Páginas vistas en total

viernes, 29 de enero de 2016

Sentido numérico: Lo que necesita saber


Sentido numérico: Lo que necesita saber

 





De un vistazo


  • El sentido numérico es una habilidad clave para las matemáticas.
  • Los chicos con dificultades con las matemáticas, incluyendo la discalculia, por lo general tienen un sentido numérico limitado.
  • El sentido numérico puede ser desarrollado en el transcurso del tiempo.
El término sentido numérico surge frecuentemente cuando las personas hablan sobre matemáticas. Pero exactamente, ¿qué significa? y ¿cómo se relaciona con los niños que tienen problemas en matemáticas? Aprenda más sobre esta importante habilidad y cómo puede afectar a su hijo.

Qué significa el sentido numérico

El sentido numérico es la habilidad de comprender las relaciones entre objetos individuales y grupos de objetos. Es lo que nos permite saber que siete significa un grupo de siete objetos.
También nos permite entender símbolos que representan cantidades. Por ejemplo, sabemos que 7 significa lo mismo que siete. Al desarrollarse nuestro sentido numérico, somos capaces de hacer comparaciones numéricas. Por ejemplo, 12 es mayor que 10 y 4 es la mitad de 8.
Algunas personas tienen un sentido numérico más desarrollado que otras. Los chicos con discalculia a menudo tienen un sentido numérico limitado. Eso puede generarles desafíos en la escuela y en la vida diaria.

Cómo los niños emplean el sentido numérico para aprender matemáticas?

Los niños necesitan tener sentido numérico para realizar operaciones matemáticas. Deben ser capaces de manejar cantidades cuando suman, restan, multiplican y dividen.
Los chicos que tienen un sentido numérico bien desarrollado pueden comparar rápidamente grupos de objetos para determinar qué grupo es mayor y cuál es más pequeño. Entienden lo que significa aumentar o disminuir el número de objetos en un grupo. También pueden reconocer cómo combinar grupos o dividirlos en partes más pequeñas.
Esos chicos también entienden que los símbolos (números) pueden representar objetos reales. Por ejemplo, si hay un montón de siete cuentas, fácilmente pueden convertirlo en el número 7.

Sentido numérico limitado y problemas con las operaciones matemáticas

Si su hijo tiene un sentido numérico limitado, puede que tenga problemas hasta con las operaciones matemáticas básicas. Por ejemplo, puede que no entienda lo que significa sumar o restar en un grupo de objetos.
Considere el montón de siete cuentas. Si elimina dos de ellas, su hijo podría no entender que la cantidad total ha disminuido. También puede que no reconozca que restar cuentas significa que el grupo de 7 ahora es un grupo de 5.
De igual manera, si usted añade tres cuentas, él podría no darse cuenta que el grupo de cuentas aumentó. Y podría no saber que sumar 3 al montón de 7 hace un grupo de 10.
Un sentido numérico limitado también puede dificultar que su hijo haga multiplicaciones. Puede que no se dé cuenta que es más fácil combinar objetos de varios grupos multiplicándolos en lugar de sumarlos.
De la misma manera, un sentido numérico limitado puede afectar su habilidad para hacer divisiones. Puede evitar que su hijo sepa que la división es la manera más fácil de separar los grupos en las partes que los componen.

Sentido numérico limitado y problemas con los conceptos matemáticos

Tener problemas con el sentido numérico puede dificultar que su hijo entienda conceptos clave como la distancia y el tiempo. Esto se debe a que esos conceptos usan números para simbolizar cantidades.
También puede causar que tenga problemas con las medidas. La tarea de medir requiere que comprenda las relaciones entre las partes y la totalidad.

Cómo puede ayudar la escuela?

Los niños pueden desarrollar el sentido numérico, pero no es un proceso rápido. Ocurre lentamente practicando mucho las matemáticas a lo largo del tiempo.
Eso complica que las escuelas “practiquen” el sentido numérico como lo hacen con destrezas específicas para la lectura, la escritura y las matemáticas.
Cuando un chico tiene problemas en matemáticas, a menudo las escuelas se enfocan primero en volver a enseñar habilidades matemáticas específicas que han sido enseñadas en clase. El maestro podría pedir al niño que complete más hojas de ejercicios. O que realice actividades en la computadora para practicar más.
Sin embargo, con frecuencia este enfoque no funciona en chicos cuyo sentido numérico es limitado. En ese caso las escuelas a menudo implementan intervenciones a través de los procesos RTI y MTSS. Con sistemas de intervención los niños comúnmente:
  • Trabajan con objetos que pueden manipular, como bloques y varillas, para entender la relación entre cantidades.
  • Practican mucho haciendo estimaciones.
  • Aprenden estrategias para revisar que una respuesta sea razonable.
  • Hablan con sus maestros sobre las estrategias que emplean para resolver problemas.
  • Consiguen ayuda para corregir los errores que cometen a lo largo del proceso.
Para muchos niños cuyo sentido numérico es limitado, la intervención es suficiente para que se pongan al día. Pero los chicos con discalculia puede que necesiten más apoyo. Quizás quiera considerar que su hijo sea evaluado para educación especial para conseguir la ayuda que necesita.

Cómo puede ayudar a su hijo en casa?

Si su hijo tiene problemas con el sentido numérico, existen maneras de ayudarlo para que desarrolle esa habilidad. Es una buena idea empezar con lo básico.
  • Practique con él contar y agrupar objetos. Después sume, reste o divida los grupos en grupos más pequeños para practicar las operaciones matemáticas. Usted también puede combinar grupos para enseñar la multiplicación. Además intente coincidir los números con las cantidades de objetos.
  • Trabaje con los cálculos. Haga preguntas en las conversaciones diarias que empiecen con “¿aproximadamente cuántos?” o “¿aproximadamente cuánto?”.
  • Hable sobre las relaciones entre las cantidades. Pida a su hijo que utilice palabras como más y menos para comparar cosas.
  • Cree oportunidades para comentar cosas como tiempo y dinero. Por ejemplo, podría pedir a su hijo que lleve el registro de cuánto tiempo tarda manejar o caminar al supermercado. Después compárelo con cuánto tiempo tarda llegar a la escuela. Pregunte cuál es más largo.
Es importante no incluir demasiadas actividades como estas un corto periodo de tiempo. Su hijo tardará en desarrollar el sentido numérico y usted no quiere que se frustre demasiado. Inténtelas cuando sea conveniente, durante varios meses.
Averigüe cómo las diferentes dificultades de aprendizaje y de atención pueden causar problemas con las matemáticas. Hable con el maestro de su hijo acerca de posibles apoyos, y pregúntele del programa de matemáticas que es usado en la clase. También podrá ser de ayuda conocer el sistema de intervenciones que la escuela de su hijo usa.

Puntos clave


  • El sentido numérico nos permite saber que los numerales significan una cantidad o algo.
  • Un sentido numérico limitado hace difícil que los niños entiendan conceptos como la distancia y el tiempo.
  • Usted puede desarrollar el sentido numérico practicando tareas todos los días para ayudar a su hijo a aprender.

Acerca del autor

Bob Cunningham

Bob Cunningham, Ed.M., trabaja en Understood como experto en dificultades de aprendizaje y de atención.

FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario