Páginas vistas en total

viernes, 27 de diciembre de 2013

Terapia con luz para niños y adolescentes del espectro autista





Terapia con Luz para niños y adolescentes del espectro autista.

 Fototerapia (también llamada "terapia de luz"), que implica la exposición a la luz artificial, se está convirtiendo rápidamente en una forma popular para tratar el trastorno afectivo estacional (SAD) en los niños en el espectro del autismo. SAD es un tipo de depresión que ocurre en un momento determinado cada año, por lo general en el otoño o el invierno. Durante la fototerapia, el niño se sienta cerca de un dispositivo llamado caja de luz. La caja emite luz brillante que imita la luz natural al aire libre.

La fototerapia se cree que afecta a los componentes químicos del cerebro vinculados con el estado de ánimo, aliviando los síntomas del SAD .Usando una caja de luz también le puede ayudar con otros tipos de depresión, en trastornos del sueño y en otros trastornos.
  Puedes probar la fototerapia en tu hijo por una serie de razones ..:
     
     
-  Si el niño está tomando medicamentos para la depresión, esta puede permitir que él o ella tome una dosis más baja de antidepresivos.
  -Es un tratamiento probado para el SAD
-  Si el niño tiene otra condición (por ejemplo, el TOC, ansiedad, insomnio)
    -Si quieres probar un método de tratamiento que es seguro y tiene pocos efectos secundarios.

    La fototerapia es generalmente segura. Si ocurren efectos secundarios, por lo general son leves y de corta duración. Estos pueden incluir la fatiga visual, el dolor de cabeza, agitación y náuseas. Cuando se presentan efectos secundarios estos pueden desaparecer por sí solos a los pocos días de iniciar la fototerapia. Los padres tienen la capacidad de poder alterar los efectos secundarios, por ejemplo reduciendo el tiempo de tratamiento, moviendo al niño más lejos de la caja de luz, permitiendo al niño que descanse durante las sesiones largas, o cambiando la hora del día que él o ella utiliza para la fototerapia.
   

  Es siempre una buena idea hablar con tu médico antes de iniciar la fototerapia, pero es especialmente importante si tu hijo:
       - Toma medicamentos que aumentan la sensibilidad a la luz solar (por ejemplo, ciertos antibióticos, antiinflamatorios, hierba de San Juan).
         - Tiene una condición del ocular que hace que sus ojos sean vulnerables al daño de la luz
         -Tiene un historial de cáncer de piel
         -Tiene una condición que hace que su piel sea especialmente sensible a la luz (por ejemplo, lupus eritematoso sistémico).


Las cajas de luz deberían ser diseñadas para filtrar los rayos ultravioletas dañinos (UV), pero algunas  pueden no filtrarlos todos. Este tipo de luz puede causar daños en la piel y los ojos. Por lo tanto hay que buscar una caja de luz que emite tan poca luz UV como sea posible. Si tienes alguna preocupación  acerca de la fototerapia con relación a la piel de tu hijo, habla con un dermatólogo.

  Los minoristas de Internet, farmacias, e incluso algunas ferreterías ofrecen una variedad de cajas de luz. Además, su médico puede recomendar un modelo en particular
. Compañías de seguros de salud rara vez cubren los gastos. Hable con su médico acerca del mejor cuadro de la luz para su familia, y familiarízate con la variedad de características y opciones para ayudar a asegurarse de que usted compra un producto de alta calidad que es seguro y eficaz.

En general, la mayoría de los niños que padecen de SAD  comienzan el tratamiento con la  fototerapia a principios del otoño, cuando por lo general  el clima es más nuboso en muchas regiones .Generalmente, el tratamiento continúa hasta la primavera, cuando la luz al aire libre por sí sola es suficiente para mantener un buen estado de ánimo y proporcionar los niveles más altos de la energía.
 

          Durante las sesiones de fototerapia, tu hijo se sentará cerca de la caja de luz. Muchos niños utilizan este tiempo para completar la tarea del colegio. Para ser eficaz, la luz de la caja debe entrar en los ojos de  su hijo de forma indirecta. Él no debe mirar directamente a la luz, porque la luz brillante puede dañar sus ojos
. Asegúrate de seguir las recomendaciones de tu médico, así como las indicaciones del fabricante.

      La fototerapia es más efectiva cuando se produce la combinación adecuada de (a) el tiempo, (b) la intensidad de la luz, y (c) la duración.
        -Tiempo: Para la mayoría de los niños, la fototerapia es más eficaz cuando se hace temprano en la mañana después de despertarse. Tu médico puede ayudarte a encontrar un programa terapéutico más eficaz para tu hijo .
-    Intensidad: La intensidad de la caja de luz se  mide en lux, que es una medida de la cantidad de luz recibida en una distancia específica de la luz .Las cajas de luz fuente suele producir entre 2.500 lux y 10.000 lux . Una caja de luz de 10.000 lux normalmente requiere sesiones de 30 minutos, mientras que una caja de luz de 2.500 lux puede requerir sesiones de 2 horas.
          -Duración: Cuando el niño comienza  por primera vez la  fototerapia, su médico puede recomendar un tratamiento por períodos más cortos de tiempo: Para la mayoría de los niños, la fototerapia es más eficaz cuando se hace temprano en la mañana después de que primero se despiertan .Su médico puede ayudarle a encontrar un programa terapéutico que funciona mejor para su hijo ..           

-Duración: Cuando el niño comienza por primera vez la  fototerapia, el médico le puede recomendar tratamientos con periodos de tiempo más cortos (por ejemplo, 15 minutos). Tu hijo irá trabajando gradualmente hasta alcanzar períodos más largos .La terapia implica normalmente sesiones diarias que van desde 30 minutos a dos horas, dependiendo de la intensidad de la caja de luz.
              Ya que la fototerapia requiere tiempo y constancia, se debe elaborar una forma para que la caja de luz este sobre una mesa o en el escritorio. De esta manera, tú hijo puede leer, usar el ordenador, estudiar, ver la televisión, o comer mientras se somete a la fototerapia.  los padres deben someterle a un horario terapéutico del que nunca se deben exceder.

        La fototerapia no cura la SAD, la depresión u otras condiciones, pero a menudo alivia los síntomas, aumenta los niveles de energía y ayuda al niño a sentirse mejor acerca de sí mismo. La vida bajo este tipo de terapia puede iniciar una mejora de los sintomas en muchos casos a los pocos días de su inicio. La fototerapia requiere tiempo y constancia. Se debe configurar la caja de luz para que se pueda poner sobre  una mesa o en el escritorio. De esta manera, tu niño puede leer, usar una el ordenador o estudiar, ver la televisión, o comer mientras se somete a la fototerapia.
          La fototerapia no es efectiva para todos los niños en el espectro autista pero los padres pueden tomar medidas para obtener el máximo provecho de ella y ayudar a que sea un éxito mediante el uso de las siguientes pautas:

        1. Sigue una rutina diaria de las sesiones de terapia para ayudar a asegurar que tu hijo mantiene mejoras en el tiempo. Si tu niño simplemente no puede hacerlo todos los días, deje que él o ella tomen un día o dos de descanso. Pero piensa que debes encontrar la forma de que la terapia sea metódica.
        2.
Investiga un poco y habla con tu médico antes de comprar la caja de luz. Tienes  que estar seguro de que la caja de luz es segura, el brillo correcto, y que el estilo y características hagan que sea cómoda de usar.

          3. Mantener el rumbo. Si se interrumpe la fototerapia durante los meses de invierno, o se detiene demasiado pronto en la primavera cuando se cree que los síntomas del niños han mejorado , pensar que  los síntomas pueden volver.

4. Si los síntomas del niño no mejoran lo suficiente con fototerapia, él o ella puede necesitar tratamiento adicional. Hable con su médico acerca de otras opciones de tratamiento (por ejemplo, la psicoterapia, antidepresivos, etc.)
FUENTE:

1 comentario: