Páginas vistas en total

jueves, 10 de mayo de 2012

Etapa de Infantil/Indicadores de inadaptación/Medidas ordinariasy extraordinarias


Etapa de Infantil

Algunos indicadores de inadaptación son

·       Aislamiento.

·       Rechazo de lo que la maestra le ofrece.

·       Preocupación continua por la familia.

·       Trastornos, sobre todo digestivos, que pueden agravarse con malestar, fiebre, vómitos.

·       Rechazo a ir al colegio y a la actividad diaria del colegio.

·       Aferrarse a los objetos  familiares.

·       Encerramiento en sí mismo sin intercambiar experiencias.


Cuando el niño ha superado este período nos encontramos con un comportamiento totalmente diferente:

·       Acercamiento a la maestra.

·       Máxima utilización del espacio y de los objetos, haciéndolos suyos.

·       Relación con los iguales.

·       Acepta lo que la maestra le ofrece.

·       Ofrece a la maestra objetos.

·       Expresa sentimientos de su mundo emocional.

·       Despreocupación de la familia.

·       Se encuentra biológicamente bien (no vomita).

·       Se desprende de los objetos familiares.

·       Desea ir al colegio.

·       Se despega de los familiares.

·       Se encuentra emocionalmente bien (habla con los padres, los amigos…).


Medidas ordinarias

Utilización del juego

La utilización del juego como medio de ejercicio, exploración y acercamiento a la representación y al símbolo implanta en el aprendizaje del alumno un continuo de sorpresa, motivación e interés que busca conocer el desarrollo adecuado de los elementos programados. De aquí parten y en él se fundamentan todas las actividades posibles en el aula como son el juego heurístico, por zonas, psicomotricidad, talleres, rutinas...

Coordinación con las familias

El otro gran aspecto en el que debe basarse la actividad en el aula del profesor  es, como veíamos, en la coordinación continua con las familias la cooperación con éstas se da sobre todo en dos niveles fundamentales.

·       Intercambio de información en el contacto informal  diario, en los momentos de llegadas, salidas, a través de entrevistas, cuestionarios, informes individuales, notas informativas, reuniones generales por ejemplo al principio de curso y en el período de adaptación, información escrita con folletos, carteles, circulares.

·       Implicación de los padres en tareas de apoyo, en los talleres, en el período de adaptación, en el desarrollo de las Unidades didácticas, en las actividades extraescolares, en las fiestas...La relación con los padres en esta etapa, como vemos, hade ser continua.

Medidas extraordinarias

Las medidas extraordinarias son, como vimos, aquellas que se acercan más directamente a las acciones que se han de realizar directamente con los niños, estas actuaciones han de quedar reflejadas en el documento de adaptaciones curriculares  y podemos señalar a modo de ejemplo algunas de ellas:

·       En las necesidades educativas específicas por discapacidad psíquica: utilizar el aprendizaje por cadena o encadenamiento que secuencia los pasos muy pormenorizadamente.

·       En las necesidades educativas específicas por  trastorno generalizado del desarrollo (TGD) utilizar agendas visuales donde el niño vea secuenciadas las acciones que va a realizar, modelado de la acción por parte del adulto, redundancia de la información por varios canales sensoriales, refuerzo positivo, significatividad y funcionalidad.

·       En las necesidades educativas específicas derivadas de discapacidades sensoriales visuales: la iluminación de los espacios, cuidando los contrastes que sirvan de obstáculo para el trabajo con estos niños, estabilidad del  ambiente, señalización adecuada con texturas que puedan percibir y diferenciar, cuidado de los desplazamientos, texturas y materiales variados que estimulen la investigación, la ex-ploración y la discriminación.

·       En las necesidades educativas específicas derivadas de discapacidad auditiva: Ubicación que permita la adecuada visualización del niño de la cara del educador, cuidado de algunas actitudes del docente, como no explicar de espaldas al niño, realizar una gesticulación adecuada, no llevar bigote, barba u obstáculos que impidan un visualización clara del rostro, eliminación de elementos distractores, verbalizaciones claras y sencillas.

·       En las necesidades educativas específicas motóricas como son: la ubicación, adaptaciones de material, mobiliario y espacios...

Fuente:La atención a la diversidad una realidad cambiante en los centros.CEU

No hay comentarios:

Publicar un comentario