Páginas vistas en total

viernes, 30 de marzo de 2012

Cómo actuar ante el comportamiento de los niños


Cómo actuar ante el comportamiento de los niños

Qué hacer cuando se comportan bien

·        Reconocer el comportamiento adecuado en forma positiva.

·        Reconocer en comportamiento adecuado de vez en cuando, no en todos los intentos.

·        Reconocer el comportamiento adecuado de manera casual y breve.

·        Usar variedad de elogios verbales y no verbales.

Qué hacer cuando se comporta mal

·        Ignorar el comportamiento inadecuado que no tiene consecuencias.

·        Cuando aparece el comportamiento inadecuado, selectivamente refuerce otros comportamientos adecuados.

·        Si el comportamiento inadecuado tiene consecuencias, pare y dirija al niño, entonces refuerce el comportamiento adecuado.

·        Evite las trampas de crianza:

-la crítica

-el sarcasmo

-las amenazas

-la lógica

-el discutir

-el interrogar

-la fuerza verbal o física

La desesperación, la súplica o la desesperanza.



Fuente: G.I.Latham




6 comentarios:

  1. Ok....que pasa si ella tiene que hacer tarea...recoger su cuarto...en fin algo que si no lo hace..... tiene consecuencias inmediatas?...pero si lo hace diario...la recompensa debe ser inmediata....cierto?...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada/o amiga/o es importante reforzar de forma continua lo que hace bien ...hasta que esa conducta quede establecida…luego seguir reforzándola de vez en cuando...cuando su comportamiento no sea correcto se han de establecer medidas para que aprenda y se dé cuenta que ha de modificar su conducta…siempre utilizando un dialogo afectivo y positivo.

      Es importante que cuando se niegue a hacer algo… nuestra conducta hacia él sea respetuosa y afectiva…que comentemos qué es lo que no ha hecho bien y que privilegio vamos a retirarle por no hacerlo…un fuerte abrazo!

      Eliminar
    2. Hola, me estoy leyendo un libro fantástico que se llama ''cómo educar con firmeza y cariño, disciplina positiva''. En él habla de varios métodos que sustituyen al castigo y a los premios, que a corto plazo funcionan pero las consecuencias a largo plazo no son nada buenas. Con el ejemplo que tu dices, la autora del libro habla de las consecuencias logicas o naturales, en el caso de recoger el cuarto la autora dice que una madre que acudió a sus clases le hablo de que sus hijos nunca recogían los juguetes, ni sermones ni castigos hacían efecto. Pero aplicó las consecuencias lógicas y funcionó. En este caso esa madre les adelantó a sus hijos lo que ella iba a hacer cuando viese el cuarto lleno de juguetes, les iba a decir ''quereis recoger vosotros los juguetes o los recojo yo?'' teniendo en cuenta y haciendoles saber a sus hijos que si ella recogía los juguetes los llevaría a arriba del armario del cuarto de los padres, hasta que sus hijos les demostrasen que podía ser responsables de recoger sus juguetes. Los niños automaticamente comenzaron a recoger los juguetes, y aquellos que algun dia tuvo que recoger la madre porque ellos no se responsabilizaron la madre los subió al armario de su cuarto, y la semana siguiente si sus hijos demostraban que habían sido responsables de sus juguetes les daba los juguetes. Es decir, los niños tienen que aprender (y con este método aprenden, desde luego) que para tener priivilegios hay que cumplir unas responsabilidades. Sino hay responsabilidad...no hay privilegios. Tienen que experimentar las consecuencias ellos mismos. Otro ejemplo real, un niño de 6 años siempre se olvidaba el almuerzo en casa y no lo llevaba al cole, la madre tooodos los días iba al colegio a acercarle el almuerzo, por tanto el niño no valoraba ese gesto. Ni sermones, ni castigos valían para que hiciese caso. Un día la madre le hizo saber (esto siempre hay que contarselo, antes de hacerlo, el niño tiene que saber cómo vas a actuar a aprtir de ese momento) que a partir del prox día ella le prepararía el almuerzo pero que e´l ya era responsable para encargarse de acordarse de llevarlo al colegio. El primer día no lo llevó, se le olvidó, y antes sus lloros y gemidos, le dijo la madrea su hijo ''bueno, estoy segura que podrásn aguantar hasta la hora de comer, otro día ya sabrás que hacer para que esto no ocurra''. Y así fue...el niño se hizo responsable de llevar el bocata al colegio.

      Eliminar
  2. Para anónimo, me estoy leyendo un libro fantástico que se llama ''cómo educar con firmeza y cariño, disciplina positiva''. En él habla de varios métodos que sustituyen al castigo y a los premios, que a corto plazo funcionan pero las consecuencias a largo plazo no son nada buenas. Con el ejemplo que tu dices, la autora del libro habla de las consecuencias logicas o naturales, en el caso de recoger el cuarto la autora dice que una madre que acudió a sus clases le hablo de que sus hijos nunca recogían los juguetes, ni sermones ni castigos hacían efecto. Pero aplicó las consecuencias lógicas y funcionó. En este caso esa madre les adelantó a sus hijos lo que ella iba a hacer cuando viese el cuarto lleno de juguetes, les iba a decir ''quereis recoger vosotros los juguetes o los recojo yo?'' teniendo en cuenta y haciendoles saber a sus hijos que si ella recogía los juguetes los llevaría a arriba del armario del cuarto de los padres, hasta que sus hijos les demostrasen que podía ser responsables de recoger sus juguetes. Los niños automaticamente comenzaron a recoger los juguetes, y aquellos que algun dia tuvo que recoger la madre porque ellos no se responsabilizaron la madre los subió al armario de su cuarto, y la semana siguiente si sus hijos demostraban que habían sido responsables de sus juguetes les daba los juguetes. Es decir, los niños tienen que aprender (y con este método aprenden, desde luego) que para tener priivilegios hay que cumplir unas responsabilidades. Sino hay responsabilidad...no hay privilegios. Tienen que experimentar las consecuencias ellos mismos. Otro ejemplo real, un niño de 6 años siempre se olvidaba el almuerzo en casa y no lo llevaba al cole, la madre tooodos los días iba al colegio a acercarle el almuerzo, por tanto el niño no valoraba ese gesto. Ni sermones, ni castigos valían para que hiciese caso. Un día la madre le hizo saber (esto siempre hay que contarselo, antes de hacerlo, el niño tiene que saber cómo vas a actuar a aprtir de ese momento) que a partir del prox día ella le prepararía el almuerzo pero que e´l ya era responsable para encargarse de acordarse de llevarlo al colegio. El primer día no lo llevó, se le olvidó, y antes sus lloros y gemidos, le dijo la madrea su hijo ''bueno, estoy segura que podrásn aguantar hasta la hora de comer, otro día ya sabrás que hacer para que esto no ocurra''. Y así fue...el niño se hizo responsable de llevar el bocata al colegio.

    Te recomiendo el libro sin dudarlo...

    ResponderEliminar
  3. hola que hacer si el comportamiento es malo y ante el reto llega el llanto desesperado,como actuo como madre que hago ante esa situacion?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es complicado que pueda proporcionarte una solución sin conocer todo lo que ocurre antes...durante y después...sin conocer la causa que origina el comportamiento...sin tener todos los datos...es conveniente que cuando llore excesivamente...te mantengas a su lado de forma tranquila, serena y con una actitud positiva y afectiva...evita que pueda hacerse daño y no hagas caso de sus lloros...identifica que estímulos provocan sus lloros o rabietas.Intenta que aprenda a responder de forma adecuada ante estas situaciones...procura reforzar mucho y SIEMPRE cuando su comportamiento sea correcto...si compruebas que no eres capaz de encontrar una solución acude a un profesional…él estudiando el caso ,observando y recogiendo información de todos los datos…te ayudará …un fuerte abrazo!!!

      Eliminar