Páginas vistas en total

miércoles, 15 de mayo de 2013

Técnicas de modificación de conducta /TDAH



Cada niño tiene derecho a recibir una educación completa, y para la mayoría de los niños con TDAH se considera que un colegio estándar es el mejor lugar para ello. Existen numerosas estrategias para procurar que el aula sea un lugar de aprendizaje propicio para todos.

Estas técnicas de modificación de conducta pueden ser útiles para los profesores que tienen niños con TDAH en clase, aunque estas técnicas pueden utilizarse con cualquier niño.


  • Reforzamiento positivo: Supone ofrecerle algo que le interese o le guste justo después de que haya tenido el comportamiento que esperábamos y habíamos especificado anteriormente, con el fin de que esta conducta vuelva a producirse.
  • Sistema de economía de fichas: Este sistema pretende fomentar las buenas conductas (reforzamiento positivo – al conseguir fichas) y disminuir las conductas indeseadas (castigo negativo – al perder fichas). Se entregan fichas para premiar conductas que hemos establecido y una vez conseguido un número de fichas, se cambia por un elemento que se haya establecido previamente. Si el alumno se porta mal, pierde las fichas ganadas.
  • Imitación o modelado: Consiste en presentar la conducta a imitar con el propósito de enseñar y provocar esa conducta en otra persona. Al inicio se debe reforzar cualquier comportamiento similar y poco a poco ir reservando ese refuerzo para el comportamiento idéntico.
  • Extinción: Es el modelo más utilizado para reducir una conducta. Se trata de disminuir la respuesta reforzada a un comportamiento indeseado, para lo cual es fundamental determinar qué es lo que está reforzando ese comportamiento, para dejar de reforzarlo.
  • Tiempo fuera: Está técnica pretende privar al niño de cualquier reforzador que pueda tener en el contexto de una mala conducta aislándolo durante un corto período de tiempo (1 a 5 minutos). Se le debe explicar previamente al niño (sin mostrar mucha atención) que su comportamiento no es el correcto y que dispone de un momento aislado para reflexionar sobre ello.
  • Sobrecorrección: Cuando el niño tiene un mal comportamiento, no sólo se le va a pedir que rectifique lo que ha hecho mal, sino que además corrija los efectos de ese mal comportamiento. Así, el coste de hacerlo mal va más allá de reponer el daño hecho.

Es fundamental tener en cuenta que cuando se llevan a cabo medidas para reducir o eliminar una conducta hay que complementarlas con medidas dirigidas a fomentar y desarrollar la/s conductas deseadas.


Situación/Solución


Situación: El niño olvida las normas o instrucciones en cuanto las recibe.


Solución:
  • Reducir al mínimo las instrucciones. Siempre breves, simples y claras.
  • Pedir al niño que repita lo que se le ha dicho.
  • Usar técnicas de memorización para que recuerde las normas.
  • Utilizar recordatorios visuales sencillos.

Situación: Tiene dificultad para mantenerse sentado y concentrarse.


Solución:
  • Dejar que el niño dibuje o garabatee mientras se le habla.
  • Permitir que el niño se levante un rato de su mesa.
  • Puede encargarle un recado para que se tranquilice.
  • Dejar que se ponga los auriculares para poder concentrarse.
  • Permitir que tenga una pelota anti-estrés de gomaespuma.

Situación: El niño molesta a sus compañeros de clase.


Solución:
  • Ser específico en las demandas.
  • Evitar el tono sarcástico o enfadado en la voz.
  • Dejar que el niño vaya a un área de trabajo apartada.
FUENTE:www.tdahytu.es/ tdahytu, información científica actualizada sobre el Trastorno por ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario