Páginas vistas en total

lunes, 11 de agosto de 2014

El sueño en los niños con TDAH







 
El sueño en los niños con TDAH


El sueño es vital para todos. Influye directamente sobre la salud, el desarrollo y el funcionamiento de la persona durante el día.  Mientras dormimos, se llevan a cabo inconscientemente procesos como la fijación de la memoria o la restauración del cuerpo y mente. Si se duerme mal o no lo suficiente, se pueden desarrollar alteraciones a nivel biológico, conductual y/o social.

¿Cómo se puede manifestar el problema con el sueño?

- Dificultades para conciliar el sueño

- Resistencia para irse a dormir

- Frecuentes despertares nocturnos

- Descanso no reparador

- Resistencia para despertarse por la mañana

- Cansancio después de haber dormido

- Somnolencia durante el día

En el caso de los niños con TDAH, es frecuente que se presenten alteraciones en el sueño. Se calcula, que de los niños y adolescentes que padecen este trastorno, entre un 25% y un 40%, presentan algún tipo de afectación en el sueño. Como hemos mencionado anteriormente, el impacto que acarrea el no dormir bien o suficiente, se puede ver reflejado en:

- Dificultades a nivel social y emocional

- Bajo rendimiento cognitivo

- Bajo nivel de rendimiento escolar

- Disminución de la calidad de vida del niño y de las personas de su entorno familiar


Cuando se presentan trastornos del sueño asociados al TDAH es muy probable que las alteraciones en el descanso empeoren los síntomas del TDAH, aumentando la sintomatología a lo largo del día. Por lo que se puede ver afectada la vida familiar, creando más conflictos entre hermanos o con los padres, y también la vida escolar, generando conflictos con los compañeros y/o profesores.


Es importante que como madre o padre de un niño con TDAH que padece trastornos del sueño, intentes fomentar buenos hábitos, como:
- establecer una hora para irse a la cama

- no permitir elementos estimulantes dentro de la habitación (TV, videojuegos)

- modificar el número de siestas durante el día

- acompañar de forma tranquila al niño para que se vaya relajando fomentando un entorno de descanso que facilite el sueño

Sin embargo, debemos recordar, que en niños con TDAH deben identificarse de forma rigurosa los problemas del sueño, y de los desórdenes que acarrean, para establecer unas pautas individualizadas de acuerdo con las recomendaciones de su especialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario