Páginas vistas en total

jueves, 4 de febrero de 2016

Inteligencia Emocional: el secreto para una familia feliz








Desde hace ya bastante tiempo tengo una guía de la comunidad de Madrid que se llama: Inteligencia Emocional: el secreto para una familia feliz. Hoy la he leído y me ha gustado mucho y por eso quiero hacerle esta entrada. Me parece que dentro de su brevedad (70 pequeñas páginas) condensa mucho de lo que la IE influye en una familia y abre caminos de forma muy práctica, clara y profunda para introducirla en la familia.
La autora es Cristina Muñiz Alustiza del Centro de Humanización de la Salud. Se trata de un encargo de la Dirección General de la Familia de la Comunidad de Madrid.
Los capítulos son los siguientes:
  1. La inteligencia emocional en el padre y la madre
  2. La empatía. Comprendiendo a nuestros hijos
  3. Las emociones de los hijos
  4. La aplicación de la inteligencia emocional en situaciones difíciles de la vida familiar
Me gustaría destacar la idea central del primer capítulo porque responde a una convicción mía: la Inteligencia Emocional comienza por uno mismo, por tanto en una familia comienza por padre y madre, lo mismo que en un aula comienza por el profesor.
También comparto plenamente la importancia que se da a la empatía, la escucha en la familia. Quizá este es uno de los elementos más necesarios y podría ser de los más influyentes en la educación hoy, tanto en la familia como en la escuela. La escucha es el pilar de una comunicación que fomenta la conexión profunda en la familia a través del diálogo, un diálogo apoyado en el respeto a emociones y sentimientos.
Me han parecido también muy bien explicados los pasos para la gestión de emociones y el tratamiento diferenciado de las diversas emociones. He echado en falta la conexión de esa gestión con las necesidades organísmicas, con nuestras necesidades como persona.
Además la guía incluye bastantes ejercicios prácticos para aprender a escuchar a los sentimientos, para aprender a conocerse, para reflexionar sobre los hijos. Este aspecto práctico puede servir de gran ayuda para implementar de forma adecuada la Inteligencia Emocional en la familia.
La idea que hay que sacar es que introducir la Inteligencia Emocional en la familia es optar por un determinado tipo de familia y necesita la implicación de todos y cada de los miembros de la familia. Los rasgos de esa familia serían:
  1. Es una familia donde se escucha y se respetan los sentimientos
  2. Una familia donde todos y cada uno de sus miembros asumen su responsabilidad y gestionan su peso en ella.
  3. Una familia democrática que respeta las opiniones de todos.
  4. Una familia que conecta con las propias necesidades a través de los sentimientos y emociones
  5. Los miembros de la familia tienen una adecuada conexión con el propio cuerpo.
  6. Los miembros de la familia se expresan de modo asertivo. Es decir, no hay autoritarios ni sumisos en la familia.
Como resumen una familia feliz, como tan bien indica el título de la guía.
Te invito a añadir alguna característica a estas en las que yo resumo lo leído y que comparto plenamente.
Si quieres la guía puedes bajártela aquí: Inteligencia Emocional: el secreto para una familia feliz

FUENTE:Antonio Esquivias | Desarrollando la educación emocional ...

https://antonioesquivias.wordpress.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario