Páginas vistas en total

domingo, 19 de mayo de 2013

Asperger Adolescentes/Cyber-bullying







Cuando la intimidación del  adolescente se apoya en la  tecnología surge el "cyber-bullying". A través de la tecnología digital, los mensajes agresivos pueden ser transmitidos instantáneamente a una amplia audiencia. Los remitentes pueden permanecer en el anonimato o con falso  nombre de usuario, y pueden adjuntar imágenes degradantes o explícitas. La llamada  "hostilidad electrónica" incluye cualquier tipo de acoso o intimidación que ocurre a través de diversas fuentes, por ejemplo:

  • Blogs.
  •  Chat.
  • Email.
  • mensajería instantánea.
  • mensajes de texto.
  • sitios web.
  • otros formatos electrónicos.


A pesar del hecho de que el acoso adolescente ocurre de muchas maneras, los investigadores generalmente distinguen varias características fundamentales:

  • La hostilidad se nutre de un desequilibrio de poder entre el agresor y la víctima
  • La hostilidad se repite.
  • La hostilidad es intencional.


La intimidación puede empeorar la salud mental de los adolescentes  pero más especialmente en alumnos  con síndrome de Asperger  y autismo de alto funcionamiento. Los adolescentes que sufren acoso son más propensos a pensamientos de suicidio y al comportamiento suicida. Además, los que sufren cyber-bullying son más propensos  ​​a consumir alcohol y otras drogas, ser castigados en el colegio, faltar a la escuela.

Los adolescentes  son reacios a denunciar el acoso a los padres y a los docentes. En un estudio, los adolescentes informaron que son reacios a hablar sobre el acoso cibernético con los educadores u otros adultos en la escuela, ya que el acoso cibernético ocurre a menudo con los móviles, y en la escuela no se permite el uso de teléfonos .Además, los adolescentes pueden ser reacios a denunciar el acoso cibernético a las madres y padres por temor a perder su móvil o los privilegios de Internet.

Los estudios indican que el comportamiento de los padres puede impedir que los adolescentes se conviertan en agresores o víctimas de la intimidación.

Considere las siguientes estrategias específicas:

1. Proporcionar un hogar seguro y amoroso e intelectualmente estimulante para su hijo con  Asperger o adolescente HFA. Actividades simples como ayudar con la tarea y compartir las comidas familiares regulares se han vinculado a la reducción de las tasas de acoso escolar.


2. Supervise los programas que ve su hijo en TV. Además, supervise también las actividades  en el ordenador y en los mensajes de texto.


3. Enseñe a su hijo con "necesidades especiales" a manejar las emociones negativas dando ejemplo con su propia conducta. A reflexionar sobre la forma de responder a los fuertes sentimientos de ira, el miedo o la tristeza, teniendo cuidado en identificar y aceptar sus emociones, expresarlas sin culpar a los demás, y responder sin hostilidad.


4. Aproveche cualquier oportunidad de familiarizarse con los compañeros de su hijo. El bullying adolescente tiende a disminuir con la edad. Sin embargo el cyber-bullying podría ser una excepción, aunque se necesita necesita más investigación para determinar si esta forma de intimidación adolescente se vuelve menos común cuando los hijos maduran. Mientras tanto, hable con su hijo con  síndrome de Asperger o adolescentes HFA sobre la intimidación. Incluso si él o ella confiesan no ser intimidados, ofrézcale  sugerencias específicas para mantener a raya a la intimidación, por ejemplo:

  • Involucrarse en una pelea sólo puede conducir a una mayor hostilidad.
  • Si está siendo acosado o ha sido atacado físicamente por un agresor, no ha de tener miedo en contarlo a un adulto de confianza.
  • Si estás en una situación en la que el  bullying podría suceder, no estés  solo. Procura estar con  con compañeros de confianza durante el día escolar. Si  estás caminando a casa desde la escuela, encuentra a alguien que vaya contigo.
  • Pasa  tiempo con amigos de confianza. Haz nuevos amigos a través de las actividades después de la escuela (por ejemplo, la música, el teatro, atletismo, etc.)
  • Anda seguro, haz contacto visual y habla asertivamente al agresor. Simplemente con decir "stop" o alejarse del agresor - o borrar mensajes de correo electrónico ofensivos o mensajes de texto - puede ser suficiente.


Si su hijo admite que está siendo acosado, entre en acción. Comience por tranquilizar a su hijo. Dígale que usted hará todo lo que pueda para ayudarlo y no le quite ni móvil ni Internet como consecuencia de la intimidación. No le haga sentir que está siendo acosado por su culpa. A continuación, haga lo siguiente:

1. Descubra cómo el bullying se aborda en el currículo de la escuela, y cómo lo afronta el personal docente.


2. En lugar de culpabilizar, pida ayuda para resolver el problema de la intimidación. Tome notas sobre estas reuniones. Recuerde que se puede necesitar  tiempo para que los educadores y administradores investiguen el acoso de una manera justa y objetiva.


3. Comience con el profesor o profesores  de su hijo. Pregunte si el comportamiento de su hijo ha cambiado en clase o si hay otras señales de advertencia. También puede consultar al personal docente que considere necesario.


4. Escriba los detalles (por ejemplo, la fecha, quién participó, lo que ocurrió en concreto, etc.) Registre los hechos lo más objetivamente posible. Si los pasos anteriores no ayudan a la situación de su hijo con Asperger ,consulte a un profesional de salud mental. También puede considerar hablar con un abogado. La adopción de medidas legales para interrumpir una cultura de intimidación puede hacer que su comunidad sea más segura para todos los adolescentes.
Fuente:My Aspergers Child

No hay comentarios:

Publicar un comentario