Páginas vistas en total

lunes, 12 de agosto de 2013

¿Cómo controlar nuestros enfados?

Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, psicóloga

Un enfado sano nos permite detectar y resolver problemas, conseguir metas y aliviar o superar obstáculos que nos impiden alcanzarlos. Por el contrario, un enfado excesivo puede bloquearnos emocionalmente, dificultándonos percibir de forma adecuada la situación.
Para lograr un correcto control y expresión de la ira, a continuación te ofrecemos unas pautas para que gestiones tus enfados de una forma saludable:
  • Detecta las primeras señales de ira: esto es fundamental para que comiences a autorregularte, impidiendo que tus pensamientos y sensaciones físicas se incrementen.
  • Intenta tranquilizarte para poder pensar. Para ello, a veces es necesario salir de la situación evocadora de la ira siempre que sea posible y esto no suponga otra provocación para la persona con la que discutes.
  • Al menos como primer intento, intenta restar importancia a lo que ha sucedido dando opción al “malentendido”.
  • Dale las vueltas justas. No estés penando en lo mismo toda la semana.
  • Date tiempo, y da tiempo a la otra persona para que se pase el momento de máximo enfado, lo que en psicología denominamos como fase de explosión.
  • Gestionar el enfado no significa reprimirlo. Por ello, cuando te encuentres más calmando expresa qué te ha molestado empleando un estilo de comunicación asertivo (haciendo ver tu punto de vista pero respetando el de los demás).
FUENTE:
Webconsultas

No hay comentarios:

Publicar un comentario