Páginas vistas en total

martes, 1 de septiembre de 2015

El sendero de la resiliencia.

 

 

El sendero de la resiliencia.



“El éxito se mide por cuán alto rebotas una vez que has tocado fondo”
-General George S. Patton-
¿Cuál es la diferencia entre una palmera y un árbol común y corriente en temporadas de huracanes? Exactamente, la palmera se mueve con flexibilidad a pesar del fuerte viento y moviéndose a la misma dirección de éste, evitando caer al suelo; en la contra parte el árbol común y corriente queda derrotado en el suelo por su inflexibilidad y su dureza en las ramas. Ésta analogía nos podría ayudar a entender de una manera sencilla que es la resiliencia.

La resiliencia es la habilidad de afrontar las adversidades, traumas  y situaciones muy desagradables que a mucha gente los pueden dejar como el árbol antes mencionado, derrotados y sin ganas de volver a levantarse ya que el daño les causó una gran decepción y les generó una falta de motivación para seguir adelante. La resiliencia es una gran arma  amiga para convertirnos en la palmera que a pesar de los fuertes  vientos, y poderosos  huracanes puedan seguir adelante y notarse  como si estuvieran preparadas para adaptarse a la catástrofe con armonía y tranquilidad (esa es mi percepción cuando veo las palmeras en medio de un huracán).
Podemos construir la resiliencia para poder adaptarnos y superar la adversidad con los siguientes  pasos.
  • Cuando realices una tarea  te guste o no, hazlo sin que te importe el resultado: éste paso lo he comentado en otros artículos porque sigo insistiendo que es primordial evitar fijarnos si “fracasamos” o “ganamos”, si solo nos centramos en el resultado, y no obtenemos lo que queremos, la decepción será grande llevándonos a no volver intentarlo. Lo que importa es disfrutar cada paso de esa tarea.
  • Creer que eres mejor o peor que los demás: El ego es de los peores enemigos que tenemos porque al querer intentar ser mejores en algo, y cuando no lo somos, nos defraudaremos terminaremos enojados e incluso peleados con los demás, ¿por qué no cambiar el ego por el orgullo? Ser competente es bueno pero no al grado de querer demostrar quién eres.
  • Ayuda y acepta ayuda: Es importante que te llenes de una red social amplia y puedas tener siempre la disposición de ayudar y apoyar a los demás siempre y cuando seas asertivo, recuerda la frase “hoy por ti, mañana por mi” siempre habrá un familiar, amigo, vecino o compañero que necesite ayuda.
  • Percibe los obstáculos como pruebas, no como muros imposibles de saltar:  A veces el miedo, el enojo y la incertidumbre nos hacen interpretar los hechos de manera catastrófica, hay que observar que soluciones estamos haciendo y si no funcionan intentar de maneras distintas las cosas.
  • Trabaja en tu autoestima y confianza: Cuando realizamos actividades podemos mostrarnos temerosos pero si tenemos confianza en nosotros mismos aunque tengamos errores podemos aprender de estos y resolver los problemas con seguridad, sin miedo a lo que vendrá próximamente.
  • Esperanza: Es cierto que la esperanza muere lo último, en situaciones difíciles nos podemos preguntar ¿Qué es lo peor que podría pasar? recuerda que las emociones a veces nos hacen tener una visión de túnel, sin considerar otras posibilidades u otras maneras de interpretar las cosas, un tiempo con reflexión y calma nos pueden ayudar demasiado para poder cambiar la interpretación de las cosas.
  • Crea Metas y objetivos: Establece metas siempre y cuando sean realistas que te beneficien a comenzar a modificar las cosas donde creas que es necesario. Hazlo con regularidad.

  • Aprende a crecer con tus problemas: Los problemas o conflictos no necesariamente tienen una connotación negativa, depende del cristal con que se mira; muchos problemas nos hacen actuar, cambiar nuestra manera de pensar, volvernos fuertes y sacar lo mejor de nosotros. Las crisis pueden hacernos levantarnos e incluso ser mejores personas de lo que eramos, solo depende de como interpretamos las cosas, después de la tormenta llega la claridad.

Cuando estés envuelto en una adversidad hazte responsable, agarra el toro por los cuernos y utiliza los pasos a seguir para que te conviertas en esa palmera que está preparada para afrontar cualquier situación. Estamos para aprender y experimentar dolor, tristeza, decepciones, pero así también para no hacerlos grandes monstruos y que no nos dejen gozar de la alegría, el orgullo, la ilusión, el amor y la paz.
Muchas gracias por visitar Psicólogos del Estado de México.  ¿Te ha gustado el artículo? No olvides darle like y compartirlo con tus amigos.
Sí tienes alguna sugerencia, comentario o duda, no dejes de escribirme a mi correo electrónico lobatojuancarlos62@gmail.com

FUENTE:https://psicologosedomexico.wordpress.com/Blog Psicólogos del Estado de México


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario