Páginas vistas en total

jueves, 17 de noviembre de 2011

Celos/Orientaciones


Es frecuente que el primer  hijo este algo sobreprotegido y mimado por padres, abuelos y familia, ellos le proporcionan afecto, atención, cariño y el niño se siente muy atendido.
Con la llegada del nuevo hermanito el niño empieza a tener que compartir la atención con él y de esta forma comienza a sentirse desplazado y celoso.
Los niños han de sentir constantemente el afecto,” el amor que les tienen sus padres”. Los papás aman a sus hijos pero han de expresarlo…no es lo mismo” ser amado que sentirse amado”. Los papás han de demostrar a sus hijos lo mucho que  les quieren (abrazándolos, diciéndoselo…etc.)
Los papás tienen una gran responsabilidad ante sus hijos para proporcionarles estabilidad emocional y lo consiguen ayudándoles a desarrollar la autoestima.

El hijo mayor se forma una imagen de su nuevo hermanito que puede ser más o menos favorable. Los padres son los que van a propiciar que su hijo cambie esa imagen, que sienta que su nuevo hermanito no viene a desplazarlo sino a compartir con él el afecto de sus padres.
Los celos aparecen cuando nos sentimos en desventaja, inferiores, en recibir afectos u otro tipo de refuerzos. En cualquier lugar o situación debemos procurar que nuestros hijos reciban los afectos y atenciones por igual.
Es importante que los papás comprendan que son ellos los que con su comportamiento y actuaciones van a conseguir que  los celos  desaparezcan. Comportándose de una manera adecuada con sus hijos lograrán que haya tranquilidad y equilibrio en su hogar.

 Bibliografia:Conductas problema en el niño normal.Autor:Guido Aguilar

No hay comentarios:

Publicar un comentario