Páginas vistas en total

lunes, 6 de agosto de 2012

Memoria de trabajo en los niños con Síndrome Down


Memoria de trabajo en los niños con Síndrome Down

Ana Virginia Garroni

¿Por qué se habla sobre las cualidades de aprendizaje visual en los niños con Síndrome de Down? ¿Por qué aprender de oído les resulta tan difícil? ¿Se puede estructurar las clases en el aula de manera que se apoye mejor los déficits en la memoria auditiva de los niños con Síndrome de Down?

Estos fueron los aspectos desarrollados en una ponencia que tuve oportunidad de asistir, conducida por Dana Halle, en la Convención del National Down Syndrome Congress celebrado el pasado mes de Julio en la ciudad de Washington DC. Dana Halle es Co-fundadora y Directora Ejecutiva de Down Syndrome Foundation of Orange County, en Newport Beach, CA y sus planteamientos se basaron en las últimas investigaciones y estrategias que se pueden implementar para trabajar de una manera más efectiva la memoria de los niños con Síndrome de Down.

Analizar la memoria de las personas con Síndrome de Down es un tema de interés reciente, cuando lo aplicamos al funcionamiento y rendimiento de los niños en las aulas. La memoria para nuestros hijos representa un gran desafío y trabajar en este tema es ayudarlos a tener un mejor desenvolvimiento en la escuela y en su capacidad para procesar el mundo que los rodea.

Dane Halle define a la memoria de trabajo como la capacidad de retener información en la mente por un período corto de tiempo (segundos), y poder utilizar esa información en el proceso de análisis de pensamientos. Es un sistema de almacenamiento temporal necesario para activar una diversa gama de tareas cognitivas. La memoria de trabajo se utiliza para: recordar tareas y cualquier asunto pendiente, para solucionar problemas, para poder concentrarse y organizarse.

En la edad preescolar la memoria de trabajo es importante para poder aprender a hablar, aprender el alfabeto, mantenerse sentado para completar actividades y para seguir instrucciones. En la escuela primaria es vital para leer y entender el contenido de lo que se está leyendo (comprensión lectora), para aritmética y cálculo mental, para escribir y redactar mientras se formula la próxima parte de cualquier oración y para interactuar y responder de forma apropiada en actividades con los demás compañeros (trabajos en grupo). En la escuela media o bachillerato, la memoria de trabajo es importante para poder realizar tareas y actividades de manera independiente, para poder resolver problemas matemáticos que ameriten varios pasos y para participar en deportes en equipo.

¿Cómo funciona la memoria de trabajo?

El cerebro procesa por interconexión la memoria visual de corto plazo (imágenes, fotos e información sobre ubicación) junto con la memoria verbal también de corto plazo (palabras, frases). En el caso de los individuos con Síndrome de Down, muchas veces lo que corresponde a la memoria verbal de corto plazo se ve afectado pues se ha demostrado la dificultad que poseen para retener información cuando se presenta de forma verbal únicamente. Los recientes estudios e investigaciones aportados por Dalle en su ponencia, fueron enfocados en la relevancia que tiene el hecho de que padres y maestros nos enfoquemos en trabajar para estimular esa área y contribuir a mejorar la operatividad memoria de trabajo, y a su vez a desarrollar actividades donde se utilice la memoria visual, pues nuestros niños con Síndrome de Down sí poseen una memoria visual muy fuerte y se han convertido en los últimos años en estudiantes visuales.

Cuando el funcionamiento del aula de clases es completamente verbal, el niño con Síndrome de Down se pierde, pues no retiene con facilidad listas de instrucciones aburridas, y le resulta mucho más complicado aprender cuando el maestro o sus padres se limitan a ofrecerle información que sólo puede ser escuchada sin ser visualizada.

¿Cómo podemos contribuir al mejoramiento de la memoria verbal de corto plazo?

En primer lugar debemos verificar con las pruebas específicas de audición si su capacidad auditiva está funcionando normalmente, para luego comenzar con el trabajo de lectura, fonética y escritura de manera que el niño vaya mejorando su discriminación auditiva y pueda crear su conciencia fonológica a través de la discriminación de sonidos.

La conferencista, Dana Halle, recomendó la lectura diaria en voz alta, haciendo hincapié en oraciones largas, para en lo sucesivo mejorar la memoria para la retención de oraciones más largas. Escuchando las oraciones repetidamente con la lectura, ayuda además a mejorar la claridad de la palabra hablada (pronunciación). Recomendó que la lectura y el entorno donde se desenvuelve el niño sea en un lenguaje exigente y nutrido.

Actividades enfocadas a ejercitar la memoria de trabajo

Existen muchos juegos para que se “imprima” en el cerebro la información que se desea:
Actividades para mejorar la discriminación de sonidos y la conciencia fonológica: a) Juegos de letra-sonido-palabra: M – ME – MESA, O – OH! – OSO
b) Juegos de rimas: gato, pato, rato
c) Juegos de aprendizaje: colocando por ejemplo un grupo de animales y pidiéndole al niño que ubique uno en especial, también con alimentos.

Adicionalmente, a partir de los 18 meses, la conferencista sugirió comenzar con actividades básicas. Por ejemplo, colocar 3 objetos debajo de un paño. Mostrárselos varias veces y luego esconderle uno y preguntarle al niño cuál objeto está faltando. Otra variante es tapar con 2 paños los objetos y estimularlo a que recuerde debajo de cuál paño está uno de los objetos específicamente. Son actividades muy sencillas y prácticas que se pueden realizar en casa con comodidad.

En la edad escolar, se debe aumentar el nivel de exigencia y comenzar con tareas visuales de fotos con secuencias, que lleven al niño a recordar pasos, secuencias, órdenes y listas. Poco a poco se puede ir incorporando los números y su respectiva secuencia. En este nivel, se colocan series de 3 números, luego de 4, 5 y 6 cifras que el niño debe memorizar y repetir después que el entrenador (padre, terapista o maestro) lo menciona. Por ejemplo: 9-5-1, 3-9-7-4, También es ideal en cualquier etapa del niño los juegos de memoria que se consiguen en las jugueterías. Para empezar se utilizan pocas parejas y poco a poco se incorporan más tarjetas. Actualmente existen también múltiples aplicaciones en internet para descargar en los ipad y iphones, así como también una gran variedad de juegos en dvd para la computadora. Nuestros hijos pueden trabajar perfectamente mediante dispositivos tecnológicos que son más dinámicos y le permiten interactuar sin inconvenientes en los casos en que deseen emprender sus actividades solos. De hecho, la mayoría de recursos y ayudas están ya disponibles para ipads, y las que no lo están, se encuentran adaptándose para aparecer pronto en dicho formato digital. Tenemos que tomar en cuenta el enorme beneficio de la tecnología en las nuevas generaciones de individuos con dificultades de aprendizaje.

Lo importante y lo que se busca es que el niño comience a recordar cosas en un orden determinado, pues este entrenamiento le será muy útil a la hora de seguir rutinas en su vida escolar si se le dificultan las órdenes verbales y debemos darle soporte con imágenes.

Estos ejercicios deben realizarse regularmente. La práctica de 4 veces a la semana conlleva al éxito. Para este entrenamiento, los padres pueden ser entrenadores muy efectivos y la práctica periódica es necesaria para lograr mejoras que logran transferirse a otras áreas como lo es la conducta

¿Cómo puede notarse si la memoria de trabajo tiene un déficit en nuestros hijos?

- En clases se distrae fácilmente cuando trabaja
- Se esfuerza para comprender la lectura y tiene que leer el texto varias veces para comprenderlo
- Se esfuerza y tiene dificultad para resolver problemas que requieren mantener información en la mente (por ejemplo: cálculos mentales de matemática)
- Tiene dificultad para tomar notas y escuchar al mismo tiempo
- Tiene dificultad para mantenerse concentrado en tareas cognitivas exigentes pero atiende bien cuando las demandas cognitivas son mínimas
- Le cuesta trabajo planificar y organizar algo que debe hacer con pasos independientes

¿Cómo pueden los maestros darles apoyo a nuestros hijos?

Dana Halle explicó en su conferencia que lo primero es reconocer las fallas en la memoria de trabajo y monitorear al estudiante. Posteriormente se deberá evaluar la carga de memoria de trabajo que se está implementado en el funcionamiento del niño con Síndrome de Down dentro del aula de clases. Si es posible ésta se deberá reducir y mantener una constante repetición de la información verdaderamente importante.
En clases se deberá fomentar el uso de ayudas y actividades para la memoria y por supuesto, diseñar estrategias que faciliten la ejercitación de la memoria.

Técnicas para ayudar al alumno cuando tiene déficit en la memoria de trabajo

1. Reducir la cantidad de información que el niño debe procesar utilizando un lenguaje simple
2. Utilizar e implementar notas visuales (con palabras e imágenes) y a su vez el maestro debe utilizar un lenguaje corporal (con movimiento del cuerpo y manos) donde expresen las acciones que se desea que el alumno asimile. Así al estudiante le resulta mucho más fácil entender las lecciones en clase
3. Dividir las tareas en secuencias de pasos independientes para que el niño pueda darle seguimiento al progreso y marcar o identificar los pasos que le falten
4. Repetir la información cada vez que sea necesario y también incorporar a un compañero del aula que le sirva al niño como “guía de su memoria”
5. El maestro deberá ubicar al alumno cerca de él para minimizar el ruido de fondo y la distracción
6. Para las reglas y procedimientos del aula de clases y todo tipo de rutinas, horarios, etc, se deberán utilizar soportes visuales de dichas normativas
7. El maestro también deberá acostumbrarse al empleo de señales o gestos cada vez que sea el momento de escuchar información de tipo verbal para llamar la atención del alumno con Síndrome de Down.

Durante la ponencia se recomendaron las siguientes páginas de internet en las cuales se puede revisar juegos y actividades para ejercitar la memoria, así como aplicaciones para descargar: www.linguisystems.com www.littlegiantsteps.com www.cogmed.net

Fuente: EL MUNDO DE OTTO

               HERMANOS DE NIÑOS ESPECIALES





2 comentarios:

  1. http://elmundodeotto.com2 de septiembre de 2012, 7:16

    Hola. Me satisface mucho que les haya parecido útil y provechoso mi artículo.
    Muchos saludos desde Venezuela
    Ana Virginia Garroni
    www.elmundodeotto.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias...muchas gracias estimada Ana Virginia...el artículo además de clarificador y pedagógico...nos ayuda a reflexionar sobre nuestra práctica docente...un fuerte abrazo!!!

      Eliminar