Páginas vistas en total

lunes, 25 de agosto de 2014

TDAH en el aula


Siempre estas lecturas me ayudan a profundizar y a plantearme cómo he de poner en práctica mi labor educativa. Este artículo me parece muy interesante tanto a nivel emocional (comprender y acompañar a nuestros alumnos)como pedagógico(enseñar)...mis mejores deseos!


Fernando Téllez, profesor de Dibujo, educador, ingeniero de formación, con experiencia en docencia desde la educación primaria hasta la universidad, con experiencia en puestos de coordinación y dirección en el sistema educativo (por ejemplo, ser director de Instituto durante 8 años), habló sobre la creatividad en el proceso educativo.
Describió la creatividad de forma multidimensional, desde la concepción más directa de “acto de inventar cualquier cosa” hasta una concepción mucho más amplia, en el sentido de una capacidad (personal, grupal o institucional) para encontrar soluciones originales, e incluso como una actitud, relacionada con la voluntad de modificar o transformar las cosas. Intentó desmitificar algunas ideas falsas en ocasiones relacionadas con la persona creativa, a saber: que el creativo nace y la creatividad no se puede aprender; que el creativo es excéntrico, raro, impulsivo, diferente; que la creatividad es muy dependiente de la inspiración; que conlleva caos y desorden.
Rescató los aspectos positivos de la creatividad a lo largo y ancho de todo el proceso educativo, enfrentándola a actitudes rígidas, obsoletas, repetitivas o constrictivas frecuentemente presentes en la educación actual. Frente a ello, una educación caracterizada por creatividad en sus métodos, en su sistema, en su valoración de conocimientos y aprendizaje de los alumnos, es más productiva y potencia una inteligencia más moderna, más útil para el futuro. La creatividad solo puede surgir de un pensamiento flexible, donde el individuo es valorado de forma preferencial frente a la uniformidad del grupo; el acto creativo está conectado con la afectividad y con el pensamiento, equilibrando y dando un potencial más versátil a la persona.
Un centro que se quiera considerar creativo y que quiera formar individuos creativos debe valorar y potenciar la individualidad, debe plantear cuestiones más que dar soluciones, debe utilizar múltiples metodologías para el aprendizaje, debe estimular la utilización de los distintos canales sensoriales de la persona. El juego, además de permitir disfrutar del aprendizaje, permite aprender de una forma implícita, con elementos de competitividad y de cooperación. La búsqueda de soluciones en grupo permitirá enriquecer el pensamiento de los alumnos, con los distintos modos de afrontar los problemas. Utilizar problemas con varias soluciones correctas o crear contextos que permitan apartarse de lo conocido y habitual flexibilizará el pensamiento. En general, crear y potenciar una constante búsqueda y experimentación de soluciones nuevas, diferentes, alternativas, es la clave de una educación creativa.
Como decía Gastón Paris, No hay nada que divida tanto a los hombres como, la creencia absoluta de ser dueños de la verdad.....y no hay nada que los aproxime tanto, como la noble tarea de buscarla en común.

Os dejo todo el artículo...
Galería EL TDAH EN EL AULA: ¿Qué podemos hacer los ...
FUENTE:http://elisabethornano-tdah.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario