Páginas vistas en total

lunes, 27 de abril de 2015

Etapas del desarrollo cognitivo



Etapas del desarrollo cognitivo

Progresivamente el niño adquiere la capacidad de interpretar lo que percibe, después adquiere la autonomía física suficiente para explorar su entorno más allá de lo que quedaba a su alcance cuando no se desplazaba. Luego, el lenguaje le permite nombrar las ideas que va adquiriendo y comunicarlas a los demás para seguir aprendiendo con el intercambio.
La adquisición progresiva de estas habilidades condiciona la capacidad de pensar, de comprender y analizar. Cada cosa en su momento, aunque siempre que hablamos de neurodesarrollo el momento no es exacto y varía de unos niños a otros.
La capacidad cognitiva, es decir la capacidad de aprender, interpretar y comprender el mundo para actuar de forma adecuada, cambia con la edad y lo hace cuantitativa y cualitativamente.

El pensamiento sensorio-motor del lactante

El niño, entre los cero y los 2 ó 3 años de vida, tiene limitado su pensamiento a las sensaciones inmediatas y a su capacidad para explorar objetos. Tiene un “pensamiento sensorio-motor”.
De forma progresiva y muy temprana, emplean los primeros meses de vida en aprender a percibir, desarrollan sus sentidos y empiezan a categorizar el mundo. Pronto disciernen cuales son los límites de su propio cuerpo, se miran las manos, se tocan los pies, los genitales, la cabeza… y el de los objetos. Aprenden a cogerlos y entonces los exploran con todos los sentidos, y por supuesto se los meten en la boca, los usan y juegan con ellos aprendiendo poco a poco su utilidad. Si nos fijamos como un lactante utiliza los objetos tendremos una idea muy fidedigna de su comprensión.
Sus actos expresan de forma no verbal su cognición.
Alrededor del año, el desarrollo de la manipulación está muy avanzado y muchos empiezan a caminar. Así que ahora pueden alcanzar “cosas interesantes” y empiezan ha experimentar sus habilidades manuales. Hacen torres con objetos, meten cosas en agujeros…
La exploración del mundo empieza a ser más compleja y usan los objetos con el propósito adecuado. El vaso para beber, el peine para peinarse… Primero sólo los usa consigo mismo, después aprende que puede usarlos en los demás y es cuando da de comer a la muñeca o peina a su padre…
Entre los 18 meses y los 2 años empiezan a resolver pequeños problemas, usa los objetos para coger algo que no alcanza y hace cosas más complejas como enroscar un tapón.
La aparición progresiva del lenguaje lo va a revolucionar todo… para mejor.

El preescolar y su pensamiento pre-lógico

La “forma” de pensar de un niño cambia enormemente cuando adquiere el lenguaje. En su cerebro los símbolos –las palabras– empiezan a sustituir los objetos y las acciones. Tienen un repertorio enorme de “ideas” que ahora puede simbolizar en palabras. Asimila lo aprendido nombrándolo y esto le permite crear conocimientos nuevos por sí mismo.
El proceso cognitivo se reorganiza activamente y sin cesar pero sigue dominado por lo que percibe por sus sentidos.
En esta edad, entre los 3 y los 6 años, el niño piensa de una forma característica, el pensamiento mágico”. Interpreta la coincidencia como causalidad, atribuye sentimientos a los objetos y cree que sus deseos son tan poderosos que pueden materializarse.
Imagen-animada-Reyes-magos-18Fácil que crean en los Reyes Magos o el Ratoncito Pérez. Desean un regalo que piden a seres mágicos que vienen en la noche de Reyes o después de que se caiga un diente.
Le resulta muy difícil comprender otro punto de vista que no sea el suyo, precisamente porque su pensamiento está dominado por lo que percibe y no por la lógica.

La aparición de la lógica – el uso de razón

Hacia los 6 años los niños añaden nuevos elementos a su proceso de pensamiento. La información que reciben por los sentidos se matiza ahora con la comprensión de los fenómenos que observan. Son capaces de comprender operaciones lógicas concretas –no abstractas–. Ahora tienen un “pensamiento lógico”.
A ver, los Reyes Magos ¿cómo pueden repartir regalos a todos los niños en una noche? Son muchos niños y solo 3 Reyes…
Además se dan cuenta de sus logros y carencias y de las de los otros: aparece la autoestima.

La adolescencia y la abstracción

Con la edad la cosa se complica, hacia los 12 años el cerebro empieza a mostrar todo de lo que es capaz.
De un pensamiento lógico pasamos a un “pensamiento analítico”. Elaboran conclusiones generales a partir de situaciones particulares.
De un problema particular y concreto a uno general y abstracto.
Aparece la capacidad de análisis, utiliza los principios básicos que conoce para matizarlos con múltiples puntos de vista. Empieza a comprender –y experimentar– que una posibilidad puede convertirse en una realidad dependiendo de las decisiones que se tomen en el camino.
El pensamiento adolescente es más flexible, y lógicamente lo cuestiona todo y vuelve a repensarlo analizándolo más profundamente.
Se completa el desarrollo de su personalidad de su individualidad, quiere crear sus propios códigos y ética. El mundo tiene una nueva generación.
¿Y tú?, ¿aún crees en los Reyes Magos? ;)
FUENTE_AUTORA↬  2015 ©  mj mas

No hay comentarios:

Publicar un comentario