Páginas vistas en total

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Cuando la escuela se convierte en un foco de ansiedad para el niño



Cuando la escuela se convierte en un foco de ansiedad para el niño.



Exámenes, resultados, la aceptación de los compañeros, son muchas las situaciones que pueden crear ansiedad en los niños en la escuela. A veces, también la causan situaciones personales cómo alguna pérdida y esta ansiedad se muestra en clase. ¿Cómo ayudarles?

Son muchos los elementos o situaciones que pueden crear ansiedad en los niños. Algunos pueden sufrir un trastorno de ansiedad generalizada, es decir, tener preocupación ante gran variedad de situaciones; a otros les puede aparecer por experiencias personales como la pérdida de un ser querido y también hay pequeños que la sufren por situaciones vinculadas con la escuela. El rendimiento en una prueba, las tareas o la aceptación por parte de los compañeros son algunos ejemplos. Si tus hijos muestran algún síntoma de ansiedad, te explicamos cómo darles apoyo.

¿Qué crea ansiedad en los niños en la escuela?

La ansiedad es la preocupación excesiva por situaciones con resultados inciertos, es decir, viene causada por pensar en acontecimientos reales o imaginarios que pueden ocurrir. Los niños la pueden sentir en la escuela por los siguientes motivos:

  1. Las notas y el rendimiento escolar: los niños podrían ser muy perfeccionistas y no estar contentos por no satisfacer unos altos estándares académicos o por sentirse presionados por sus padres o tutores. Además, esta situación preocupa también a niños que sufren ansiedad por motivos personales al tener dificultades en desarrollar sus trabajos.
  2. Las reacciones de los compañeros: les puede preocupar la respuesta o la opinión de sus compañeros o su forma de ser o de vestir e intentan buscar la forma de encajar, integrarse y conseguir su aceptación.
  3. Relacionarse con los otros niños: sobre todo en niños a los que les cuesta participar en situaciones sociales. 
  4. Cambiar de escuela: si se da el caso, es posible que la adaptación al nuevo centro les cree ansiedad.

Vemos pues, que su rendimiento y nivel de socialización son las principales preocupaciones que pueden causar ansiedad en los pequeños, aunque situaciones previas pueden ser también las causantes de la ansiedad que se manifiesta en clase.

Cabe añadir, además, que a veces, la ansiedad provoca falta de atención o dificultades de concentración. Así pues, en estas circunstancias, a tus hijos les puede ser difícil responder a las demandas académicas. Estas complicaciones, de hecho, son también típicas en niños con TDAH.

Consejos para ayudar a tus hijos si sufren ansiedad en la escuela

  1. Ten paciencia y muéstrate  disponible a escucharles: si eres demasiado crítico o despectivo con ellos ,puedes empeorar la situación. Recuerda que la ansiedad no es un mal comportamiento a propósito, pero sí una muestra de inhabilidad para controlarlo.
  2. Ten expectativas realistas con ellos: los niños ansiosos tratan de complacer a los adultos y ser perfectos si eso es lo que se espera de ellos.
  3. Mantén una rutina consistente pero flexible con ellos: tanto en las tareas de casa en las que colaboren, como con los deberes.
  4. Acepta sus equivocaciones: como parte de su crecimiento.
  5. Alaba y apoya sus esfuerzos: es positivo reforzar el éxito mientras no se creen expectativas poco realistas.
  6. Ayúdales en sus tareas de clase: si ves que le preocupa, por ejemplo, una exposición oral, practica con ellos, eso aumentará su confianza y disminuirá su incomodidad.
  7. Enséñales estrategias para ayudarles a lidiar con la ansiedad: como organizarse su tiempo, sus materiales, relajarse bajo condiciones de estrés, etc.
  8. Habla con ellos regularmente: ponles atención y no seas crítico, pues puede que aumentes la presión que sienten.
  9. Si el problema persiste busca ayuda profesional y sigue interfiriendo en sus actividades diarias.

Siguiendo estos pasos, poco a poco irás ayudando a tu hijo a superar las situaciones de ansiedad en la escuela y le estarás enseñando a gestionarlas. De hecho, debes saber que la ansiedad no tratada puede incluso llegar a la depresión y a otros problemas que pueden persistir en ellos cuando se hagan mayores. 

Acceso a los documentos originales:

FUENTE:
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario