Páginas vistas en total

domingo, 4 de marzo de 2018

Guías para trabajar la inteligencia emocional de los niños y jóvenes con síndrome de Down




DOWN ESPAÑA lanza dos guías para trabajar la inteligencia emocional de los niños y jóvenes con síndrome de Down

Están enmarcadas dentro del Programa Emociones que busca mejorar el bienestar emocional de los niños y jóvenes con síndrome de Down de entre 6 y 18 años.
Debido a su discapacidad intelectual, las personas con síndrome de Down presentan importantes dificultades en el control y gestión de sus emociones; esto afecta gravemente a su desarrollo y crecimiento personal y, en último término, a su felicidad y bienestar. Por ello, la educación emocional es esencial para el desarrollo integral de las personas con esta discapacidad intelectual.
DOWN ESPAÑA puso en marcha el Programa ‘Emociones’, que cuenta con la colaboración de la Fundación GMP, para mejorar el bienestar emocional de los niños y jóvenes con síndrome de Down, a través de la realización de un programa de educación emocional en asociaciones y fundaciones de todo el país vinculadas a DOWN ESPAÑA.
Enmarcado dentro de este programa, ha editado dos guías dirigidas a mediadores emocionales y a niños y jóvenes con síndrome de Down de entre 6 y 18 años. Ambas publicaciones están pensadas como documentos de apoyo para la puesta en marcha de diferentes medidas y actividades que promuevan la educación emocional en las entidades.

Estas guías pueden descargarse desde los siguientes enlaces o directamente desde la sección ‘Publicaciones’ de la web de DOWN ESPAÑA.

Programa Emociones de DOWN ESPAÑA

Los principales problemas que afectan en el área emocional a las personas con síndrome de Down son:
  • Poca autoestima, generada en muchas ocasiones por un entorno que les excluye de la vida comunitaria y social. Esta falta de confianza en sí mismos les impide desarrollarse como personas y profesionales y les dificulta su acceso a un trabajo, a grupos de amigos, a grupos de ocio, a una pareja…
  • Escaso o nulo control emocional, sobre expresión de las emociones o incapacidad para mostrarlas, lo que también dificulta su inclusión social.
  • Baja capacidad para adaptarse a los cambios. Es necesario para el ser humano tener una capacidad para ser flexibles ante situaciones que le suceden en el día a día y que requieren de su adaptación. En el caso de las personas con síndrome de Down, esta dificultad se traduce en problemas en el entorno laboral, familiar y personal.
  • Bloqueos emocionales. La escasa capacidad para gestionar las emociones hace que ante momentos de angustia, dolor, pena, miedos o tensión desarrollen bloqueos emocionales que les dificultan su vida cotidiana.
Enmarcado dentro de este programa, DOWN ESPAÑA organizó el pasado mes de julio una formación sobre mediación emocional dirigida a profesionales de las entidades pertenecientes a la Red Nacional de Educación. Además, se realizarán sesiones formativas de orientación para padres y madres en las que se les ofrecerán pautas de educación emocional para orientarles en la actuación dentro de su entorno familiar.
De este proyecto se beneficiarán 260 niños y adolescentes con síndrome de Down, que contarán a su vez con el apoyo de los mediadores emocionales.
FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario