Páginas vistas en total

viernes, 19 de agosto de 2011

Estrés laboral:combatirlo en 10 pasos.

Muchas tareas, falta de tiempo, órdenes por todos lados, compañeros que no colaboran y un montón de trabajo pendiente... Así pasamos los días, llenando la válvula del estrés, acumulando tensión que difícilmente vaciamos en nuestro escaso tiempo libre. Te proporcionamos algunos consejos para evitarlo.

1. Vida laboral y familiar: bien avenidas. Si tu trabajo es altamente estresante, además de tratar de rebajar la dosis de tensión en él, sería recomendable que pudieras desconectar al salir de él. Ir del trabajo a la cama y de la cama al trabajo no es buena opción. Busca tiempo para tener ocio y disfrutar de tus relaciones sociales y afectivas que te ayuden a equilibrarte y poner los pies en tu realidad. Entender que el ocio es una terapia necesaria para el cuerpo y la mente es el primer paso para desestresarte.

2. La ley de la compensación. Si tienes elevados picos de estrés, no esperes a estallar para compensar y desahogarlo. Descansa y duerme tus horas, porque descansar es casi tan necesario como respirar, y a menudo lo olvidamos. Dedicar algún tiempo a “ no hacer nada”, es un buen ejercicio para aprender a abandonar las responsabilidades y la culpa por tener tiempo para nosostros sin que intervenga el trabajo.

3. Analiza tus prioridades. Es conveniente hacer con cierta frecuencia una parada en la vorágine cotidiana del trabajo y recordarnos que el trabajo es un medio para vivir, y no la vida misma. Pregúntate cuáles son tus prioridades en la vida y tu escala de valores. Las respuestas te harán ver el trabajo en el conjunto global de tu vida y te percatarás de que necesitas otros muchos aspectos más para desarrollarte y ser feliz.

4....Y tus niveles de responsabilidad. A veces, no alcanzar los objetivos propuestos en el trabajo se convierte en motivo de estrés. Para evitarlo, debemos reajustar los objetivos, así como hacer un buen análisis de gestión del tiempo con los cambios pertinentes: pedir que no nos pasen llamadas durante un período de tiempo, delegar algunas tareas a mandos inferiores, etcétera.

5. Rutina laboral desestresante. Trata de hacer pausas cada hora y media de actividad. Puede entonces ser un buen momento para buscar un sitio tranquilo y dedicarle unos minutos a controlar la respiración y relajarte. Esto ayuda a liberar la mente. Evita lo que te agobia y, si tienes exceso de trabajo, además de delegar, pide ayuda si es necesario. Trata de no llevarte trabajo a casa.

6. No te recrees en los síntomas del estrés. Pon solución a las consecuencias del estrés y no caigas en la autocomplacencia con tu cansancio, falta de energía, ansiedad, y preocupaciones, compensando con alcohol, sedantes, estimulantes, nicotina u otras sustancias. Todo ello empeorará los síntomas de estrés a largo plazo.

7. Aliméntate bien. La alimentación puede ser una aliada en estos momentos. Aumenta el consumo de alimentos ricos en vitaminas, ácidos grasos esenciales y antioxidantes. Introduce en tu dieta frutas, verduras, yogures y alimentos antioxidantes que, aparte de enormes beneficios para tu salud, reforzarán tus defensas para combatir el estrés. Reduce el consumo de sal, azúcar y grasas. Un buen desayuno es fundamental.

8. Café o cafeína: baja la "dosis". Algunos estudios han demostrado que la cafeína puede incrementar los niveles de estrés de las hormonas, y este incremento pude durar a lo largo del día y en el momento de ir a dormir.

9. Bebe agua. Beber dos litros de agua es la cantidad diaria recomendada. Ten siempre una botella de agua disponible en la mesa del despacho o en el bolso. Además, beber un sorbo de agua cuando estás nervioso o en tensión, puede ser una práctica saludable que podría ayudarle a resistir a tomar café o alimentos ricos en calorías y grasas.

10. Pide ayuda. Consulta a un profesional si es necesario. Si realmente estás experimentado síntomas físicos o psicológicos serios, no te limites a decir "estoy estresado". Piensa que detectar y diagnosticar cualquier problema en etapas iniciales lo hará más tratable y más fácil de combatir. El cuerpo nos avisa de muchas cosas, escúchalo y no lo tomes a broma.
Saida Santana

No hay comentarios:

Publicar un comentario