Páginas vistas en total

domingo, 20 de octubre de 2013

Orientaciones específicas en TDAH para profesores/Cambios en la metodología de la clase




Orientaciones específicas en TDAH para profesores

Cambios en la metodología de la clase

– Cambiar la demanda en las tareas: reducir su duración (dar menos) o desglosarla (dar lo mismo, pero poco a poco, encajándolo en su pauta de atención).

– Establecer más pausas; permitir combinar el trabajo con un mayor movimiento físico.

– Combinar alumnos con TDAH con compañeros de trabajo que sean tranquilos y asertivos.

– Permitir un tiempo extra con las tareas diarias y exámenes.

– Reducir el número de tareas para casa.

– Proporcionar instrucción multisensorial.

– No exponerlo en clase a situaciones en las que no pueda responder académicamente y favorecer las respuestas positivas para estimular su autoestima.

– Estimular el aprendizaje de habilidades sociales, fomentar la empatía y potenciar el autocontrol.

– Mandarle recados con frecuencia tras una actitud correcta, lo que creará una motivación para terminar sus tareas a tiempo y generará en él un sentimiento de reconocimiento de su maestro.

– Ofrecerle un cargo de responsabilidad que le permita el movimiento (repartir fichas, borrar la pizarra…).

– Evitar que se produzcan períodos largos de espera sin implicación de actividades.

– Versión de time out: parar y realizar un trabajo no es simplemente parar. Por ejemplo, ‘te vas al pupitre y tienes que hacer estas dos hojas, cuando termines vienes y las dejas en mi mesa’, y se acaba el time out.

– Dar normas claras y sencillas, muy visuales, de modo que le recuerden con un golpe de vista lo que tiene que realizar.

– Puntuar el trabajo realizado, no la exactitud. Mandar para casa si no se acaba no es una solución, porque el punto de rendimiento está dentro de clase, no en casa.

– Priorizar las tareas que requieran mayor esfuerzo mental por la mañana, y las tareas menos pesadas por la tarde.

– Enseñar pequeñas estrategias de organización/ planificación o memorización.


 
 
FUENTE:
 
www.neurologia.com Rev Neurol 2013; 57 (Supl 1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario