Páginas vistas en total

domingo, 28 de octubre de 2012

Desarrollo del lenguaje del niño /Nivel Semántico


  • Nivel Semántico
*Se refiere a la comprensión del lenguaje; se inicia mucho antes de que el niño emita la primera palabra y es una asociación de imágenes mentales que posteriormente se generalizan para formar conceptos. Después del balbuceo, las vías y centros nerviosos auditivos y visuales se preparan para dar base de los conceptos verbales y dar pie a la formación del lenguaje interior.
Se refiere no solo a la relación de las palabras, sino de las oraciones, por lo que el hablante debe tener un amplio conocimiento del medio para entender y relacionar el mensaje con dichos conocimientos.
Etapas:
-Lenguaje indiferenciado. Reacción al lenguaje sin llegar a distinguir la palabra.
-Lenguaje diferenciado. Reacción de gusto o enojo, de acuerdo al tono de voz.
-Lenguaje interior. Se inicia desde los primeros meses y alcanza su madurez a los dos años y medio. El niño almacena conceptos, aunque aún no puede expresarlos, los comprende en su totalidad.
 
 
El desarrollo semántico temprano: la comprensión de los primeros conceptos .Para poder conseguir el desarrollo semántico pleno, el bebé debe alcanzar los pri­meros estadios de formación de conceptos; ha de entender que los objetos siguen existiendo incluso cuando no los tiene delante (permanencia del objeto). Pero antes de desarrollar la comprensión simbólica, los niños muestran el entendimiento de ciertas frases familiares asociadas a situaciones y acciones que ocurren regular­mente. Cuando escucha determinadas expresiones y realiza determinados gestos (por ejemplo, alarga la mano cuando escucha «el coche» o «el osito»), eso demues­tra que el niño está desarrollando la comprensión conceptual. Según Rondal y Se­rón (2006), la comprensión del lenguaje se adquiere por relación con las personas más cercanas al bebé en situaciones cotidianas de interacción.

 

Las rutinas preverbales aparecen hacia los 4 meses. En ellas participa el bebé y la madre o el padre, y se trata de emisiones y acciones repetitivas predecibles, como por ejemplo, el «cucú-tras-tras» o las «palmas, palmitas».
Hacia los 9 meses los bebés muestran una clara intención comunicativa, es decir, se asegura la atención del adulto y realiza sus emisiones esperando captar esa atención. Dicha intención comunicativa se refleja en las emisiones protodeclarati­vas (intento de llamar la atención del adulto sobre un objeto o sobre sí mismo) y protoimperativas (intento de conseguir que el adulto haga algo).

En la tabla siguiente se recoge el incremento en la comprensión de las palabras durante la Educación Infantil, según los indicadores generales:

Edad
Vocabulario
30 meses
500 palabras
48 meses
1.500 palabras
5 años
2.000 palabras

En relación con las funciones de Halliday (1973), en la etapa prelingüística se dan las siguientes:

Funciones
Ejemplos
Instrumental
«Ma-ma-ma» con la mano extendida («dame eso»).
Reguladora
«A-a» cogiendo las manos del adulto («vamos a jugar otra vez»).
Interactiva
«A…» respondiendo a «¿quieres ir a la calle?».
Personal
«Mimi» echando los brazos hacia el adulto («quiero dormir»).
 
 

3 comentarios:

  1. la informacion esta muy explicita y concreta,,,

    ResponderEliminar
  2. hola quería saber si tenéis algo relacionado con como hacer un guion para una reunión con padres en que se hable sobre el proceso y colaboración necesaria para iniciar la ampliación del vocabulario de un hijo que tenga un vocabulario muy reducido

    ResponderEliminar
  3. hola quería saber si tenéis algo relacionado con como hacer un guion para una reunión con padres en que se hable sobre el proceso y colaboración necesaria para iniciar la ampliación del vocabulario de un hijo que tenga un vocabulario muy reducido

    ResponderEliminar