Páginas vistas en total

martes, 12 de febrero de 2013

Método de lectura de Gillingham - Stillman


 
Método de lectura de Gillingham - Stillman
Anne Gilligham fue una profesora del Instituto Orton que, con la colaboración de una antigua alumna con dificultades de lectura, Bessie Stillman, desarrolló hace 50 años un método de lectura correctiva para niños de3º a 6º de la escuela primaria que no aprendían con los métodos de enseñanza “ordinarios” (tengamos en cuenta que, en los Estados Unidos, dichos métodos eran en aquel entonces principalmente de orientación global). Tal y como lo describen Myers y Hammill (1989:286), "el enfoque alfabético de Sillingham procede enseñando primero los sonidos de las letras y, luego, estructurando esas letras en palabras", tratando de establecer co­nexiones fuertes entre los registros auditivos, visuales y cinestésicos, lo que se hace por medio de 6 tipos de asociaciones:

V-A: Transformación del símbolo visual en símbolo auditivo (sonido).
A-V: Transformación del símbolo auditivo (sonido) en símbolo visual.
A-K: Transformación del símbolo auditivo en movimiento.
K-A: Movimiento pasivo de la mano "escribiendo" una letra, guiada por el maestro, mientras se pronuncia el sonido.
V-K: Transformación del símbolo visual en movimiento.
K-V: Percibir las sensaciones musculares de la pronunciación o de las escritura de una letra, que debe conducir a la asociación con la aparición de ésta.

En cuanto al desarrollo didáctico del método (que comienza explicando al alumno la evolución del lenguaje escrito, el por qué de sus dificultades para leer y escribir y los objetivos de las actividades que realizará), sigue de manera muy estructurada, y con la mayor rapidez posible, esta secuencia:


1°. Lectura y deletreo con palabras en donde las relaciones grafema - fonema son unívocas

(siguen reglas 1-1):

1.1. Trabajo sobre las letras. Cada "fonograma" se presenta median­te una palabra clave y se enseña con actividades que buscan las asociaciones visuales, auditivas y cinestésicas:
• Asociación de la letra con su nombre y enseguida con su sonido (al pronunciarlo, se trata de que se produzca también una asociación firme entre él y sus movimientosarticulatorios). Cada letra se presenta en una tarjeta de color diferente, según sea vocal o consonante) y es el maestro quien primero la nombra y la pronuncia.
•El maestro emite el sonido de la letra sin mostrarla y le pide al niño que diga el nombre.
• El maestro traza la letra explicando su forma, su orienta­ción espacial, etc. y pide al niño que le imite: la copia primero y luego la escribe sin mirar el modelo. Entonces, el maestro pronuncia el sonido de la letra y pide que escriba la letra que tiene ese sonido.
En todos los casos, el niño debe pronunciar el nombre de la letra mientras la escribe ("deletreo oral simultáneo") y ha de hacer ejercicios de repaso consistentes en dictados de sonidos.


1.2. Trabajo sobre palabras. Cuando el niño domina bien las letras que componen el núcleo de la fase anterior y ha establecido todas las asociaciones visuales, auditivas y cinestésicas, se procede a trabajar con palabras formadas por ellas, siendo la primera acti­vidad leer y deletrear a continuación monosílabos que se presentan en tarjetas de color diferente a las de las letras.

El procedimiento de trabajo consiste en poner en la mesa varias tarjetas de letras (que forman la palabra que se va a trabajar) y pedir al alumno que las lea en orden y seguidas varias veces, de manera más rápida y suave cada vez, hasta que reconoce auditiva­mente la palabra que forma la secuencia; acto seguido, se le presenta la tarjeta con esta palabra escrita entera y se le indica que la lea con rapidez. Si se equivoca, ni se le permite autocorregirse ni se le corrige, sino que se van formando dos montones de tarjetas de palabras (uno con las leídas bien y otro con las que ha errado).

En cuanto al deletreo, que no se inicia hasta que el alumno lleva varios días trabajando con palabras completas, se lleva a cabo mediante el procedimiento denominado "de cuatro puntos":

(1) Tras pronunciar la palabra, se repite completa.
(2) Se nombran sus letras.
(3) Se escribe, nombrando cada letra mientras se traza.
(4) Se lee la palabra completa.


Este procedimiento se aplica cada día con un cierto número de palabras y, poco a poco, se van introduciendo en paralelo las letras aún no trabajadas, que pasan a formar parte de la rutina anterior al incorporarse a los ejercicios palabras que las contienen. Paula­tinamente, se van introduciendo también en el deletreo ciertas reglas ortográficas elementales y ejemplos de palabras en donde se aplican.


1.3. Trabajo sobre "cuentos". El siguiente paso consiste en la lectura de pequeños textos formados por el profesor a partir de la mezcla de las palabras que el alumno va leyendo correctamente, sobre los cuales se llevan a cabo estas actividades


Lectura: El niño lee en silencio una frase y, si tiene dudas con una palabra, pregunta al maestro, que la dirá en voz alta; cuando lo haga varias veces y se crea preparado para leer en voz alta sin fallos, lo hará.


• Dictado: Una vez leído el texto, se le dicta al alumno, pero escribiendo antes el maestro las palabras irregulares (que se introducen gradualmente) para que aquél las copie.
Una peculiaridad de estos dictados es que ninguna pala­bra se repite, con la intención de fortalecer la capacidad de reconocimiento auditivo.


• Mezcla de consonates y nuevas reglas: Poco a poco, se introducen también combinaciones de! tipo C + C + V, así como nuevas reglas ortográficas, proporcionando a I niño nuevas tarjetas de práctica con las que trabajar a diario.


• Concepto de las sílabas: Asimismo, se introduce gradual­mente la propia noción de sílaba, empleando para ello tarjetas de un nuevo color que tienen escritas sílabas sin significado, momento a partir del cual las palabras dejan de ser monosílabas: al principio de esta fase, el alumno debe leer la palabra sílaba a sílaba, escribirla luego y recortarla por sílabas para formar nuevas palabras con éstas.


• Acentuación: Al trabajar palabras con más de una sílaba aparece el problema de la acentuación: se le indica al alumno que lee varias veces la palabra, poniendo la sílaba tónica en una sílaba distinta cada vez para, al final,indicar cuál de las formas pronunciadas coincide con la palabra correcta.


2°. Lectura y deletreo con palabras donde las letras tienen más de un valor fonético posible.


Como sabemos, ningún sistema alfabético de escritura tiene unas corres­pondencias exactas del tipo un sonido-una letra, pero el inglés, muy especial­mente, es un idioma con numerosas ambigüedades fonéticas: en esta segunda fase se trabaja sobre ellas, comenzando por explicarle al niño que éste es un fenómeno normal, derivado de los cambios del idioma con el tiempo y de los cambios del idioma de un país a otro.
Desde el punto de vista práctico, se comienza presentando al niño un segundo sonido para una letra que ya conoce o una segunda letra para un sonido que ya asoció a otra, y desde este momento cambian drásticamente los procedimientos de enseñanza.
Como puede verse, este método de enseñanza de las RC (Reglas de Conversión), en su aplicación a la lengua española, puede mantenerse en lo esencial, pero se deben realizar algunos cambios para adaptarlo a una diferencia básica con la escritura inglesa.

En lectura nosotros no tenemos palabras irregulares, pero sí tenemos ortografía arbitraria en escritura, de modo que en castellano debería dedicarse una primera fase a las correspondencias grafema-fonema en donde siempre se asocien el mismo fonema y el mismo grafema, ya estemos escribiendo o leyendo (por ejemplo, /p/-P), dedicar otra específicamente a los casos en que hay varias opciones de asociación, y otra en que se traten los casos en que un mismo fonema tiene dos opciones de escritura.

    FUENTE:Método de lectura de Gillingham - Stillman - Aprendemos a leer ya ...

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario