Páginas vistas en total

lunes, 26 de octubre de 2015

Nuevas tecnologías educativas:¿herramienta o distracción?

Love in abundance by Amanda Cass:


Nuevas tecnologías educativas: ¿herramienta o distracción?

El mundo está inundado de digitalización. Las nuevas tecnologías educativas pueden suponer una herramienta práctica o una completa distracción. ¿Qué hacer?

A lo largo de los años hemos podido ver cómo las nuevas tecnologías han inundado casi todos los sectores del mundo. Empresas, instituciones y educación se han visto involucradas e impulsadas para iniciarse al mundo digital. Y es que es un fenómeno imparable que crece a un ritmo vertiginoso en el que la sociedad se ve implicada de manera que no puede salir de ella. Si hablamos de términos sociales, podríamos decir que quien no utiliza nuevas tecnologías en el día a día en un entorno digital, está completamente excluido de una sociedad. No tiene acceso a información como el resto de usuarios y eso es algo ¿bueno o malo?
             
A nivel educativo hemos podido ver cómo a lo largo de los años el funcionamiento ha cambiado, dando un giro de 180º. Si nos ponemos a pensar en apenas unos años atrás, era prácticamente imposible que el profesor pudiera mandar la lista de alumnos a tus padres, o que reciban ese sobresaliente o suspenso que sacaste en el último examen. Sin embargo, hoy en día son muchos los hábitos que han cambiado a la hora de hablar de la comunicación entre padres y profesores. Todo está digitalizado, cada notificación es enviada a través de un sms, Whatsapp o plataforma especializada.
Además, gracias a las nuevas tecnologías y el mundo digital, poco a poco se van implantando nuevos sistemas para que, desde los alumnos más pequeños hasta los más grandes se vayan familiarizando con este proceso. Aplicaciones educativas, plataformas en las que estudiar y practicar y hacer ejercicios online. ¿Supone esto una herramienta práctica o una distracción? ¿Por qué?

Ventajas de las nuevas tecnologías educativas

Está claro que es más que imprescindible tener conocimientos para el uso de Internet con el que, el día de mañana se luchará por un futuro laboral. Independientemente de una orientación u otra, los alumnos van a necesitar estar relacionados con el mundo digital y eso es algo necesario para que se vayan adentrando este mundo. Además, tienen mucha más facilidad si lo aprenden desde que son pequeños.
No hay nada que pueda sustituir a las nuevas tecnologías en el mundo de la educación, pues se han convertido en una herramienta muy práctica y sobre todo efectiva que trata de inculcar valores a los alumnos, además de unos propósitos didácticos. Utilizar estas herramientas supone un nivel de competencia a nivel técnico por parte del docente.
Es indiscutible que necesitamos las nuevas tecnologías en el mundo de la educación. Se trata de agilizar a los alumnos para que el día de mañana puedan manejarse como pez en el agua en un entorno competente. Aplicaciones educativas, ejercicios online y la misma comunicación entre el profesor y el alumno en una plataforma en la que poder ver las notas, trabajos, sugerencias, comentarios e incluso un foro en el que debatir un tema de discusión o reflexión son algunas de las herramientas útiles que encontramos en este nuevo mundo digital que ha venido de golpe.

Inconvenientes de las nuevas tecnologías educativas

Cuando hablamos de inconvenientes a la hora de pensar en las nuevas tecnologías educativas nos surgen una serie de ideas en las que se sobrepasa el límite de herramienta útil y pasa a ser una desventaja para el alumno, una asignatura pendiente por parte de padres, alumnos y docentes de la que hay que estar constantemente pendiente.
La interacción es mucho más activa entre profesor y alumno, es cierto. Pero estamos hablando de una relación puramente virtual en la que se impersonalizan ambas partes. Esto puede hacer al alumno mucho más escéptico de cara al futuro. Además, el mundo digital crece a un ritmo tan veloz que cualquier herramienta tecnológica puede quedar obsoleta en muy poco tiempo. Otro de los inconvenientes es que no tenemos más remedio que hacer un alumno totalmente dependiente de aquellas plataformas para estar actualizado y completamente informado.
Por último (y seguro que existen muchos más inconvenientes y ventajas), es que los alumnos van a utilizar las herramientas necesarias en un mundo digital en el que la parte educativa forma parte de un gigante digital: la distracción de redes sociales, las horas muertas en un ordenador haciendo actividades que no tienen nada que ver con el estudio puede ocasionar, primero, la pérdida de interés por parte del alumno a la hora de tener el contenido de la materia y por otra parte, tomarse ese tiempo para actualizar información académica y pasar el resto del tiempo en páginas de ocio y entretenimiento, hecho que afecta negativamente al estudio.
En definitiva, las nuevas tecnologías en el mundo de la educación son un gran avance pero también un riesgo con el que crear a un alumno escéptico de cara al futuro y totalmente dependiente de un mundo digital. Por eso, hay que saber inculcar este tipo de novedades de manera asertiva, directa y concisa para que el alumno sepa diferenciar cuándo es tiempo de ocio y cuándo es tiempo de estudio, solo de esta manera conseguiremos resultados. ¿Son las nuevas tecnologías un peligro o un avance en el mundo de la educación?
Este post fue publicado primero en Educación 2.0

No hay comentarios:

Publicar un comentario