Páginas vistas en total

domingo, 16 de septiembre de 2012

Hijos /Educar en positivo



La socialización primaria en la familia es clave para la formación de futuros ciudadanos adultos, responsables y comprometidos con la sociedad. Esta socialización se consigue ejerciendo una parentalidad responsable y positiva, basada en los derechos del niño, en el afecto y también en el establecimiento de normas y límites.

La parentalidad positiva se basa en tres condiciones: conocer, proteger y dialogar.

• Conocer y entender a los niños y las niñas: cómo sienten, piensan y reaccionan según su etapa de desarrollo.

Ofrecer seguridad y estabilidad: los niños y las niñas tienen que confiar en sus padres y madres, sentirse protegidos y guiados.

• Optar por la resolución de los problemas de manera positiva: sin recurrir a castigos físicos y humillantes.

Educar en positivo y desde el buen trato significa educarles sin recurrir a gritos, insultos, amenazas, humillaciones, azotes o cachetes. Estos castigos causan en los niños y las niñas dolor, tristeza, miedo, soledad, culpabilidad y baja autoestima, y está demostrado que no son eficaces en la educación de los hijos.

La parentalidad positiva exige paciencia, dedicación y esfuerzo. No siempre es fácil, pero educar en positivo es posible.

Fuente:


 

1 comentario:

  1. Comparto plenamente las propuestas. Educar en positivo es centrarse en el potencial del niño, en su esencia, y valorarlo por quien es, mas por lo que hace. Estimulos, motivacion, reconocimiento, retos adecuados, diversion... ese es el camino. Gracias por el blog. Rosa Estañ, Coach Profesional y Familiar

    ResponderEliminar