Páginas vistas en total

miércoles, 1 de marzo de 2017

Enseñar a tu hijo a defenderse, sin fomentar la violencia




Debes enseñar a tu hijo a defenderse, sin fomentar la violencia
Muchas veces nos debatimos entre el hecho de enseñar a nuestros hijos a defenderse ante los ataques de otros niños. Es un tanto difícil respetar el límite entre el atacar o el defenderse, más aún cuando se trata de niños, pues debemos tener mucha sutileza y tacto, para poder explicarles que no está bien atacar a otras personas, a otros niños especialmente, sin razón alguna ni con motivo, pero que está bien defendernos ante los ataques de los demás.
Hoy día esta situación se ha hecho un poco más tensa y delicada, pues se ha agudizado entre los casos de bullying que se observan a nivel mundial y las terribles consecuencias que esto ha generado, en muchos jóvenes y niños en el mundo.

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego. 
Mahatma Gandhi


El caso es que si bien deseamos un mundo libre de violencia y que la paz reine en nuestros hogares y en el entorno de nuestros hijos, también tenemos la obligación de enseñar a nuestros hijos que están en todo el derecho de defenderse y que no está mal hacerlo, que si bien no debemos atacar a nadie ni promover la violencia en ningún sentido, no está mal protegernos y defendernos.
De tal manera que debemos darles las herramientas adecuadas para que puedan defenderse sin exponerse al peligro, que puedan recurrir a un adulto, que sepan estrategias básicas que puedan utilizar a la hora de defenderse sin causar mayores daños y sin hacerse daño a sí mismos. Éste es un derecho que el niño tiene que conocer y es una parte importante en la lucha contra los ataques que hoy día sufren cada uno de nuestros niños, por parte de otros que no tienen el conocimiento, ni han tenido la debida orientación al respecto.

La violencia es el último recurso del incompetente.
 Isaac Asimov

El niño está en todo el derecho de conocer qué hacer ante determinadas situaciones, por ejemplo ante las burlas en el colegio, ante el atropello de otros niños, ante la constante molestia de algún niño que arremete contra él y ante las distintas situaciones que se pueden enfrentar día a día.

Cegarnos a estas circunstancias no las hará desaparecer, de manera que es nuestro deber orientarlos sobre este tema y darles al menos las herramientas básicas para que puedan salir de estas circunstancias, comenzando por el hecho de que no deben mantenerse callados, que siempre deben decirle a alguien mayor o alguna autoridad lo que está sucediendo y si el caso es que le corresponde a ellos mismos responder ante determinada situación, es importante que el niño sepa cómo reaccionar, porque de otra manera vivirá reprimido y lleno de frustraciones ante un hecho que desconoce y el cual no sabe abordar.

Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, el mal que causa es permanente. Mahatma Gandhi

En principio debes enseñarle a tu hijo que no todas las personas son buenas y aunque no queramos darnos cuenta de ello no siempre podremos estar para salir en defensa de nuestros hijos. Es importante entender la causa de la molestia del niño, quién lo está molestando, si está siendo agredido, escuchar al menor y permitirle que exprese sus emociones.
Podemos de alguna manera orientarlo para que ignore ciertos comentarios, para que se mantenga en distancia del agresor, para que de ninguna manera se comporte de igual manera que el niño que está siendo cruel con él y también podemos inducirlo a ciertos actos de valentía que confirmen su autoestima.

Debemos hacerle entender, que esos niños que suelen atacar, tienen situaciones emocionales muy particulares y debemos aprender a ser compasivos, pero esto no significa consentir sus abusos o tolerar sus atropellos, entre los límites que deben entender nuestros hijos, está el propio espacio personal, el cual no debe ser invadido de ninguna manera, alienta a tu hijo a conversar contigo, enséñale a defenderse según el ataque que recibe y especialmente, orientalo sobre la violencia y a los caminos que conduce.
Por: Marvi Martinez – Rincón del Tibet
También te invitamos a visitar:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada