Páginas vistas en total

miércoles, 13 de noviembre de 2013

MESA REDONDA: ENFOQUE INTERDISCIPLINARIO DEL TDAH/II


MESA REDONDA: ENFOQUE INTERDISCIPLINARIO DEL TDAH
Psic. Romy Elías. Preguntas del público.

¿Cómo manejar las relaciones hostiles entre hermanos (de 16 años) en los casos de un niño de 13 años con TDAH? ¿Pelean siempre, o disminuyen y critican siempre?
Llevarlos a la reflexión en términos de hacerle ver cómo se siente el que es minimizado o criticado es importante. En estos casos se tiene que revisar cuánta atención ha recibido el niño con TDAH a diferencia de su hermano, ya que suele suceder que los padres sin querer se centran en la problemática del TDAH y dejan de lado a los otros hijos. Es muy común que como forma de demostrar su descontento ante esta situación, el hermano sin trastorno moleste. Pero, en el fondo lo único que está buscando con esto es tener atención del ambiente que lo rodea. Si persiste la situación, es bueno recurrir a ayuda terapéutica.

¿Cómo evitar las consecuencias (divorcios, drogas, etc.)? Entiendo que se debe apelar al aspecto cognitivo para que “entienda” lo que “no” debe hacer. ¿Cuál es su opinión de cómo evitarlo?
Recordemos que una persona con TDAH entiende todo. Aunque no parezca, es un niño generalmente más sensible y perceptivo; por lo tanto la mejor estrategia en el caso de drogas es la misma que con cualquier otra persona: es enseñarle a decir NO en los momentos precisos en que el grupo ejerza presión social. Si desde pequeño se genera con límites conductuales, un NO claro a situaciones cotidianas (quiero decir, desde muy chiquito al niño se le deben poner reglas y límites) ayudará a desarrollar el autocontrol y luego la autocensura. En cualquier situación de crisis (divorcios, muertes, etc.) la mejor herramienta para neutralizar la situación es hablar claramente de lo que pasa, enseñar al niño a demostrar sus emociones (se le debe enseñar que sentir pena   no es malo), generar el diálogo para que se puedan hacer preguntas; y cualquiera que fuera el caso, reforzar su autoestima y capacidad de resolución de problemas lo ayudan a saber actuar de manera correcta.

¿Cómo corregir a un niño oposicionista desafiante, que constantemente reincide en las mismas faltas?
Lo primero que se debe hacer es analizar la conducta: qué la antecede y sobre todo qué situaciones o personas la están reforzando. Una vez descubiertas estas variables, se debe hacer un registro de todas las conductas desafiantes y a partir de estas, seleccionar las más fáciles a modificar. Empecemos por 1 ó 2, una vez seleccionadas decidir qué estrategias de modificación serán usadas (ignorar, tiempo fuera, redirigir la conducta, etc.). Es imprescindible ser absolutamente consistente y coherente.

Es importante revisar si la persona encargada de la modificación se la pasa amenazando, pero no cumpliendo con lo que dice; por lo tanto el niño adquiere un patrón de conducta en que no solo aprende también a amenazar, sino que aprende a que realmente sus conductas no van a tener las consecuencias, por lo que las reglas pierden credibilidad.

¿Qué tanto debemos exigir a un niño con TDAH en el colegio, con las tareas?
Se debe revisar varios aspectos:

  • Si necesita la medicación, ¿la toma tal cual le fue indicada?
  • ¿Está recibiendo ayuda terapéutica que le generen estrategias para manejar su propio déficit?
  • ¿El niño entiende las instrucciones que las tareas le generan? ¿Sabe cómo desarrollarla? ¿Tiene el ambiente apropiado para poder realizarlas?
  • ¿El colegio le genera variables que lo ayudan a manejar el trastorno?

Si tomamos en cuenta todo lo anterior, al niño con TDAH se le debe exigir; pero con amor, mucha paciencia y considerando que muchas de las cosas que no hace no es por “dejado” sino porque pospone, no focaliza, y le es difícil discriminar lo relevante de lo irrelevante. Es importante señalar que el niño/adolescente con TDAH necesita más supervisión que el que no lo tiene; por lo tanto la tarea de los padres es “acompañarlo en el proceso de la ejecución de tareas”, mas no realizar la tarea por él.

¿Cómo afectan los juegos electrónicos, tablets o teléfonos a los chicos con TDAH?
Cualquier tipo de juego electrónico, teléfono, etc., sin control de horario afecta a cualquier niño, tenga o no TDAH. Si es utilizado con mesura, con tiempos establecidos y reglas claras, podría  ayudarlo para entrenar su autocontrol. Tiene hora de inicio y hora final, debe de generar la conducta de “esperar” a que se pueda jugar en un horario establecido y podría ayudar a entrenar la frustración y el temor al fracaso. Obvio, vuelvo a hacer hincapié en que todo lo anterior es beneficioso si se cumplen reglas claras.

¿Qué tan efectiva es la terapia Aucouturier en niños con hiperactividad de 3 y 4 años?
Realmente no conozco a fondo el método Aucouturier. Mi impresión es que lo ayuda a generar mecanismos de auotocontrol. Si debo de pensar en otras terapias, bajo mi punto de vista la terapia Sensorio-Motriz es altamente beneficiosa en niños de esa edad.

¿Qué poder hacer cuando el niño no se deja ayudar por sus padres o profesores particulares para que estudie y dice no no no no lo voy a hacer (es negativista desafiante)?
En este caso recurrir al coaching es muy efectivo porque este trabaja bajo la perspectiva de la motivación. Especialmente en adolescentes, el coaching lo ayuda a reconocer sus problemas y manejar el beneficio del cambio.

Desde el punto de vista cognitivo, hay que revisar qué esquemas de fondo lo llevan a tanta oposición; normalmente tiene que ver con mucha frustración y una visión de sí mismo en que el fracaso tiñe su percepción. Por lo tanto, es un chico que no confía en sí mismo y cuya herramienta  (el desafío) es la que lo aleja de corroborar y enfrentar este fracaso.

En el caso del TDAH más oposicionismo ¿cómo afecta un manejo autoritario y casi militar de los padres?  ¿Cómo apoyarlos? No aceptan intromisiones.
En  ningún caso el trato autoritario, casi militar es bueno. Los padres autoritarios solo generan modelos de  conducta desafiantes, en el que el grito y el temor parece ser el método correcto y realmente lo único que está enseñando a su hijo es a manejarse así frente a un conflicto con lo cual se refuerza más el oposicionismo.

Al niño oposicionista se le deben poner reglas muy claras, rutinas y horarios, así como consecuencias que son previamente advertidas. Pero se le debe REFORZAR muchísimo desde el punto de vista afectivo porque es un niño que de fondo cree que “todos están contra él”. Cuando se rebela ante los padres, en realidad no se está oponiendo a la figura paterna como tal sino a la regla que se le impone. Básicamente este niño desea hacer las cosas a su forma, es rígido de pensamiento, cree que si no se hace lo que él quiere lo están atacando; por lo tanto, personaliza y se siente agredido.

Si sus padres se toman el tiempo de explicarle lo que esperan de él, anticipar en todas las circunstancias cuál es la conducta positiva que debe realizar y se refuerza positivamente los PEQUEÑOS logros, se irá acercando a doblegar el oposicionismo. Es muy importante que en los momentos de tranquilidad el niño escuche cuánto lo quieren, lo orgullosos que sus padres están de su conducta, y generar un vínculo afectivo en el que se exprese amor.

¿Qué opinión tiene de la terapia psicoterapia psicoanalítica para niños de 8 años con déficit de atención?
Desde el punto de vista del manejo de la autoestima, autoeficacia y desarrollo de un buen autoconcepto, en general cualquier terapia realizada por un especialista y con objetivos claros debería ser efectiva. Hay escuelas psicológicas que pueden tomar algo más de tiempo, pero en todas el reto principal es manejar emociones positivas para crear una nueva visión del niño hacía sí mismo, y de los padres como referentes de este niño. El diálogo interno que este niño debe de tener es de aceptación y una autoevaluación que lo haga sentirse valioso, resiliente y capaz.

¿Qué hacer cuando un niño de 10 años tiene mucha brusquedad, violencia, si la mamá le llama la atención fuerte levanta la mano?
La madre debe hacer un manejo basado en la calma. Si ella responde del mismo modo, no está creando nuevas formas de respuesta ante el manejo de la ira que su hijo siente. Mi opinión es que esa madre debe de retirarse del ambiente en que se encuentra, ignorar los gritos, insultos, ademanes de levantar la mano, etc., que el niño haga, esperar a que él se calme. Una vez que esto sucede se apela a dos estrategias:

  1. Hacerle saber lo triste que ella se siente por la forma en que se comporta y lo mucho que le duele esa conducta de violencia, pero sin victimizarse.
  2. Hacerle ver que si ella le pide algo no es por fastidiarlo, por incomodarlo, etc., sino porque debe cumplir con ciertas reglas específicas (que deben estar bien establecidas). Muchas veces ayuda escribir 4 ó 5 reglas claras y concisas, y ponérselas a la vista para que el niño recuerde lo que debe de hacer. Por ejemplo:
  3. Llegas del colegio y te cambias el uniforme.
  4. Descansas hasta las… (se marca una hora).
  5. Empiezas tus tareas a las… (se marca 1 hora).
  6. Terminas tus tareas y guardas todos tus libros y cuadernos en tu mochila.

Es importante notar que cada cosa es específica, no utilizar expresiones como “obedecer” o “portarse bien” ya que son muy generales. Cada niño necesita entender claramente qué comportamiento se espera de él. Una vez más, señalar que se debe reforzar las conductas positivas.

En algunos casos trabajar un sistema de Economía de Fichas puede servir para lograr la conducta objetivo, y así, se evita estar siendo repetitiva y llamar la atención permanentemente.

¿Qué técnicas recomiendan para que un adulto con TDAH pueda concentrarse mejor en sus estudios/trabajo?
La principal técnica es focalizar qué es lo que quiere lograr y marcar los pasos a seguir que lo lleven a realizar su objetivo. Las autoinstrucciones son súper importantes pues dirigen la conducta.

Asimismo, utilizar todo tipo de elementos como agendas o aparatos electrónicos donde se apunte lo que se tiene que hacer. Por otro lado, tener claro que la conducta de posponer es su peor enemigo. Por lo tanto, se debe ejecutar y  culminar. Finalmente, ser un claro observador de  los procesos que lo llevan a tener logros positivos: autoreforzarse por ellos.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario