Páginas vistas en total

lunes, 7 de octubre de 2013

Entrenamiento neurocognitivo/TDAH



 
 
Entrenamiento neurocognitivo

El objetivo que persiguen el entrenamiento y la rehabilitación cognitiva es lograr la mejoría de las funciones mentales, a través de la ejercitación, tratando de potenciar las áreas más deficitarias para producir los cambios.

La rehabilitación neuropsicológica debe basarse en una serie de principios básicos a tener en cuenta a la hora planificar el programa terapéutico:

– Adaptación del programa de entrenamiento neuropsicológico a las características individuales, realizándolo de manera periódica y procurando que resulte dinámico y atractivo para evitar la desmotivación.

– Ejercitación breve y retroalimentación inmediata. Algunos ejercicios deben ser breves para evitar la fatiga. La respuesta será mejor si la duración de los ejercicios es más corta, facilitando así la mejor utilización de los recursos atencionales.

Cuando se realiza cualquier ejercicio de entrenamiento neurocognitivo, es aconsejable informar al niño sobre el grado de éxito/fracaso obtenido y del tiempo empleado, ya que este hecho motivará más su respuesta. A medida que obtenga los niveles de éxito mínimos exigidos, se incrementarán la dificultad y exigencias.

– Es importante que el programa de entrenamiento neuropsicológico sea variado, de modo que se usen todos los recursos disponibles, como:

a) Programas informáticos, que facilitan el desarrollo y recuperación de diversas funciones cognitivas. Permiten graduar la dificultad de la tarea, modificando la velocidad o el tamaño de los estímulos, la modalidad de presentación o el nivel de exigencia. Otro aspecto importante de los programas informáticos es que proporcionan al sujeto una retroalimentación inmediata, así como la posibilidad de corregir sus respuestas.

b) El uso de diferentes canales sensoriales simultánea y secuencialmente ofrece una estimulación compleja de la atención y de las funciones ejecutivas.

Para la implementación de un programa de entrenamiento neurocognitivo de las funciones ejecutivas, se deben tener en cuenta las siguientes estrategias básicas:

– Realizar ejercicios de duración inicialmente breves y luego ir aumentando la duración según la respuesta dada por el paciente.

– Variar frecuentemente las actividades.

– Establecer un gradiente de complejidad creciente en relación con la evolución del paciente.

– Registrar los resultados obtenidos y compartirlos con el paciente.

– Crear un ambiente propicio para la situación de entrenamiento neurocognitivo.

– Si es necesario, establecer períodos de descanso después de cada actividad.

– Simplificar las instrucciones y reducir la cantidad de información.

– Proporcionar ayudas verbales y visuales, especialmente cuando deba cambiar de actividad.

– Evitar las reacciones de estrés .
FUENTE:www.neurologia.com Rev Neurol 2013; 57 (Supl 1): S193-S203
 
Intervención
psicopedagógica en el trastorno por déficit
de atención/hiperactividad
Luis Abad-Mas, Rosalía Ruiz-Andrés, Francisca Moreno-Madrid, Raquel Herrero, Enrique Suay

No hay comentarios:

Publicar un comentario