Páginas vistas en total

miércoles, 15 de octubre de 2014

La importancia del maestro en el TDA-H

Además de quien enseña, maestro es…

alguien de mérito relevante entre los de su clase.

enseñando a escribir
El Trastorno por Déficit de Atención-Hiperactividad (TDA-H) es el trastorno más frecuente del neurodesarrollo. Con al menos 8 de cada 100 niños afectos, es muy probable que en cada aula haya un alumno con TDA-H y por ello el maestro debe conocer bien el problema.
La detección precoz y un diagnóstico correcto son el primer paso, y el maestro juega un papel fundamental. Debemos recordar que los niños con TDA-H son hijos, hermanos, alumnos y amigos, es decir todo el tiempo y en todas partes los síntomas del TDA-H afectan su calidad de vida.

El tratamiento multimodal del TDA-H

En el colegio causa dificultades académicas, e incluso fracaso escolar. En casa los problemas de comportamiento pueden alterar la convivencia familiar y complicar las relaciones con los amigos. Es pues necesario que la familia y los maestros se impliquen y se pongan de acuerdo para planear estrategias de mejora.
vrgLa educación y la enseñanza, que sin ser lo mismo se complementan, deben compartirse en la escuela y en casa. Otra cosa confunde al niño, causa inseguridad y le impide avanzar, y esto es aún más cierto si tiene un TDA-H.
El TDA-H precisa de un tratamiento multimodal que implique a todos los adultos de referencia del niño. Debe tener tres objetivos, perfectamente combinados en el tratamiento ideal:

El maestro es fundamental en la atención al TDA-H

Aunque el TDA-H no afecta sólo a lo académico, la merma de las aptitudes escolares es la principal preocupación de los padres y motiva la mayoría de consultas. Además del déficit de atención, el TDA-H causa una dificultad importante en planificar tareas y tiempos, en organizar y priorizar la información, así como en la posterior autoevaluación de los resultados. Este conjunto de dificultades afecta a casi todas las competencias académicas y especialmente se pone de manifiesto cuando el alumno tiene que aprender a utilizar su agenda escolar, hacer un resumen o un esquema, o en tareas de coordinación manual o corporal.
Ante un TDA-H, el maestro tiene una excelente oportunidad de aplicar todos sus conocimientos pedagógicos para ayudar al alumno con dificultades. No se trata de reducir las exigencias, sino de adaptarlas a las habilidades y deficiencias propias de cada niño, que convendrá conocer previamente. Los objetivos son ayudarle a enfocar su atención, a concentrarse y a disminuir su ansiedad para rendir al máximo de sus posibilidades.
Portada de la guía TDA-H escuelaLa Generalitat de Cataluña acaba de publicar una nueva guía para maestros y profesoresEl TDA-H: detección y actuación en el ámbito educativo -. Contiene los recursos necesarios para que el docente comprenda mejor las dificultades del alumno con TDA-H y pueda diseñar un plan de ayuda individualizado. La bibliografía final, enlaza a otras guías y documentos interesantes.
En general todos los niños con TDA-H se beneficiarán de las siguientes medidas.
organización TDAH

El TDA-H no es una moda,

es un problema real que podemos mejorar.

No es la única causa de problemas en el rendimiento académico – los problemas emocionales, el niño mal educado o el niño vago existen y deben abordarse en consecuencia – pero cuando el maestro detecta un alumno con capacidades normales y resultados claramente insuficientes a su esfuerzo, debe sospechar que algo pasa.

Mucho he aprendido de mis maestros, mas de mis colegas, pero más aún de mis discípulos ~ Talmud

AUTORA DEL ARTÍCULO:
María José Mas

FUENTE:


No hay comentarios:

Publicar un comentario