Páginas vistas en total

domingo, 27 de enero de 2013

Dimensión semántica /Evaluación de las dimensiones del lenguaje



Dimensión semántica


El objetivo de la evaluación consiste en valorar el conocimiento del significado del niño tanto en la comprensión como en la expresión y detectar dificultades. Sin embargo, hay que tener en cuenta que para la valoración de esta área, existen problemas importantes a la hora de diseñar instrumentos, puede estar influenciada por aspectos perceptivos, cognitivos, afectivo- emocionales y sociofamiliares y, además, disponemos de escasos estudios sobre el desarrollo semántico.

En esta dimensión hay una diferenciación clara entre la evaluación de la comprensión y de la producción.

La valoración de la comprensión suele ser más compleja. Así durante los primeros años, se realiza a través de la observación de la actividad motriz del niño. Diferentes investigaciones vinculan el papel que desempeña el desarrollo conceptual y cognitivo en la adquisición del lenguaje. No obstante, la evolución de la comprensión semántica aún no se ha llegado a explicar del todo y no se conoce cómo el niño pasa a formular conceptos cada vez más complejos.

En la evaluación de la producción se valora la complejidad semántica (uso de palabras concretas y palabras abstractas) y valoración del significado de las distintascombinaciones
morfosintácticas: uso de oraciones que expresen comparaciones, relaciones de causa- efecto, similitudes, inclusión exclusión, etc.

Además tanto en la producción como en la comprensión habría que analizar la forma en que el niño utiliza las palabras para determinar el significado que le da. Así se pueden diferenciar diferentes tipos de significados y errores de asignación:

-Sobreextensión de significado: el niño utiliza una plabra para designar un rango más amplio. Por ejemplo, utiliza la palabra "coche" para designar a un número amplio de transportes (coche, camión, autobús, etc.)


-Infraextensión de significado: consiste en que el niño utiliza exclusivamente una palabra para un subtipo de los referentes de la categoría de los adultos. Por ejemplo, utiliza la palabra "papá" para referirse a todos los hombres que llevan barba y gafas (como su padre).

Referente erróneo: confusión de a qué se refiere una determinada palabra.


Palabras de déficit: consiste en que el niño conoce el significado de una palabra, pero no tienen la forma fonológica. En estos casos el niño puede inventar su propia palabra o crear una, fuera de las palabras conocidas. Suelen emplear perífrasis (para decir silla dice "en lo que nos sentamos") o deícticos ("eso", "aquello", etc.). En ambos casos, este recurso se puede relacionar con dificultades de evocación o acceso al léxico.

 
Valorar el significado de palabras relacionales, como nexos, preposiciones, y el significado contextual de pronombres, adverbios, términos deícticos, en los que el significado varía dependiendo del contexto.

 
También en niños más mayores conviene evaluar si entienden el significado figurativo de modismos, metáforas, proverbios, chistes y adivinanzas.
Fuente:ILD psicología 

No hay comentarios:

Publicar un comentario