Páginas vistas en total

jueves, 1 de octubre de 2015

Educar con respeto es la clave de la felicidad






Os dejo parte del BELLÍSIMO artículo escrito por una excelente comunicadora y pedagoga, se llama Tania y su blog es http://www.edurespeta.com/
Que no te engañen, los hijos no necesitan nada más que: amor, respeto, comprensión y acompañamiento.
image
Y no creas nada cuando insinúen que con amor se vuelven violentos e indomables. Porque hay una realidad bien clara:  el amor genera amor, la violencia genera violencia, las faltas de respeto generan faltas de respeto, el despotismo genera más despotismo...
Así que:
  1. Mide tus palabras: antes de hablar, piensa. Antes de decir algo de lo que puedas arrepentirte, reflexiona. Controla tu ira, tu rabia, tus emociones y sé consciente de que a quienes tienes delante, es a tus hijos, no a tus enemigos.
  2. Trabaja tus carencias: si sabes que tienes cosas que pulir, que mejorar, que cambiar. Si hay cuestiones de tu pasado, de tu infancia, que tienes muy dentro y te paralizan, ponte a ello. Lee, investiga, reflexiona, busca ayuda, avanza y supera. Notarás un gran cambio en vuestras vidas.
  3. Nunca creas que eres superior a ellos, eres su guía no su "amo/a": esta premisa hay que tenerla muy clara, hasta que no sea así, será imposible tratar a tus hijos como a iguales, como personas. Porque eso son, personas en crecimiento, en evolución...no títeres.
  4. Reflexiona sobre la vida que quieres junto a tus hijos: es tan fácil como plantearte qué es lo que quieres para tu vida y para la de tus hijos. Tener una vida agobiada, estresada, sintiéndote siempre ahogada/o a la mínima; o una vida plena, con sus más y sus menos, pero plena, feliz, viva, llena. Y sabiendo que pones toda la carne en el asador para ofrecer a tus hijos lo mejor (emocionalmente hablando).
  5. ¡Adelante!, ves a por esta vida: este cambio está en tus manos, en las de nadie más. No te rindas, no desistas, no mires hacia otro lado. ¡Aprovecha la oportunidad, sólo se presenta una vez en la vida de cada uno de tus hijos!.
Sé que no es fácil, y que a veces el cansancio, el estrés y el día a día, te alejan de tu objetivo. Pero no te preocupes ni te sientas culpable, simplemente, levántate al día siguiente con ganas de hacerlo mejor, con ganas de ser realmente feliz junto a tus hijos. 
Puedes hacerlo, confío en ello.
Muchas gracias por la lectura, un beso:
A50B9CDB395078DF28692775F080C1BA
FUENTE:http://www.edurespeta.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario