Páginas vistas en total

miércoles, 14 de septiembre de 2011

¿Cómo podemos enseñar a nuestros hijos a ser autónomos?



Cuando los papás (con la mejor intención) hacemos aquella tarea que le habíamos pedido a nuestro hijo, sabiendo que es algo que él puede hacer y que es bueno que  haga, estamos favoreciendo que aprenda a no esforzarse y así   lo hacemos dependiente e inseguro.


Los papás “no ayudan” a sus hijos cuando hacen tareas que tienen que hacer ellos. Han de ayudarle… cuando la tarea no sea adecuada para la edad del niño y cuando su hijo  solicite ayuda, procurando poner a su alcance los recursos que necesite y estando a su lado sirviendo de modelo.


Los niños aprenden en casa (con tareas cotidianas) a resolver problemas y a apreciar su valía y esto les ayuda a sentirse importantes y a sentir confianza. El aprendizaje, se adquiere a partir de ensayos y errores. Cuando hacemos por nuestro hijo aquello que él ya tiene capacidad para hacer estamos propiciando que pierda la confianza en si mismo y que evite hacer cosas por miedo a fracasar.


¿Cómo saber cuándo nuestro hijo necesita ayuda?


Muy sencillo, si nos dice que le ayudemos le preguntamos… ¿a qué te ayudo?...cuando le prestemos ayuda hemos de valorar la cantidad de ayuda que le vamos a dar para que él sepa poner en funcionamiento los recursos que tiene.


Si pide demasiada ayuda negociamos con él. Si observamos que lo que tiene que resolver es complicado podemos acceder y ayudar a nuestro hijo.


Los niños que se sienten seguros y capaces al hacer la tarea que les pedimos pondrán empeño en hacerla y la harán con ganas. Al actuar así les enseñamos a  ser más independientes y a tener más seguridad.


Valoremos las cualidades de nuestro hijo y así haremos que él se forme una imagen positiva de si mismo.
Marién

2 comentarios:

  1. Hola Marién!
    Me gusta que saques este tema, pues yo peco mucho de protectora.
    Mi hijo, hace 6 añitos, que dejó de ser un gran prematuro.
    Tal ansiedad, lo mal que lo pasé...ya es hora de ir aparcando miedos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Nikka, estoy convencida que toda tu preocupación e interés es fruto del gran AMOR que sientes por tu hijo.Marién

    ResponderEliminar