Páginas vistas en total

jueves, 16 de mayo de 2013

Pasos para consolidar un hábito de trabajo en casa



Pasos para consolidar un hábito de trabajo en casa

 
Los niños necesitan rutinas para sentirse seguros y tranquilos en su ambiente. Esta rutina establece horarios, pero además los hábitos repetitivos ayudan a construir un equilibrio emocional, que les proporciona un mecanismo importantísimo para su educación y para la construcción de su personalidad.
La repetición de los actos cotidianos forman hábitos y la repetición de los hábitos forman virtudes.(María algueró, Experta en Atención Temprana).


A continuación se muestran una serie de pasos que se pueden seguir para consolidar un hábito de trabajo en casa. Pero, ¿cuándo hay que utilizar este procedimiento?
  • Si al niño le cuesta ponerse a hacer sus tareas sin tener que recordárselo.
  • Si los maestros "no están satisfechos" con el trabajo que hace el niño en casa.
  • Si los niños se distraen demasiado con la televisión, ordenador y otros juegos.
Pasos a seguir:
  1. Limitar el uso de la televisión: reducir el número de televisores en casa. No ver la tele durante las comidas de la familia. Seleccionar los programas y las horas que se van a ver en la televisión.
  2. Hacer la lectura sea más importante que ver la televisión: llevar a los niños una o dos veces por semana a la biblioteca pública. Sacar libros tanto para los niños como para los padres (nada como un buen ejemplo). Hacer de la lectura conjunta de padres e hijos una tradición familiar.
  3. Establecer una hora para hacer los deberes en casa: escoger la misma hora cada día, de lunes a viernes, para que los niños hagan la tarea o lean. Establecer el duración de la hora de los deberes en función del curso y las necesidades particulares de cada niño.
  4. Escoger un lugar adecuado para hacer los deberes: buscar un lugar silencioso, cómodo y aislado. Disponer de los materiales necesarios para evitar tener que levantarse y distraerse.
  5. Explicar al niño el plan previsto: explicarle por qué se ha tomado está decisión. Explicarle lo que se considera "una buena hora" de deberes. Explicarle las ventajas que tendrá hacer "una buena hora" de deberes.
  6. Mientras ellos hacen la tarea, los padres pueden realizar una actividad tranquila que les sirva de modelo como leer o escribir.
  7. Recompensar al niño cuando haya tenido "una buena hora" de deberes permitiéndole ver la televisión o realizar alguna otra actividad agradable.
  8. Hacer un seguimiento regular del plan para introducir los ajustes necesarios.


Blechman, E.A. Cómo resolver los problemas de comportamiento en la escuela y en casa. Ed. CEAC. 1990
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario