Páginas vistas en total

domingo, 2 de febrero de 2014

Desencadenantes comunes de la ansiedad



Desencadenantes comunes de la ansiedad


La ansiedad no es normalmente una condición que suele aparecer espontáneamente, casi siempre hay un disparador/desencadenante de la ansiedad!

Aquí hay una lista de condiciones y situaciones que podrían disparar la ansiedad.

-Baja confianza en uno mismo: una constante sensación de bajo valor y pensamientos negativos sobre ti mismo te puede llevar a los problemas de ansiedad. Hay una gran cantidad de evidencias que una baja autoestima y la ansiedad están estrechamente vinculadas.

-Fobias: Muchas personas tienen algún tipo de fobia, pero, afortunadamente, si es leve o lo que se teme se pueden evitar (por ejemplo – las serpientes). El problema surge cuando uno desarrolla un miedo hacia una situación común u objeto que no puede evitar. Este miedo puede convertirse fácilmente en ansiedad extrema y si no se trata adecuadamente, puede incluso conducir a ataques de pánico.

-Mala respiración: La respiración es muy importante, pero a menudo las personas no respiran correctamente. Algunas personas respiran demasiado rápido o por la boca lo que causa síntomas de ansiedad. Es cierto que el estar ansioso te puede llevar a respirar muy rápido (hiperventilación) y superficialmente, sin embargo, ten cuidado, ya que una respiración incorrecta también puede ser una causa de ansiedad.

-Trastornos físicos: Muchas enfermedades físicas pueden hacer que te sientas ansioso o con crisis de pánico, infórmate acerca de la enfermedad que tienes y toma las precauciones necesarias. También debes comprobar tu ingesta de vitamina B, ya que ciertas enfermedades pueden causar una deficiencia de la vitamina B, que es muy importante para su equilibrio emocional…

-Genética: Se ha descubierto que existe una relación entre padres e hijos. A menudo, los niños que tienen padres que sufren de un trastorno de ansiedad son más propensos a tenerlo también. En otras palabras, los trastornos de ansiedad y pánico pueden ser heredados. No hace falta decir que las personas también pueden desarrollar síntomas de ansiedad aunque no haya ningún antecedente familiar.

-Estrés: Este es importante! El estrés a largo plazo puede hacer que el cuerpo se mantenga en el estado de tensión de lucha o huida. Si esto pasa, la ansiedad puede instalarse muy fácilmente. Observa cuidadosamente tus niveles de estrés en su vida.

-Súper-Protección: Los niños que han crecido en un ambiente donde les han cuidado demasiado y han experimentado un padre que les ha sobreprotegido, pueden desarrollar un miedo aprendido de las cosas y esto a su vez puede crear un adulto ansioso.

-Otros factores desencadenantes: cambios de vida importantes, traumas emocionales como una relación fallida, la muerte de alguien cercano. transiciones de la vida, los adictivos habituales, tales como la nicotina y la cafeína, la marihuana y las drogas puede provocar ansiedad y ataques de pánico. Por supuesto, es importante darte cuenta de que todos estos llamados” provoca ansiedad” afectan a las personas de muchas formas diferentes. Algunas veces tan solo se necesita alguna de estas situaciones para iniciar una fase de ansiedad o un episodio de ataques de pánico. Otras personas pueden necesitar un número de diferentes situaciones o condiciones para que les provoque una reacción ansiosa…. Además, depende de la persona, aunque haya estado expuesto a estas condiciones, tal vez no experimente la ansiedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario