Páginas vistas en total

martes, 18 de junio de 2013

ESTIMULAR Y FAVORECER EL DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y DEL LENGUAJE INFANTIL





 RECOMENDACIONES GENERALES PARA ESTIMULAR Y FAVORECER EL DESARROLLO DE LA COMUNICACIÓN Y DEL LENGUAJE INFANTIL


El lenguaje es una facultad que no se desarrolla por sí sola. El niño debe aprender a hablar de forma natural, en la medida en que interactúa con el entorno social.

─ Nuestra intervención en la actividad comunicativa del niño debe enriquecerla, dándole ideas, sugiriéndole otras alternativas o participando de sus iniciativas.

─ Nuestros mensajes verbales deben ser lo menos directivos posibles, para favorecer el incremento de las intervenciones del niño.

─ Es esencial para la adquisición del lenguaje una actitud comunicativa positiva y estimulante más que el nivel lingüístico del entorno en el que se produce.

─ El ambiente en el que se lleve a cabo la comunicación debe ser motivador para el niño y para el adulto.

─ El niño va construyendo el lenguaje de manera activa y necesita que pongamos a su alcance todos los medios para que lo consiga.

─ En ocasiones, es importante identificar tanto las conductas verbales como las no verbales del niño, para poder introducir respuestas que favorezcan la comunicación haciéndola más fluida.

─ Debemos crear situaciones comunicativas buscando momentos, espacios, lugares en los que compartir juegos, experiencias, sentimientos y todo tipo de actividades que favorezcan la conducta comunicativa del niño:

─ Podemos utilizar objetos caseros de la vida cotidiana.

─ Juguetes del propio niño.

─ Libros de imágenes, cuentos, fotografías, etc.

─ Pasear charlando, describiendo lo que vemos...

─ Escuchar e inventar canciones juntos

─ Jugar al veo—veo, a decir retahílas, poesías etc.

─ Fomentar la interacción.

Tenemos que ajustar nuestro lenguaje cuando nos comunicamos con el niño:

─ Adecuar el tamaño y la dificultad de los mensajes a su edad.

─ Utilizar frases simples pero bien estructuradas.

─ Evitar los enunciados desordenados.

─ Adoptar una actitud positiva frente al niño, felicitándole por sus progresos.

─ Aprender a respetar el turno de palabra.

─ No responder por él, dejar que se exprese sin miedo, con naturalidad.

Fuente: Salesianos .Logroño

2 comentarios:

  1. Hola Marién, gracias por la información, me viene muy bien para incorporarla a las propuestas que hago a las familias desde el blog, lo he compartido, quizás añada algo, pero por ahora, me viene divino tenerlo ya hecho.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Mientras leía he añadido algo, para mis padres y para quien quiera...aunque son reseñas nada más.

    ResponderEliminar