Páginas vistas en total

miércoles, 9 de noviembre de 2011

ESTRATEGIAS PARA TRABAJAR CON EL NIÑO HIPERACTIVO EN EL AULA


ESTRATEGIAS PARA TRABAJAR CON EL NIÑO HIPERACTIVO EN EL AULA
Para empezar a tratar este tema, cabe insistir en la responsabilidad del docente al emitir un juicio sobre la conducta de sus alumnos.Que los alunos sean inquietos o movidos no implica que puedan ser hiperactivos. 
 La labor del docente no es emitir un “diagnóstico” sobre un alumno. Si sospecha que un niño tiene algún problema grave, debe pedir la intervención del psicólogo educativo. La inquietud y la falta de atención pueden ser síntomas de distintos trastornos que sólo un experto sabrá distinguir.
Para trabajar con los alumnos a los que un experto haya diagnosticado hiperactividad, el maestro debe capacitarse y obtener toda la  información necesaria para reconocer y entender los mecanismos psicobiológicos de este trastorno.
Además, el centro educativo tiene la obligación de preparar y asistir al profesor que va a trabajar con niños hiperactivos, debe proveerle de información, apoyo psicopedagógico y el material que sea necesario para que pueda hacer una buena labor.
Con estos antecedentes, presentamos algunas estrategias de utilidad para poner en práctica en el aula:

El ambiente físico:
El niño con hiperactividad requiere de más atención, por lo que se sugiere que integre un grupo reducido de alumnos y así el maestro podrá darle el tiempo y el cuidado necesario.
El espacio físico debe ser ordenado y armónico.  Evite que el niño hiperactivo se siente frente a muchos distractores o estímulos visuales, como por ejemplo: carteles con imágenes, ventanas al exterior, etc.
Procure que los compañeros que se sientan cerca del niño hiperactivo sean niños tranquilos, que no lo distraigan.
Pida al niño hiperactivo que ordene y limpie su propia mesa al iniciar y terminar un trabajo. Es importante habituarlo a mantener el orden.
 
Acuerdos previos:
Explique al niño, claramente y en privado, qué conductas se esperan de él y por qué. Use situaciones cotidianas como ejemplo de lo que quiere conseguir. Algunos objetivos que podría plantearle son los siguientes:
Mejorar su capacidad de concentración.  Explique, por ejemplo, que al pintar un dibujo, debe terminar la actividad bien y procurar que todo quede pintado. Marque tiempos para terminar la tarea.
Puede iniciar la clase con ejercicios de respiración y relajación con todo el grupo, para favorecer la tranquilidad.
Controlar sus conductas impulsivas. Por ejemplo, pídale que en lugar de gritar lo que se le ocurra en cualquier momento, levante la mano.
Mejorar la interacción social. Por ejemplo, recuérdele que en lugar de quitarle el borrador al compañero de al lado, debe pedírselo prestado. Estas pautas de conducta deben ser generales y conocidas por todos los niños.
Explíquele qué sucederá si no observa la conducta requerida.  No se trata de amenazarlo sino de establecer un código que se pueda usar para llamarle la atención sin que el grupo se entere.  Por ejemplo, advertirle que si está hablando a gritos e interrumpiendo, usted le pondrá la mano en el hombro para recordarle el compromiso que han hecho.

Preparación de clase
Tenga en cuenta que el niño con hiperactividad se fatigará más rápido que el resto de niños pues su capacidad de atención es menor.  Aunque no siempre es posible, trate de preparar actividades alternativas, de menor duración para él.
Incorpore a las actividades del niño abundante material tactil con el que se puedan hacer ejercicios prácticos para mejorar la comprensión.
Elabore registros diarios para anotar sus observaciones sobre la conducta y el trabajo del niño. Revise y comente estos registros con él. Siempre haga hincapié en los logros, es fundamental reconocer las cosas que ha hecho correctamente.

Día a día
Trate de que las órdenes que le da sean simples y breves, mantenga el contacto visual mientras le habla.
Después de darle la orden, puede pedirle que repita en voz alta lo que debe hacer, pero cuide de no hacerle repetir todo, todo el tiempo.
Evite insistir en lo que el niño hace mal o en llamarle la atención públicamente.
Exija pequeñas cosas. Si han acordado que debe terminar los trabajos, supervise exclusivamente eso.  Ya llegará el momento de pedirle que mejore la letra y la presentación, pero no acumule exigencias. 
Premie las conductas positivas y las pequeñas tareas bien realizadas.  Son recomendables los refuerzos sociales como una felicitación pública, una caricia en la cabeza o un aplauso de la clase.  También le puede ofrecer alguna distinción como pedirle que le ayude a borrar la pizarra o a traer los cuadernos.
Al confiarle un encargo o una responsabilidad, no permita que deje esa actividad inconclusa. Solo si cumple satisfactoriamente, usted le demostrará su confianza haciéndole otro encargo.
Trabaje la integración con el grupo e insista en valores como el respeto y la tolerancia. Permítale participar en todas las actividades grupales, siempre recordándole cumplir las reglas. 

10 comentarios:

  1. En primer lugar me pareció muy buena tu propuesta y me sirvió como marco teórico para abordar la temática del niño hiperactivo en el aula, soy estudiante del Profesorado de Nivel Terciario de Villa Berthet. Chaco, 3º año para el trayecto de Practica 3

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas tus sugerencias pero que hacer cuando ya hiciste oso eso y ya e salio de control la disciplina y hay agresividad por parte del niño

    ResponderEliminar
  3. hola, excelentes sus recomendaciones y muy precisas, me han ayudado mucho

    ResponderEliminar
  4. gracias por compartir experiencias,no es facil trabajar con alumnos con estas caracteristicas

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por sus sugerencias me han servido para realizar un plan de intervención

    ResponderEliminar
  6. si ya se sale de control y responde con agresividad a todo ya ni si quiera respeta a la maestra. como trabajadora social que ?alternativas u oriención le puedo dar a la maestra?

    ResponderEliminar
  7. Esta página es muy enrriquecedora, me gustaría que publicaran más estrategias para el menejo de niños con hiperactividad en el aula. Yo personalmwente,manejo varios incluso tengo un niño que no respeta, contesta con palabras soeces.Anónimo.

    ResponderEliminar
  8. Geacias por orientarme con ciertas estrategias,estas me ayudaran a tratar ciertas conductas que son tìpicas de este transtorno, sin embargo me gustaría que si tienen publicado algún material mas sobre la temática, me sería de gran ayuda poder acceder a ello de manera mas directa, ya sea a traves de nuestros correos o algún otro medio de adjudicación.

    ResponderEliminar
  9. Gracias boy hay seguir tus recomendaciones por mi pequeño es inperactivo

    ResponderEliminar
  10. excelentes recomendaciones,es importante implementarlas en el ambiente de clases,ya que hoy dia en su mayoria niños captan sugerencias......

    ResponderEliminar