Páginas vistas en total

domingo, 12 de marzo de 2017

Entender las dificultades con la lectura






Entender las dificultades con la lectura

De un vistazo


  • La dificultad para leer podría ser un signo de una condición común llamada dislexia.
  • Hay otras dificultades que podrían estar afectando la habilidad de su hijo para leer.
  • Hay mucho que usted y la escuela de su hijo pueden hacer para ayudar.
Si su hijo tiene dificultad para leer, esto puede afectar mucho más que solo su trabajo escolar. Puede, incluso, afectar su autoestima y su vida social. Una de las causas comunes de las dificultades con la lectura es la dislexia. Sin embargo, hay otras condiciones que tienen síntomas similares. Infórmese acerca de lo que causa estas dificultades y cómo puede ayudar.

Qué podría estar observando

Las dificultades con la lectura pueden lucir diferente de niño a niño y a diferentes edades. Los síntomas también podrían ser diferentes, dependiendo de cuál sea la causa. Si su hijo tiene  dislexia u otra condición que afecta la lectura, aquí le mostramos lo que podría estar viendo:

Dificultad con la lectura en preescolar o en kínder

  • Tiene dificultad para reconocer las letras, relacionar las letras con los sonidos y mezclar los sonidos al hablar
  • Tiene dificultad para pronunciar las palabras, por ejemplo, diciendo mawn lower en vez de lawn mower (cortadora de césped)
  • Podría tener un vocabulario más reducido que los otros niños de su misma edad y llevarle más tiempo aprender el alfabeto, matemáticas básicas y los días de la semana
  • Tiene dificultad para hacer rimas

Dificultad con la lectura en primaria o en la escuela media

  • Su deletreo es muy limitado
  • Tiene dificultad para recordar información y números
  • Tiene dificultad para aprender nuevas habilidades (compensa ayudándose con la memoria)
  • Con frecuencia voltea las letras (por ejemplo, confunde d y b) o las pone en el orden equivocado (como confundir left por felt)
  • Tiene problemas para seguir instrucciones
  • Tiene dificultad con los problemas de matemáticas planteados con palabras (de lógica matemática)

Dificultad con la lectura en bachillerato

  • Lee por debajo del nivel de su grado escolar
  • No “entiende” las bromas, chistes, proverbios o expresiones comunes como “buscarle tres pies al gato”.
  • Dificultad para leer en voz alta
  • Dificultad con el manejo del tiempo
  • No puede resumir una historia
  • No puede aprender un idioma extranjero
Si ha observado algunos de estos signos por lo menos durante seis meses, sería buena idea que hable con el maestro de su hijo o con el médico. Ellos pueden ayudarlo a ver con más claridad qué es lo que está pasando y a averiguar las mejores maneras de ayudar a su hijo a mejorar sus destrezas para leer.

Qué puede causar las dificultades con la lectura

La dislexia es la condición más conocida que afecta las habilidades de lectura. Sin embargo, hay otras condiciones que pueden afectar la habilidad de un niño para leer. Tampoco es inusual que los niños tengan más de una condición. Estas son las causas principales de las dificultades con la lectura.
Dislexia: Esta condición basada en el cerebro es una dificultad de aprendizaje común. Los niños con dislexia tienen dificultad para reconocer las letras y saber cuáles son los sonidos que le corresponden. Podrían tener dificultad para hacer rimas y pronunciar palabras nuevas. También podrían olvidar palabras que han visto antes.
A los niños con dislexia les podría llevar mucho tiempo familiarizarse con una palabra como para reconocerla a simple vista y podrían leerla con facilidad un día pero no al día siguiente. También podrían omitir palabras y no saber dónde colocarlas.
No solo afecta la habilidad de reconocer las palabras, también puede afectar la comprensión de la lectura. Es difícil entender qué es lo que está pasando en una historia cuando toma tanto tiempo en entender cada una de las palabras. La dislexia puede también afectar la ortografía, la escritura e incluso las habilidades del habla. Sin embargo, a pesar de todos estos desafíos la dislexia no es un signo de poca inteligencia. Hay una larga lista de personas exitosas que tienen dislexia.
Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): El trastorno por déficit de atención con hiperactividad, TDAH (ADHD, por sus siglas en inglés) es la condición basada en el cerebro más común en la infancia que puede dificultar concentrarse al leer y en otras actividades. Muchos niños con TDAH también presentan hiperactividad como síntoma.
Algunas personas confunden la dislexia con el TDAH. Los niños con dificultades con la lectura podrían ser inquietos y tocar todo debido a su frustración. Incluso, podrían portarse mal en el salón de clases para ocultar que no saben cómo hacer ciertas tareas. No es raro que los niños tengan ambas condiciones. Aproximadamente una tercera parte de los estudiantes con dificultades de atención se cree que también tienen dislexia.
Trastorno del procesamiento auditivo: El trastorno del procesamiento auditivo o TPA afecta la habilidad de los niños para procesar la información que oyen. Esto puede dificultar que los niños entiendan lo que las personas están diciendo o que sigan una historia que se lee en voz alta.
El TPA puede también afectar las habilidades para leer. La lectura requiere ser capaz de conectar los sonidos con la letras. Sin embargo, los niños que tienen TPA, por lo general, tienen problemas para escuchar las diferencias entre los sonidos de las letras, como b y d y para pronunciar nuevas palabras.
Dificultades en el procesamiento visual: Los niños que tienen dificultades con el procesamiento visual tienen problemas para ver las diferencias entre las letras o las formas. Podrían no ser capaces de verlas en el orden correcto. Tener una visión borrosa o ver doble son quejas comunes. Los niños a menudo tratan de compensar entrecerrando los ojos o cerrando un ojo.

Cómo obtener respuestas

No necesita que diagnostiquen a su hijo para ayudarlo con la lectura en la casa. Tampoco necesita un diagnóstico para encontrar tutores que trabajen con él. Sin embargo, saber qué causa sus dificultades le permitirá usar las mejores estrategias para sus desafíos y ayudarle a obtener los servicios y ayudas que él necesita en la escuela.
Estos son los pasos que puede seguir para averiguar lo que está causando las dificultades de su hijo con la lectura.
Hable con el maestro de su hijo. Saber qué es lo que está pasando en la escuela es un primer paso para entender las dificultades de su hijo. El maestro puede decirle cómo las dificultades de su hijo con la lectura están afectando su aprendizaje. Esta información será útil cuando hable con el médico de su hijo o con otros profesionales.
También, el maestro podría implementar algunos apoyos informales en la clase para ver si éstos lo ayudan con sus problemas con la lectura, la escritura y su autoestima.
Considere una evaluación educativa. Si su hijo es evaluado por la escuela podrá obtener ayuda y servicios adicionales para ayudarle con sus dificultades de lectura. Tanto usted como el maestro pueden solicitar una evaluación. Si la escuela está de acuerdo en hacerla, no le costará dinero.
Si su hijo es elegible para obtener ayudas, la escuela se comprometerá en proveerlas por escrito a través de un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés) o un plan 504. Si su hijo es menor de 3 años de edad, puede contactar el sistema de intervención temprana de su estado y solicitar una evaluación sin costo alguno para usted. No hace falta que la refieran.
Hable con su médico. Cuéntele al doctor lo que ha observado en la casa o lo que el maestro ha notado en la escuela. Esto incluye dificultades con cualquier otra habilidad, además de la lectura. El médico podría descartar algunas causas médicas incluyendo el TDAH o podría referirla a un especialista.
Consulte con los especialistas. Hay diferentes profesionales que pueden averiguar por qué su hijo está teniendo dificultades con la lectura. Un psicólogo especialmente entrenado podría determinar si su hijo tiene alguna dificultad de aprendizaje o de atención o TDAH. Un neurólogo también puede diagnosticar el TDAH.
Hable con un especialista de aprendizaje. Este profesional puede evaluar a su hijo para ver si tiene dificultades de aprendizaje y de atención, utilizando las mismas pruebas que la escuela utiliza. Sin embargo, en este caso, probablemente tendría que pagarla ya que es una evaluación privada.

Qué puede hacer ahora

Aunque no esté seguro qué es lo que está causando las dificultades de lectura de su hijo, hay maneras de ayudarlo y de obtener apoyo para usted también. Aquí le presentamos algunas opciones:
Aprenda lo más que pueda. Entender las dificultades de su hijo con la lectura es el primer paso para obtener la ayuda que él necesita. Cuanto más sepa, mejor equipado estará para encontrar maneras para desarrollar las destrezas de su hijo para leer y hacer de la lectura una actividad divertida e interesante.
Observe y tome notas. Al observar con detenimiento la conducta de su hijo, será capaz de detectar patrones y desencadenantes. Tal vez se frustre más cuando lee después de la cena que cuando lee antes de la cena. Esto le permitiría probar diferentes estrategias, como que haga su tarea de lectura al regresar de la escuela y la tarea de matemáticas más tarde.
Lea en voz alta. Ya sean libros de Dr. Seuss o un capítulo de Harry Potter, leer juntos va a ayudar a reforzar las habilidades de su hijo. También lo ayudará a que disfrute y aprenda de los libros sin experimentar la dificultad de leerlos por su cuenta.
Aproveche los intereses de su hijo. Cuanto más interesado esté su hijo en un tema, más tiempo querrá invertir leyendo. No tiene que ser solamente libros. Cómics, revistas y sitios de la Internet podrías ser más divertidos e igualmente lo ayudarán a desarrollar sus habilidades.
Enfóquese en el esfuerzo y no en el resultado. Felicite a su hijo por esforzarse más. Enfatice que todo el mundo comete errores, incluido usted. Ayúdele a entender la importancia de seguir practicando. Reconozca hasta el progreso más pequeño y así lo ayudará a que esté motivado.
Utilice audio libros. Averigüe si en la biblioteca hay audio libros. También puede accederlos en línea. Escuchar un libro mientras mira las palabras escritas puede ayudar a su hijo a conectar los sonidos con las palabras que escucha.
Busque aplicaciones (apps) y otras ayudas tecnológicas. Los procesadores de palabras y los correctores de ortografía pueden ayudar a los niños con problemas para leer y con la ortografía. Por ejemplo, los programas o software de reconocimiento de voz pueden ayudar a los estudiantes mayores a resolver las tareas escritas permitiéndoles dictar sus ideas a la computadora. Hay también gran cantidad de apps y juegos en línea que pueden ayudar a su hijo a desarrollar las habilidades de lectura.
Haga de su casa un lugar que invite a la lectura. Trate de poner en cada lugar de su casa (incluyendo el baño) revistas y libros que podrían interesar a su hijo. También lleve un libro para los viajes o paseos largos en automóvil y léalo a toda la familia para que luego lo discutan.
Véa a través de los ojos de su hijo. Es difícil saber lo que un niño experimenta con sus dificultades de lectura. Hágase una idea de lo que se siente tener esas dificultades. Entenderlo le facilitará apoyar a su hijo.
Conéctese con otros padres. Saber que no está solo puede hacerlo sentir apoyado. Nuestra comunidad en línea puede ayudarlo a encontrar otros padres que también tienen hijos con dificultades con la lectura. Ellos pueden ser una valiosa fuente de información, consejos, ideas y apoyo.
Tener dificultades de lectura puede ser muy frustrante para los niños, pero hay muchas estrategias de enseñanza efectivas que pueden ayudarlos. Puede probar estrategias en su casa para ayudar a su hijo a desarrollar las habilidades de lectura, desarrollar fortalezas y ganar confianza en sí mismo.


Puntos clave


  • Busque maneras de aumentar la confianza de su hijo y mantenerlo motivado.
  • La escuela de su hijo puede ayudarlo a averiguar qué es lo que está causando sus dificultades de lectura.
  • Los audiolibros y otras clases de tecnología pueden ayudar a su hijo en la casa y en la escuela.
  • FUENTE: https://www.understood.org/es-mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada