Páginas vistas en total

domingo, 10 de abril de 2016

Consejos para mejorar la concentración siendo tdah



Consejos para mejorar la concentración siendo tdah

Comportamientos para concentrarse si tienes TDAH
Mientras haces algo que requiera concentración prueba a hacer movimientos inquietos como menear el pie, mover la pierna, o masticar chicle, algo que resulte corto y repetitivo. Está probado que este tipo de movimientos pueden ser de ayuda para concentrarse en tareas largas.
Ten una zona de trabajo limpia y despejada de distracciones.
Escuchar música mientras trabajas puede ayudar a concentrarte, a muchas personas les da resultado. La música activa una zona del cerebro que se encarga de controlar los estímulos externos que roban tu atención.
Haz una lista de las cosas que tienes pendientes, ver todos tus objetivos ordenados según su prioridad puede ser un buen incentivo para ir resolviéndolos y quitarlos de tu lista. lo ideal es que lo tengas apuntados en la agenda y que cada dia revises esa lista de actividades pendientes pasándolas al dia siguiente con orden de mayor a menor prioridad.
Establece un horario que esté muy claro, en la mayoria de las veces  el paciente con tdah es muy desorganizado en su mayoría son desordenados, el orden mejora la calidad de vida en ellos. Si te propones seguir un horario de forma constante, te habituarás a él y te resultará más difícil olvidar las cosas que tienes que hacer. Gracias a los smartphones puedes llevar tu horario encima a todas partes y te resultará más fácil seguirlo.
 Tienes que aprender a darte cuenta de los momentos en los que tu atención falla para aprender a recuperar la concentración. En cuanto pase puedes usar una de estas técnicas para volver a concentrarte, cuando antes rectifiques, más fácil te será recuperar la concentración:
Segmenta tu tarea en partes pequeñas y asequibles, las tareas largas son más fáciles de manejar si las haces de manera gradual  por partes,ya que cada vez que acabes una de estas partes te sentirás motivado y tendrás ganas de seguir. Si tienes mucho tiempo para hacer la tarea, este enfoque funcionará mejor: si tienes 20 días para entregar un trabajo de 20 páginas puedes hacer una página cada día y te resultará mucho más sencillo de completar el trabajo. Esta forma de partir en pequeños trabajos uno largo evitará que los postergues en el tiempo o lo dejes tan al final que no llegues a hacerlo.
Volver a plantearte la tarea con tus propias palabras también puede ser útil. Muchos pacientes de TDAH tienen problemas para empezar porque no comprenden exactamente qué es lo que tienen que hacer. Si te tomas un tiempo para volver a definir esta tarea en tu cabeza y comprenderla mejor, te resultará más sencilla.

Detecta los mejores momentos para tomarte un descanso y aprovéchalos. Si en vez de distraerte en cualquier momento, identificas con anterioridad las partes que más te van a costar de una tarea, puedes aprovecharlas para tomarte un descanso, así te será más fácil volver a ella.
FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada