Páginas vistas en total

jueves, 12 de enero de 2017

4 recomendaciones basadas en la ciencia para criar hijos bondadosos y justos





Si le preguntas a un papá o mamá cuáles son los valores más importantes que debe enseñarle a sus hijos, seguramente incluirá la bondad como una de sus prioridades.
Pero una cosa sería lo que dicen y otra lo que hacen.
Según un estudio realizado en Estados Unidos, por la Universidad de Harvard, que contó con 10 mil niños de 33 escuelas diferentes, el 80% de los niños dijeron que era más importante el éxito personal y su felicidad, y sólo el 20% dijo que se preocupaba por los otros. Para ellos también era más importante el trabajo duro y los logros, que la justicia.
Es cierto que estos datos no son de Latinoamérica, pero los factores sociales y económicos, como la globalización han afectado fuertemente los valores a nivel mundial. Hoy podemos ver como nuestra sociedad se ha vuelto más individualista, nos importa menos lo que pasa a las personas que tenemos a nuestro alrededor. Estamos más preocupados por las cosas que queremos comprar y esto se refleja en los valores que le pasamos a nuestros hijos.
Las implicaciones de los resultados de Harvard son alarmantes, porque cuando los niños anteponen valores individualistas y de consumo por encima de la bondad, la amabilidad y la justicia, corren el riesgo de llevar a cabo conductas dañinas, como la crueldad, el irrespeto y la deshonetidad.
EL 80% DE LOS PARTICIPANTES DIJERON QUE ERA MÁS IMPORTANTE EL ÉXITO PERSONAL Y SU FELICIDAD
¿Cómo podemos criar a nuestros hijos para que sean bondadosos y justos?
Esta es una de las preguntas más difíciles que los padres deben responder.
Pero por suerte la ciencia también nos ofrece  sugerencias importantes.  Según el estudio, estos son los 4 factores más importantes que debemos enseñar a nuestros hijos:

1)Darles la oportunidad de ser amables

Todos necesitamos practicar las conductas que queremos aprender y para ello tenemos que propiciar oportunidades necesarias para que los niños practiquen la bondad. No tiene que ser nada complicado, busca situaciones donde el niño pueda ofrecer su ayuda a los otros, por ejemplo, compartiendo una golosina con un compañero o ayudar con la tarea. Con la guía de los adultos y con la práctica, los niños podrán desarrollar habilidades que les permitan saber cuándo y cómo ayudar a las demás personas.
Prueba:
  • Habla con tu hijo sobre los actos solidarios y egoístas que se ven en la televisión y los actos de justicia e injusticia que se puedan ver en las noticias.
  • Asegura que la gratitud sea parte fundamental del día a día de tu familia, expresa gratitud cuando comen, antes de acostarse a dormir, etc. Expresa gratitud por aquellos que te ayudan.
TENEMOS QUE PROPICIAR  OPORTUNIDADES NECESARIAS PARA QUE LOS NIÑOS PRACTIQUEN LA BONDAD

2)Debemos enseñarles la capacidad de acercarse (zoom in) y tomar distancia (zoom out)

Los niños deben aprender a acercarse (zoom in) y escuchar atentamente las necesidades de su entorno, y a tomar distancia (zoom out) para poder evaluar y considerar múltiples perspectivas sobre una necesidad o problema. Esto ayudará al niño a poner la necesidad humana en contexto y no solo preocuparse por su círculo de conocidos.
Prueba:
  • Asegurate de que tu hijo sea agradecido con todas las personas a su alrededor, sus maestros, tutores, conductores, etc.
  • Motiva a tu hijo para que cuide de aquellos que son vulnerables. Dale algunos tips para ayudar a un compañero que está triste.
  • Utiliza los medios de comunicación para ayudar a tu hijo a pensar sobre las dificultades que enfrentan otros niños, por ejemplo, falta de comida, educación, etc.
MODELA LA AMABILIDAD CON LOS OTROS

3)Los niños necesitan buenos roles morales a seguir

Tranquilo papá/mamá, esto no quiere decir que tienes que ser un padre perfecto.Se trata de aceptar nuestras fortalezas y errores y escuchar a nuestros hijos, ser empáticos y demostrar preocupación y simpatía por los otros, así los niños también serán expuestos a este tipo de bondad.
Es posible ver cuando los niños tienen padres que se preocupan por enseñarles valores que les permite preocuparse por los otros. Conozco un niño que no se come nada sin antes compartir y siempre que alguién le pide algo de su lonchera contesta ¨con mucho gusto,¨ eso es un ejemplo de los padres atentos que tiene.
Prueba:
  • Modela la amabilidad con los otros, participa junto con tu familia en actividades de servicio a la comunidad con frecuencia.
  • Ofrécele a tus hijos dilemas éticos para que ellos puedan analizarlos en familia. También puedes preguntarles si se han enfrentado a un dilema últimamente.

4) Ayuda a tus hijos a regular sus emociones

Los niños tienen dificultades a la hora de regular la vergüenza, ira o celos, y esto puede entorpecer las intenciones de amabilidad. Ellos necesitan saber que esas emociones son normales y que todos las experimentamos, pero que deben ser tratadas de una manera diferente. Los investigadores explican: ¨Los niños son filósofos morales, cuando los adultos encienden la chispa del pensamiento moral, los niños pueden aprender a sopesar sus responsabilidades con los demás y ellos mismos.¨
Prueba:
  • Pídele a tu hijo que se aparte por unos momentos y que respire profundamente mientras cuenta mentalmente hasta 3, y que expire contando en su mente hasta 4. Si quieres más información sobre cómo ayudar a tu hijo a calmarse, lee nuestro artículo sobre la respiración aquí.
La bondad y la preocupación por los demás se aprenden desde la casa, con padres atentos, empáticos, dispuestos a tomar la responsabilidad de enseñarle a sus hijos los valores que son realmente importantes. Esto nos hace recapacitar en la pregunta ¿Qué valores estamos enseñando realmente a nuestros hijos?
FUENTE
https://www.psyciencia.com/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada