Páginas vistas en total

jueves, 1 de mayo de 2014

Los padres, pieza clave para superar el fracaso escolar

 

Los padres, pieza clave para superar el fracaso escolar

  •  Reconozca y acepte que su hijo tiene dificultades. Estudie el problema, localice dónde falla el proceso educativo y ponga los medios necesarios para superarlo.
  • Demuéstrele que le quiere no por sus éxitos, sino por él mismo.
  • Infórmese por todo lo relacionado con su colegio. No sólo por las notas, también son importantes sus problemas con los compañeros o de relación con los profesores. El niño debe sentir que sus estudios son un asunto que interesa.
  • Participe en las actividades escolares que impliquen la presencia de los padres.
  • Muestre predisposición y atienda sus necesidades y preguntas en casa, pero nunca jamás le haga el trabajo.
  • Haga saber a su hijo que usted no conoce la respuesta a todas las preguntas y propóngale buscar juntos aquellas que desconozca.
  • Potencie en el niño la confianza en sí mismo. El entusiasmo se contagia.
  • Permítale que tome decisiones y asuma responsabilidades acordes con su edad.
  • Nunca le compare con sus hermanos o amigos.
  • Jamás le haga sentirse inútil o culpable.
  • Sea coherente. Si su hijo ve leer en su casa y usted comparte con él conocimientos es más fácil despertar su deseo de aprender.
  • Cree una atmósfera que estimule su curiosidad.
  • No asedie a su hijo con la idea del estudio. Explíquele cuáles son los objetivos y qué es lo que se espera de él.
  • Antes de decidir, hable con el niño para saber cuál es su problema y qué tipo de ayuda puede ofrecerle usted.
  • No amenace ni castigue. Apueste, sobre todo, por la persuasión y la estimulación.
  • El estudio requiere sus técnicas. Enseñe a sus hijos a estudiar.
  • Enséñele a no desanimarse. Explíquele que hay que ser tenaz y buscar alternativas.
  • Evite transmitir mensajes negativos del tipo «eres un mal estudiante» porque puede llegar a creérselos y bloquear su desarrollo posterior.
  • Celebre sus éxitos, por mínimos que sean.
  • Las clases particulares no siempre son la solución. Si lo hace, debe suprimir la ayuda en cuanto se obtengan los resultados deseados.
  • Enriquezca su ocio. Que no vea sólo la televisión. Enséñele programas adecuados, llévele a museos, cuéntele historias, haga que tenga contacto con la naturaleza...
http://www.consumer.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario