Páginas vistas en total

jueves, 25 de agosto de 2011

El Credo del Optimista

Prométete:

Ser tan fuerte, que nada pueda perturbar tu paz espiritual.

Hablar de bienestar, felicidad y prosperidad a cada persona con quien te encuentres.

Hacer sentir a todos tus amigos que siempre ves algo positivo en ellos.

Ver siempre el lado favorable de las cosas y que tu optimismo sea una realidad positiva.

Pensar sólo en lo mejor, trabajar siempre por lo mejor y esperar siempre lo mejor.

Entusiasmarte del éxito de los demás como lo haces del tuyo.

Olvidar los errores del pasado y luchar para alcanzar verdaderos éxitos en el futuro.

Tener siempre un semblante sereno y brindar una sonrisa a todas las personas con quienes te comunicas.

Dedicar todo el tiempo necesario para mejorarte a ti mismo y así no tendrás tiempo para criticar a otros.

Superar la preocupación, ser noble y no enojarte fácilmente, ser tan fuerte como para no sentir temor, y lo suficientemente feliz para evitar que las dificultades te acobarden.

Christian D. Larson


No hay comentarios:

Publicar un comentario