Páginas vistas en total

martes, 24 de abril de 2018

Cómo descifrar los comentarios del maestro sobre las dificultades de aprendizaje y de atención



¿Alguna vez ha asistido a una conferencia de padres y maestros y sentido que los comentarios del maestro significaban algo más de lo que en apariencia había dicho? ¿O que no fue claro acerca de algo que le parece preocupante? En ocasiones, un maestro no es tan directo como podría o le gustaría ser. 
Existen muchas razones posibles para ello. Él podría estar obligado a seguir políticas oficiales (o no oficiales) de la escuela que limitan lo que puede decir a los padres de familia. Podría no saber mucho acerca de cómo funciona la educación especial y le preocupa dar un consejo equivocado. O podría sentirse incómodo diciendo algo negativo sobre su hijo. 
Factores como estos podrían evitar que diga claramente que cree que su hijo podría tener una dificultad de aprendizaje o de atención. También podrían evitar que sugiera una evaluación para su hijo, a pesar de que puede solicitarla en la escuela (usted también puede solicitar una evaluación).
En ocasiones, puede que tenga que sacar su propia conclusión a partir de los comentarios del maestro. Esta tabla muestra algunos comentarios indirectos que podría escuchar. También da una idea de lo que significan en realidad, y cómo tal vez quiera darles seguimiento.
Qué dice el maestro:Qué podría significar:Qué tiene que preguntar:
“Me encanta que tenga tanta energía. Pero le cuesta permanecer sentado y eso puede ser molesto para los otros niños”.
Su hijo necesita muchas instrucciones, y esto puede perturbar la clase. 
Puede que al maestro le preocupe que tenga TDAH.
“Él no es tímido, pero se enoja y se pone ansioso cuando le pregunto en clase o le pido que lea en voz alta.
Me gustaría integrarlo a nuestro programa de respuesta a la intervención (RTI, por sus siglas en inglés)”.
La incomodidad que su hijo siente al leer en voz alta puede indicar que tiene una dificultad con la lectura como la dislexia.
El maestro también podría estar preguntándose si la ansiedad está jugando un papel en esto.
  • ¿Puede decirme más sobre RTI?
  • ¿Cómo es su desempeño cuando no lee enfrente de la clase?
  • ¿Sus calificaciones en lectura son similares a las de otros niños de su edad?
  • ¿En general parece ansioso o disgustado?
  • ¿Sería posible no preguntarle, a menos que él alce la mano, y no pedirle que lea en voz alta?
“Él siempre es respetuoso y se comporta bien, pero a menudo no sigue instrucciones. Y no sé a qué se debe. 
¿También observa eso en casa?”.
El maestro podría estar preguntándose si el TDAH es la causa de su dificultad para seguir instrucciones. 
Puede que también se pregunte si se trata de un problema con la comprensión auditiva, la cual puede ser signo de un trastorno del procesamiento auditivo.

  • ¿Cuándo observa que esto ocurre?
  • ¿Hay cierto tipo de instrucciones que le resultan más difíciles que otras?
  • ¿Qué hace él en ese caso?
  • ¿Esto está afectando su aprendizaje?
  • ¿Hay otras cosas con las que él tenga dificultad?
  • ¿Qué tanto le preocupa esto?
  • ¿Cómo podemos ayudar?
“Su trabajo es preciso, pero a menudo olvida entregar su tarea y traer su cuaderno a clase.
¿También sucede en casa?”.
El maestro podría pensar que su hijo tiene problemas con la organización, lo cual puede indicar la presencia de dificultades del funcionamiento ejecutivo.
  • ¿Esto ocurre continuamente?
  • ¿Existen formas de ayudarlo a que sea más organizado? 
  • ¿Le preocupan otras cosas?
  • ¿Tiene alguna idea de por qué está ocurriendo?
“Él tiene buenas observaciones y está deseoso de decirlas en clase. 
Pero tiene mucha dificultad para esperar su turno de hablar”.
El maestro está observando problemas de impulsividad, que es un síntoma importante del TDAH.
Podría estar preguntándose si es buena idea evaluar a su hijo para el TDAH.
  • ¿Observa esto en todas las asignaturas?
  • También lo notan otros maestros?
  • ¿Hay otras cosas que también le preocupan?
  • ¿Esto es inusual a su edad? 
“Las historias que cuenta son excelentes, pero no veo el mismo nivel de detalle e imaginación en su cuaderno de escritura. 
Me sorprendió observar eso”.
Su hijo está teniendo problemas con la escritura. El maestro podría sospechar que una dificultad de aprendizaje como la disgrafía (la cual los maestros llaman “trastorno de la expresión escrita”) está obstaculizando que escriba sus pensamientos.
Si la escritura de su hijo es desordenada, puede que además se pregunte si él está teniendo problemas con las destrezas motoras.
  • ¿Su mala escritura tiene algo que ver con su dificultad para expresar sus ideas por escrito?
  • ¿También ve dificultades en
    otras áreas? 
  • ¿Cree que es posible que tenga una dificultad de aprendizaje?
  • ¿Qué sugiere que hagamos? 
“Realmente disfruto tenerlo en clase, pero en ocasiones se molesta demasiado por cosas pequeñas. 
Pareciera que no hay razón para ello. ¿También lo observa en casa?”.
Su hijo es mucho más sensible y emocional que sus compañeros. 
El maestro podría sospechar que tiene TDAH o dificultades del procesamiento sensorial.
  • ¿Observa que esto ocurre a
    ciertas horas del día?
  • ¿Puede describir cómo se está comportando?
  • ¿Cree que deberíamos hablarlo con su médico?
“Él participa mucho en las discusiones en clase. 
Pero parece como si se quedara atascado y no pudiera pasar a otra cosa”.
Su hijo se emociona mucho con algo y no puede dejar de hablar de ello. 
Al maestro podría preocuparle su perseverancia, la cual podría ser una señal de una dificultad del funcionamiento ejecutivo o de algo más.
  • ¿En qué tipo de cosas se queda atascado?
  • ¿Usa alguna estrategia o plan para manejarlo?
  • ¿Qué hace mi hijo cuando usted continua la discusión sin esperarlo?
  • ¿Hay alguna manera de evaluar su comportamientopara averiguar por qué sigue haciéndolo?
  • ¿Mi hijo se da cuenta de que está haciéndolo?
“Me doy cuenta de que se distrae fácilmente y en ocasiones se desconecta. A veces es difícil encauzarlo nuevamente y lograr que se enfoque”.
El maestro podría pensar que el TDAH es la causa de su distracción o de que no participe en clase. También podría preocuparle que tenga problemas con la comprensión auditiva, con el lenguaje receptivo o que su velocidad de procesamiento sea lenta.
  • ¿Cree que la escucha y lo entiende?
  • ¿Se distrae con cosas o está desconcentrado?
  • ¿Cuál es su intuición sobre lo que está pasando?
“Pasa mucho tiempo solo e interactúa poco con los otros chicos.
¿Pasa tiempo con otros niños en la casa?”.
Su hijo parece aislarse de sus compañeros. 
El maestro se pregunta si podría tener dificultades con las habilidades sociales o una condición mental como la ansiedad o la depresión.
“Él es tan inteligente que yo hubiese esperado que esto le resultara más sencillo.
Sin realizar una evaluación me es difícil saber por qué tiene problemas”.
Él está observando que sus habilidades no son consistentes, y podría pensar que su hijo es “doblemente excepcional”.
Él piensa que una evaluación podría ayudarlo a obtener apoyos y servicios adecuados.
  • ¿Qué tipo de actividad parece que le resulta difícil?
  • ¿Existen áreas en las que él sobresale?
  • ¿Él dice por qué se le dificulta?
  • ¿Cómo hago para solicitar una evaluación?
  • ¿Cree que un tutor podría ayudarlo?
“Me sorprende su inconsistencia para recordar cómo resolver los problemas de matemáticas.
Con frecuencia entiende un concepto un día, pero no al siguiente”.
Al maestro le preocupa que su hijo no recuerde datos matemáticos o fórmulas. Eso podría indicar una dificultad con las matemáticas como la discalculia.
También podría ser una señal de una memoria funcionaldeficiente, una función ejecutiva importante que puede afectar todas las áreas del aprendizaje.
  • ¿Tiene dificultad para recordar la información en la clase de matemáticas, o también ocurre en otras asignaturas?
  • ¿Ha notado si tiene otro tipo de dificultad con las matemáticas?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar?
  • ¿Qué sugiere que hagamos a continuación?
Estar preparado para las reuniones de padres y maestros puede facilitar tener estas conversaciones con el maestro de su hijo. Puede imprimir y usar una hoja de trabajo en las conferencias de padres y maestros
que lo ayude a organizar lo que quiere decir. Y tenga en cuenta que puede iniciar una conversación con el maestro de su hijo a lo largo del año escolar a medida que sucedan cosas.
Hablar con el maestro es un excelente primer paso para ayudar a que su hijo progrese en la escuela. Si lo que dice el maestro le hace sospechar acerca de de una dificultad de aprendizaje o de atención, averigüe qué hacer a continuación.


FUENTE:
https://www.understood.org/es-mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario