evitar el fracaso escolar. Los profesores se deben concienciar.

Los niños con TDHA en el horario escolar tienen que tener un espacio para ordenar su vida. Tampoco saben hacer exámenes con desarrollo, no es cuestión sólo de que se les examine oralmente sino que haya un entrenamiento en hacer exámenes escritos.

Dra. Isabel Orjales Villar, Profesora del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Facultad de Psicología de la UNED


Fuente:Instituto Tomás Pascual

















TDAH: Audio del programa "Quítate la liga" con el pedagogo Jose Antonio Marina


La Educación Prohibida - Película Completa HD


martes, 14 de agosto de 2012

TDAH/Trabajar en casa


El manejo en casa del TDAH

Si tenemos un hijo con TDAH lo primero que tenemos que hacer es sacarlo adelante con nuestros propios recursos. A veces no hace falta acudir a varios especialistas, tal vez en casa tenemos el talento, el tiempo, la dedicación y la motivación suficientes para resolver este problema.

Mi primera recomendación es: mucho ánimo, intenta hacerlo lo mejor que puedas, intenta ayudarle todo lo que puedas y a ver qué pasa. Puede ser que se sienta desbordado y que la familia vea que no puede sacar adelante esa situación. En ese caso el primer paso es pedir ayuda, primero a la familia más cercana porque a lo mejor nos van a dar un consejo muy bueno, pero a veces es muy difícil y entonces debemos ir a las personas que más saben de esto.

Lo primero que me plantearía es más un tema pedagógico... si le estoy educando bien, porque lo que más veo es su conducta. Tal vez no hago algunas cosas bien o no estoy poniendo de mi parte todo lo que debería. Entonces acudiría a un experto en Pedagogía, que me ayude a entender "el síntoma" porque si nos ponemos a tratar el trastorno cuando nos lo han diagnosticado y vamos a muchos especialistas empezaremos a tratarlo en el 2032. Lo ideal es, quizás, saber cuál es nuestro problema, vamos a identificarlo y pediremos ayuda a las persona más capacitadas. Y si algo no va bien entonces recurriremos a los psicólogos.


¿Con qué mentalidad tenemos que afrontar el TDAH si lo tenemos en casa?

Yo recomiendo tener un pensamiento positivo. No hay problema que no tenga solución, al menos parcial, sino que a lo mejor no la hemos encontrado por lo que tenemos que seguir buscándola. Vamos a buscarla, eso es lo positivo, vamos a intentar buscar una posible solución.

También vamos a darle mucha importancia a cuidarnos a nosotros mismos. Como en la vida siempre nos van a pasar cosas negativas, si estamos cuidados y nos sentimos bien, equilibrados, vamos a estar más capacitados para afrontar esos problemas de forma eficiente. Para eso hay que hacer el ejercicio cada día de cuidarse un poquito. Vamos a ver qué es lo que a mí me resulta favorable y vamos a llevarlo a cabo.

Mensajes para tener un pensamiento positivo

Si la familia y el cole se toman en serio el sacar adelante un chico con problemas, al final se convertirá en alguien más que sale adelante en función de sus capacidades. Y puede llegar a ser un adulto normal, equilibrado y satisfecho. Todos los niños quieren agradar y les encanta cuando se lo decimos pero...¿se lo decimos? Yo tengo muchas dudas.

Por otro lado, ningún padre tiene la culpa de lo que le pasa a su hijo, ningún padre ha querido ni educarle mal ni transmitirle a su hijo sus genes menos eficientes, ni ha querido que su hijo se comporte de forma poco adaptativa.

Cuando tenemos a un hijo tenemos a otra persona y tenemos que dejar que se desarrolle. El sistema nervioso es un bloque de plastilina que va a ir tomando forma en base a los estímulos a los que se va a ver expuesto. Si son muy fuertes se va a producir un impacto que va a dejar una herida, si son demasiado débiles ni se van a notar. Al final hay que permitir que hayan muchos estímulos alrededor que vayan dando forma a ese sistema nervioso y para eso necesitan espacio. Uno de los problemas que tienen muchos niños con TDAH es que no les dejan espacio, están encima para corregirles y estructurarles... La capacidad de sentirse bien depende mucho más de cómo le han cuidado, de lo importante que siento que soy para los demás y de tener una idea de lo que quiero ser algún día.

Mejorar la organización personal

Por lo tanto, vamos a mejorarles la organización personal. En casa se van a despertar con una rutina, sabiendo a corto plazo (porque el manejo del tiempo en los niños con TDAH es muy limitado) qué es lo que tienen que hacer. Todos los niños con TDAH van a ir al colegio y convendría que al salir de cole hubiera un punto y final. Estoy en contra de los deberes, que se deberían hacer en el cole. No deberes en casa. Estar con los padres para estar bien, tiempo de calidad para jugar, compartir...

Tener muy claro que cualquier niño necesita jugar. Decía Winnicott, psiquiatra infantil y pediatra de principios-mediados del siglo XX, que si un niño no juega tenemos que conseguir que juegue, es un error de los demás sino estamos capacitándole para que juegue.  

A algunos niños con TDAH les cuesta más levantarse, quizás porque les costó dormir con la medicación. Si ven el día sin tener claro lo que van a hacer les parece una barrera demasiado difícil de franquear. Conviene estimular desde por la mañana pero con algo positivo. Hay que darles el orden de cómo va a ir el día, los pasos: ir al baño, a desayunar.... y esto dentro de un tiempo. Hay que darles también guías de tiempo porque no lo manejan bien.
También hay obligaciones que les motivan más: sacar al perro una vez al día por ejemplo. Lo que sea en periodos cortos de tiempo y que le motiven.

No debemos responsabilizarnos de lo que hace siempre. Si tiene 12-13 años hay que dejarlo que llegue tarde al cole y que le pongan una sanción, y luego ya le restaremos el privilegio. Hablaremos con el colegio para decirles que como padres intentaremos que salga a la hora de casa.

Además del pensamiento positivo también está la capacidad de mentalización, es decir, de pensar en lo que tengo en mi cabeza para tratar de comprender lo que los otros también tienen en su cabeza.

Los niños con TDAH son igual de inteligentes -o de no inteligentes- que los demás. Hay que promover en ellos la capacidad de mentalización, de pensar. Si les corregimos constantemente es posible que no aprendan a hacerlo ellos. Pero si les hacemos pensar sobre algo que no ha estado bien, posiblemente sí que consigan corregirse ellos mismos y a partir de ahí llegar adonde querían.

Hay que buscar que tengan una actividad física que les motive y dejarles participar en cosas que les salen bien para felicitarles.

El papel de la familia

Hay que fomentar la autoestima: hacer que el niño se sienta bien cuidado y comprendido. A veces simplemente una conversación en la que uno manifiesta su preocupación y el llevar los problemas de uno no sólo a él mismo o a los padres, sino también a los hermanos es interesante.

La familia es un grupo de personas, cada uno con su rol, que está cohesionado y que intenta resolverlo todo con un buen nivel de comunicación. Muchas familias con niños con TDAH se definen como una "familia desastre". Cualquier problema conviene llevarlo al grupo, explicarle al resto de grupo que este niño tiene unas necesidades especiales, lo cual les va a dar la seguridad de que si ellos algún día también las tienen las van a tener cubiertas por todo el grupo.

Respecto al proceso de solución de problemas en grupo, para hacer algo hay que pensar, saber por qué lo estamos haciendo. Es interesante para resolver el problema en sí, pero sobre todo para educar en una forma de pensar.

Los deberes tenemos que intentar hacerlos divertidos, que despierten interés... que ellos los vean como algo que les va a ayudar a formarse, a sacar mejores notas...


Ley del punto y final
Hay que marcar una hora a partir de la cual ya no hay más trabajo de obligación, sino que hay trabajo de juego. Vamos a demostrarles que les queremos dedicar tiempo.

También vamos a tener en cuenta todos estos complementos, no sólo para ellos sino también para nosotros: los cuidados del cuidador son fundamentales, si llegamos quemados, malos cuidadores seremos.

Y hay que hacer del halago un modo de vida. No sólo centrarnos en lo negativo, sino ver los aspectos positivos y reforzarlos, premiarlos.

9/6/2011 - Dr. L. Miguel Moreno Íñiguez, Psiquiatra Infantil de la Unidad de Menores en Riesgo Psíquico de la Sección de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría del Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Consultor Clínico de la Asociación Elisabeth d"Ornano para el TDAH. Madrid

Fuente:Instituto Tomás Pascual